fbpx
Fundación Aquae > Un libro a diario para el #DíaDelLibro: ‘Océano de vida’, de Callum Roberts

Un libro a diario para el #DíaDelLibro: ‘Océano de vida’, de Callum Roberts

17/04/2019 - Blog
Publicado en 2013 en inglés, en Océano de vida: Cómo están cambiando nuestros mares, el Doctor Callum Roberts escribe uno de los libros de referencia sobre la transformación de los océanos y los mares durante las últimas décadas debido al cambio climático y a la actividad humana.
Compartir en

La situación de los océanos y de los mares debido al cambio climático, a la sobrepesca y a la contaminación producto del ser humano, ha provocado una situación en los últimos tiempos que amenaza a la fauna y a la flora marítimas y oceánicas. En Océano de vida (Alianza Editorial, 2014), Roberts lanza en sus páginas una llamada de atención tan sensible y rigurosa sobre las numerosas amenazas que se ciernen sobre el mar y los océanos, y, por tanto, sobre los humanos, por el abuso que hacemos de sus aguas. Pero también ofrece unas estimulantes posibilidades para revertir esa situación y poner freno a la degradación del mar.

Roberts, biólogo marino, desarrolla en Océano de vida una mirada científica, pero, a su vez, no abandona un carácter divulgativo y didáctico que nace del deseo de llegar a un conjunto amplio de lectores. Su libro arranca recordando que no sabemos, en términos generales, nada del casi 70% del planeta, esto es, de sus mares y océanos, aunque es el lugar de nacimiento y vivero de toda la vida conocida. Roberts muestra un gran dominio de la investigación, creando un contexto amplio que expande y enriquece, a su vez, con un gran detallismo a la hora de desarrollar sus ejemplos.



Roberts hace hincapié en la sobrepesca, a la cual se añade el cambio climático, el aumento del nivel del mar y la acidificación de los océanos, problemas muy actuales que el biólogo ya comenzó a tratar en su libro y en otros textos hace años, alertando de una situación que es cada vez más alarmante. Para hablar de estos temas, Roberts no solo acude a una base teórica bien fundamentada, sino que recurre a casos concretos. Por ejemplo, y aun teniendo en cuenta que algunos datos han podido cambiar desde su publicación, habla de cómo en la Antártica, los pingüinos, que una vez anidaron en la nieve, ahora se apiñan en el lodo del fondo del barro, cuyas plumas suaves adaptadas para la nieve se empapan en aguanieve y llovizna y los polluelos mueren; que las poblaciones de Adelia en la Península han bajado un 90% en 30 años; que en los últimos veinticinco años el Mar del Norte se ha calentado 1.25ºC. En cuanto al nivel del mar, expone, por ejemplo, que en los primeros siete años después de su apertura en 1984, la Barrera del Támesis se cerró cuatro veces; ahora se cierra entre cinco y diez veces al año. El delta del Mississippi pierde 50 kilómetros cuadrados de tierra al año a través de una combinación de hundimiento y aumento del nivel del mar.

Pero además de mirar hacia estas problemáticas, en Océano de vida, Roberts transmite su pasión por el mar y el océano y lo que esconden, mostrando aquello que anida bajo las aguas y que de no cuidarse podría desaparecer. Por ejemplo, habla de especies poco conocidas como los terópodos, que crecen en mares polares a densidades de 10.000m3 dentro de “castillos de concha esculpidos en cristal transparente cuya belleza fría parece perfectamente adaptada a los mares helados". Una especie clave en la red alimenticia pero que, dentro de cincuenta años, podrían desaparecer debido a la acidificación.

 

Etiquetas:

 

Compartir en