Campus logo
Aquae

¿Cómo se usa el agua en el hogar?

¿Cómo se reparte el gasto del agua en un hogar? Según datos publicados por un informe del Ministerio para la Transición Ecológica, para el caso de viviendas sin jardín los tres usos principales tienen lugar en un único escenario: el cuarto de baño.

Existen muchas soluciones para ahorrar agua que podemos utilizar en el lugar donde más agua se consume de toda la casa: el baño. Según el informe que publica el Ministerio para la Transición Ecológica español, en viviendas sin jardín, el consumo de agua del hogar se produce fundamentalmente en el cuarto de baño. Es, por tanto, también en el baño donde encontraremos la fuente de mayor desperdicio de agua en casa.

Distribución del consumo de agua en el hogar

Podría parecer que algunos electrodomésticos como al lavadora tienen un gran impacto medioambiental. Especialmente en cuanto al consumo de agua en el hogar se refiere. Pero lo cierto es que este gran electrodoméstico apenas representa un 10% del consumo de agua total que se realiza en una casa. Hay muchas otras prácticas que suponen un gran consumo de agua para los ciudadanos españoles.

La ducha o el baño suponen un tercio del consumo (34%); el inodoro supone el 21%; y el gasto de agua en el lavabo representa el 18%. Según este informe, en el baño consumimos casi las tres cuartas partes del agua total que consumimos en nuestras casas. El baño supone un gran foco de desperdicio de agua en el hogar, por lo que es importante tomar acciones para reducir en la medida de lo posible nuestro impacto sobre el estrés hídrico que sufren las ciudades.

Tipos de usos del agua en el hogar

Dentro del cuarto de baño, la ducha / baño supone, por sí sola un tercio del consumo 34%. Siguen el uso del inodoro (21%) y el gasto del agua en el lavabo 18%. De hecho, de acuerdo con este estudio, en el baño consumimos casi las tres cuartas partes del agua.

Te presentamos diferentes ejemplos de agua consumida en actividades cotidianas:

Lavar la ropa = 60-100 litros

Limpiar la casa = 15-40 litros

Limpiar la vajilla a mano = 100 litros

Cocinar = 6-8 litros de consumo medio de agua

Darse una ducha = 35-70 litros

Bañarse = 200 litros

Lavarse los dientes = 30 litros de consumo medio de agua

Lavarse los dientes (cerrando el grifo) = 1,5 litros

Afeitarse = 40-75 litros

Afeitarse (cerrando el grifo) = 3 litros

Lavar el coche con manguera = 500 litros

Lavarse las manos = 1,5 litros

Descargar la cisterna = 10-15 litros

Media descarga de cisterna = 6 litros

Limpiar la vajilla a máquina = 18-50 litros

Regar un jardín pequeño = 75 litros

Riego de plantas domésticas = 15 litros

Beber = 1,5 litros

Cómo reducir tu impacto medioambiental

Imagínate todo lo que puede suponer si hacemos consumo de agua en el hogar más eficiente. Especialmente en torno a nuestros hábitos de higiene, que es donde el desperdicio de agua es más elevado. Te proponemos algunas ideas:

  • Usa un rociador de ducha de bajo consumo.
  • En la ducha el tiempo vuela, reduce un poquito el tiempo y lo notarás.
  • Utiliza perlizadores; es una solución barata y súper ecológica.
  • Los grifos monomando mejorados te facilitarán un consumo doméstico más eficiente.

Según cifras oficiales, el consumo de agua en España por persona alcanza los 265 litros. Sin embargo, son peores aún las cifras que comparte la ONU, que concluye que el dato de consumo de agua por persona es de 320 litros.

Independientemente de cuál sea el dato exacto o correcto, está claro que el consumo medio de agua en España y, en general en el mundo, es muy alto. El agua potable es cada vez un bien más escaso y necesario y, por lo tanto, si hacemos un consumo más eficiente de nuestra higiene, podríamos ahorrar mucha agua. Te proponemos algunas ideas:

  • Dúchate en vez de bañarte, esto reduciría considerablemente el consumo medio.
  • Cuando te laves los dientes utiliza un vaso de agua.
  • Reduce el tiempo de tu ducha y lo notarás.
  • No tires papeles al inodoro, échalos a una papelera.