¿Cómo se distribuye el agua dulce y salada?

Nuestro planeta está compuesto, en gran parte, por agua que puede encontrarse en cualquiera de sus estados físicos: helada, líquida y en forma de gas, a través del vapor. Este valioso recurso es fundamental para la vida en el planeta, pero también para sustentar gran parte de nuestras actividades. Por esta razón, es importante conocer cuál es su distribución en la Tierra.

El agua es un recurso natural muy presente en la Tierra. Tanto que un 71% de la superficie terrestre está cubierta de agua. Si juntásemos toda este agua presente en el planeta obtendríamos una cantidad aproximada de  1.386 millones de km³ de agua. Sin embargo, su distribución es muy desigual ya que mientras el 97,5% del volumen total de agua es salada solo el 2,5% es agua dulce. 

Este valioso recurso compone la hidrosfera que hace referencia al conjunto de partes líquidas que están en la superficie o bajo ella. En esta capa se incluyen todas las masas de aguas superficiales, subterráneas y aquella presente en las capas de la atmósfera. La hidrosfera es la encargada de constituir el ciclo hidrológico, regula el clima, modela el relieve y sustenta la vida de los seres vivos del planeta.

Distribución de agua

El ser humano está compuesto por un 60%-70% de agua. Pero, al igual que ocurre con la Tierra, este líquido se distribuye de forma uniforme por todo nuestro organismo. Por ejemplo, entre el 80% y el 90% de la sangre es agua, y cerca del 85% de nuestro cerebro está formado por importante recurso. Estos son solo algunos de los datos más llamativos sobre el porcentaje de agua en el cuerpo humano.

A continuación te contamos cómo se distribuye el agua dulce y salada en nuestro planeta:

¿Dónde se encuentra el agua salada? 

Para hablar de la distribución del agua en la Tierra, tiene sentido empezar por el agua salada. Porque este tipo de agua es la más presente en nuestro planeta. Pese a que el agua esté compuesta por hidrógeno y oxígeno, en la naturaleza podemos encontrar con alguna sustancia disuelta. Es el caso del agua salada que posee entre 35 y 40 gramos de sales por litro.

¿Cómo se distribuye el agua en el planeta?

Este tipo de agua salina se encuentra en los mares y océanos. Según datos de la UNESCO, un 96,54% del agua salada presente en la Tierra procede de estos entornos. Este porcentaje equivale a una cantidad de 1.338.000.000 kilómetros cúbicos de agua.

Es importante destacar que el agua salada no puede utilizarse para cubrir ciertas necesidades del ser humano como beber agua o regar los cultivos. Y es que el agua salada necesita de un proceso previo para minimizar sus niveles de salinidad que nos permita hacer un uso más extendido de este recurso. Este proceso se denomina: desalinización

¿Y el agua dulce? 

El agua dulce no quiere decir que no contenga sales, como ocurre con el agua salada. Si no que la concentración de sales minerales como el calcio o el magnesio se da en menor medida (entre 0,5 y 3 gramos por litro).

Este tipo de agua puede encontrarse en diferentes estados: líquido, por ejemplo en ríos, lagos o manantiales; sólido, en el hielo de los glaciares y casquetes polares; y gaseoso, en el vapor de agua presente en la atmósfera.

Agua dulce en glaciares y casquetes polares

El 68,7% del agua dulce del mundo se encuentra en las zonas frías del planeta en estado sólido, como en los glaciares y la nieve. Esto supone aproximadamente unos 24.064.000 kilómetros cúbicos de agua.

¿Cómo se distribuye el agua dulce y el agua salada en el planeta?

Sin embargo, este valor apenas representa un 1,74% sobre la cantidad de agua que tiene la Tierra. La mayoría se encuentra en forma de hielo en los casquetes polares, las capas de hielo continentales y los glaciares.

Agua dulce en forma de vapor

Poco menos del 1% de la distribución de agua dulce está presente en forma de humedad en el aire y en el suelo. Esto es debido a que cada día más de 1.170 km3 de agua se evaporan o transpiran a la atmósfera. Esto supone que cerca de 12.900 km3 de agua se encuentran en la atmósfera en forma de vapor.

