Top 5 propiedades del agua

El agua es un elemento primordial para la vida del ser humano y de todo el planeta. Ella hizo posible el origen de la vida y es la sustancia más abundante en la Tierra. Pero, además, posee una serie de las propiedades del agua físicas y químicas la convierten en un elemento único.

“El agua es inodora, incolora e insípida” es posiblemente la frase más conocida sobre el agua. Las propiedades del agua la convierten en el componente más importante para la vida en la Tierra. Es un elemento único porque sus propiedades no se pueden hallar en otros líquidos. En este sentido, cuando es ingerida por el ser humano, el agua tiene múltiples beneficios para nuestro organismo. Pero el agua aparece en otros estados, no solo el líquido.

Antes de ver las propiedades del agua, definamos qué es el agua. El agua se define como una sustancia cuyas moléculas están compuestas por un átomo de oxígeno y dos átomos de hidrógeno. En sus diferentes estados encontramos agua en los ríos, lagos, mares, océanos, glaciares y vapor de agua, entre otros. Las características del agua son únicas en la naturaleza. Te contamos por qué.

 

Top 5 de las propiedades del agua

De entre las diferentes propiedades del agua, tanto químicas como físicas, las siguientes cinco son las más importantes:

 

  1. El agua es la única sustancia que se puede encontrar en los tres estados de la materia. Los estados del agua son:
  • Estado sólido. Cuando el agua es sometida a una temperatura inferior a 0ºC y se congela. El fenómeno recibe el nombre de solidificación y se produce cuando todas las moléculas que componen el agua están unidas.
  • Estado líquido. Es la forma más predominante. En esta estado se encuentra en ríos, lagos, mares, océanos… El paso del estado sólido al líquido recibe el nombre de fusión; la mayoría de las moléculas siguen unidas, aunque no todas, produciéndose ese estado líquido entre los 0º y los 100ºC.
  • Estado gaseoso. Cuando el agua es sometida a una determinada temperatura se produce la evaporación. El agua se evapora en forma de vapor y se condensa en la atmósfera. De esta manera surgen las nubes, compuestas por una acumulación de partículas de agua.
  1. Otra de las propiedades del agua más singulares tiene que ver con nuestra percepción del agua a través de los sentidos. El agua es inodora, incolora e insípida.
  • Salvo cuando contiene sustancias disueltas en ella, el agua no tiene olor. Esto se debe a que está compuesta por oxígeno e hidrógeno en proporción de dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno. Dado que las moléculas de estos componentes químicos son inodoras, el agua hereda de ellas esta propiedad.
  • El agua no posee color alguno y en su estado puro es transparente. Los motivos son los mismos por los que es inodora: las moléculas que componen el agua son incoloras.
  • El agua es inspípida. No tiene un sabor determinado cuando se encuentra en estado puro, si bien cuando contiene sales o aire en disolución presenta cierto sabor.

 

propiedades del agua

 

  1. El agua es considerada el solvente universal porque en ella se disuelven más sustancias que en cualquier otro líquido. Ahora bien, existen sustancias que no se disuelven en ella, como las sustancias químicamente apolares. Pero como tiene propiedades de polaridad –carga negativa y positiva– y la habilidad para forzar lazos de hidrógeno, el agua logra ser un solvente excelente. Además, el agua disuelve una gran variedad de moléculas, clave para que las reacciones químicas se lleven a cabo en los organismos, lo que resulta básico para la vida en el planeta.
  2. Una de las creencias más extendidas acerca de las propiedades del agua es que es un excelente conductor de la electricidad. Sin embargo, no es cierto del todo. En estado puro el agua no permite el flujo de electrones, dado que la unión de dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno crea un enlace covalente que no lo permite. Pero el agua común que se encuentra en ríos, lagos y océanos tiene sales minerales que están ionizadas, es decir, tienen carga eléctrica, además de otros elementos como calcio, magnesio, nitratos o cloruros, que permiten el paso de la corriente.
  3. El agua propaga el sonido prácticamente sin pérdidas. Sobre todo, en el agua salada, los sonidos se propagan con mayor rapidez y con menor pérdida de energía que a través del aire; las ondas sonoras y ultrasonoras se transmiten en el mar a una velocidad de entre 1.400 y 1.600 metros por segundo, mientras que en la atmósfera la velocidad de propagación es de 340 metros por segundo. Esto se debe a que el agua del mar no está comprimida, por lo que la absorción de las ondas sonoras es mínima. Esto difiere de lo que sucede en la atmósfera, donde los sonidos se absorben a distancias muy cortas.

 



configDate =
cookieDate =

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web, ofrecer una mejor funcionalidad y personalización. Consulta la política de cookies aquí para más información. Al hacer clic en Aceptar, aceptas todas las cookies. También puedes configurarlas como prefieras o rechazarlas pulsando en Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: