Las principales características del agua

El agua es esencial para la vida. Conocer las características y propiedades de uno de los recursos más valiosos del planeta es una forma de comprender mejor nuestro entorno a la vez que tomamos consciencia de la importancia de protegerlo. Desde Fundación Aquae te explicamos las particularidades del agua.

De entre las características del agua, seguramente la más destacada es que es el elemento indispensable para la supervivencia de las especies. Puede encontrarse en cualquier lugar ya que, gracias a sus diferentes estados, el agua está presente en ríos mares, lagos, glaciares y en el vapor de la atmósfera.

Más del 70% de la superficie del planeta está cubierta de agua y sus propiedades nos ayudan a entender por qué el agua es tan indispensable para los seres vivos y es el elemento fundamental que permite el desarrollo de la vida.

Características del agua, un requisito fundamental para la vida

El 70% de la superficie terrestre está cubierta de agua líquida, casi las tres cuartas partes. Cerca del 96% corresponde al agua salada que forman los océanos. Del resto, aproximadamente el 69% se encuentra congelada en los polos y entre un 1% y un 4% es el vapor de agua de la atmósfera. Eso sin olvidar que también se encuentra presente en el cuerpo humano en gran medida, puesto que el porcentaje de agua en nuestro cuerpo ronda entre el 50 y 80%.

Top 5 características del agua

Las cinco principales características del agua son:

  1. Es un líquido inodoro: no tiene olor salvo cuando contiene sustancias disueltas. Es insípido, lo que significa que no posee un sabor determinado. Y es incoloro, es decir, no tiene color y, en su estado puro, es completamente transparente.
  2. Es el solvente universal: en ella se disuelven más sustancias que en cualquier otro líquido.
  3. El agua común es un excelente conductor de la electricidad, gracias a sus moléculas cargadas eléctricamente.
  4. El sonido se propaga en el agua sin prácticamente pérdidas, especialmente las frecuencias bajas. Esto permite la comunicación vía sonar, característica de los cetáceos.
  5. En casi todos sus estados, el agua no puede comprimirse debido a su baja viscosidad.

Los tres estados del agua

Las propiedades del agua hacen de ella una sustancia única en la naturaleza. Y muy preciada, por lo que debemos involucrarnos en su uso sostenible y ahorro. Las características del agua pueden ser tanto físicas como químicas. Una fundamental es que es el único elemento que se puede encontrar en los tres estados de la materia:

  • Estado sólido. Se produce cuando el agua es sometida a una temperatura inferior a 0ºC y se congela. El fenómeno recibe el nombre de solidificación, y se produce cuando todas las moléculas que componen el agua están unidas. En este estado, encontramos agua en los glaciares o en zonas montañosas de nieve.
  • Estado líquido. Es la forma más predominante en la superficie de la Tierra. De esta manera se encuentra en ríos, lagos, mares, océanos… El paso del estado sólido al líquido recibe el nombre de fusión; ese estado, en el que la mayoría de las moléculas -pero no todas- siguen unidas, se produce entre los 0º y 100º.
  • Estado gaseoso. Cuando el agua es sometida a una determinada temperatura se produce la evaporación. El agua de los océanos, ríos, lagos u otras fuentes acuáticas se evapora y se condensa en la atmósfera. De esta manera surgen las nubes, compuestas por una acumulación de partículas de agua. En este caso, las moléculas se liberan completamente.

Propiedades físicas del agua

Algunas de las características del agua desde un punto de vista físico son:

  • Su densidad es de 1g/cm3, es decir, 1 centímetro cúbico de agua líquida pesa 1 gramo. En cambio, cuando se encuentra en estado sólido la densidad es menor, por eso el hielo flota en el agua.
  • Su punto de congelación es a 0ºC, mientras que el de ebullición es a 100 °C a nivel del mar.
  • El agua del planeta está en cambio constante y siempre en movimiento.
  • Tiene la capacidad de absorber mucho calor antes de que suba su temperatura. Gracias a esta propiedad, ayuda a regular el cambio de temperatura del aire en las diferentes estaciones del año.
  • Posee una tensión superficial muy elevada, y por ello es pegajosa y elástica. Y esta característica del agua es la que permite que algunos insectos como las arañas puedan caminar sobre ella.

Propiedades químicas del agua

  • Su fórmula química es H₂O: un átomo de oxígeno ligado a dos de hidrógeno.
  • La molécula del agua tiene carga eléctrica positiva en un lado y negativa en el otro, propiedad que ocasiona que sus moléculas se unan entre sí.
  • Contiene minerales y nutrientes de gran valor.
  • El agua pura tiene un pH neutro de 7: esto significa que no es ácida ni básica.
  • Reacciona con los óxidos ácidos, los óxidos básicos y el metal.
  • Cuando se une el agua y las sales, se forman los hidratos.

Las principales características del agua: top 5

Tipos de agua

Existen varios tipos de agua en función de sus características químicas, físicas o biológicas:

  • Agua potable. La destinada para el consumo humano por su calidad y condiciones.
  • Agua dulce. Se halla de manera natural en la superficie terrestre y en los ecosistemas subterráneos.
  • Agua salada. Aquella que se encuentra en océanos y mares.
  • Agua salobre. Tiene más sales disueltas que la dulce y menos que la salada.
  • Agua dura. Presenta un alto nivel de minerales disueltos.
  • Agua blanda. Posee una mínima cantidad de sales.
  • Agua destilada. Cuando ha sido purificada o limpiada.
  • Aguas residuales. Cualquier tipo de agua afectada por la influencia antropogénica.
  • Aguas negras. Aquellas contaminadas con heces u orina.
  • Aguas grises. Provienen del uso doméstico.
  • Agua cruda o bruta. No ha recibido ningún tratamiento y se encuentra en fuentes y reservas naturales.

El estudio de las propiedades del agua nos recuerda el papel fundamental que este elemento desempeña en nuestra vida. Sin embargo, se trata de un recurso bajo amenaza extrema debido a las acciones del ser humano que no ha hecho más que servir como aliciente para la crisis climática que ya vivimos.

Proteger este recurso tan valioso está al alcance de todos. El primer paso para cuidarla y preservarla es conociendo el volumen que usas de manera directa cada día. Esto se conoce como huella hídrica y desde Fundación Aquae ponemos a tu disposición nuestra calculadora de huella hídrica. Porque debemos realizar todos los esfuerzos posibles para su protección, conservación y mantenimiento.