Si todo este vapor de agua cayera en forma de precipitación de una sola vez, en la Tierra se crearía una capa de agua de 2,5 centímetros de altura con todo este agua.

Agua dulce bajo tierra

El agua subterránea es el segundo depósito de agua dulce disponible más grande tras del hielo y la nieve ya que una gran parte de agua dulce se encuentra bajo tierra.

La agricultura emplea aproximadamente el 60% del agua subterránea para llevar a cabo algunas actividades agrícolas, principalmente en climas áridos y semiáridos. Además, entre el 25% y el 40% del agua potable que se consume en el mundo proviene del suelo, al que se suele recurrir en épocas de escasez hídrica.

acuíferos

El agua dulce también se puede encontrar en los acuíferos. Su presencia en este tipo de entornos varía en función de la profundidad y la rapidez con la que suelen recargarse. Aún así, un alto porcentaje del agua dulce subterránea se renueva de forma muy lenta o incluso no se renuevan.

El agua dulce presente bajo tierra suela formarse a través de las filtraciones de la tierra una vez llueve. Además, el agua procedente de las precipitaciones puede circular y almacenarse en el conjunto del estrato geológico, en fisuras o fallos de las rocas.

Según el ciclo hidrológico existen 3 tipos de aguas subterráneas: Aguas meteóricas, Aguas fósiles y Aguas juveniles o magmáticas.

Agua dulce superficial

El agua dulce que se encuentra en la superficie terrestre incluye lagos, estanques, embalses, ríos, arroyos y humedales. Estas fuentes y reservas de agua engloban un 0,3% del volumen del agua dulce total de la Tierra. Estas masas de agua cumplen con importantes funciones en el medio ambiente como puede ser la regulación del clima o del ciclo hidrológico.

Los ríos suponen un 0,0002% de la cantidad de agua total y un 0,006% de la distribución de agua dulce en todo el mundo. Junto con los lagos, los embalses, que sirven para contrarrestar las fluctuaciones en el caudal de los ríos y suponen el 0.0008% y 0.03%, respectivamente.

Por otro lado, y a pesar de que los lagos contienen la mayor cantidad de agua dulce superficial, representan tan solo un 0,26% en el mapa de distribución de agua dulce.

Las principales reservas de agua dulce en el mundo

El agua dulce se encuentra distribuida de forma muy desigual en el mundo. Así también lo afirman desde las Naciones Unidas. A continuación destacamos las 10 reservas de agua dulce más importantes:

  1. Brasil, es el país con mayor reserva de agua dulce de la Tierra. Cuenta
  2. con con 8.233 kilómetros cúbicos (km3) que procede, en su mayoría, del cauce del Río Amazonas. Este río es el más largo y caudaloso del mundo. Otra parte de la cantidad de agua dulce en este país se encuentra en el acuífero Guaraní, que contiene alrededor del 12% del agua dulce del mundo.
  3. Rusia, es el segundo país con más agua dulce del planeta. Cuenta con un total de 4.067 kilómetros cúbicos. Destaca el lago Baikal, que cuenta con el 90% del agua dulce del país.
  4. Canadá cuenta con más de 3.300 kilómetros cúbicos de reservas de agua dulce.
  5. Estados Unidos, es el cuarto país con mayor reserva de agua dulce con un total de 3.069 kilómetros cúbicos.
  6. China tiene unos 2.840 kilómetros cúbicos de agua dulce que está presente en sus principales ríos. Estos son: el Río Amarillo, el Yangtsé o el Mekong. Todos ellos suman el 5% del agua dulce de la Tierra.
  7. Colombia es el sexto país con más cantidad de agua dulce con cerca de 2.132 kilómetros cúbicos de agua.
  8. Aunque no es un país, la Unión Europea aparece en los principales rankings como el séptimo territorio con más cantidad de agua dulce del mundo con aproximadamente 2.057 kilómetros cúbicos de agua dulce.
  9. Indonesia, es el octavo país con mayor cantidad de agua dulce del mundo. Y es que es uno de los países del mundo con mayor índice de precipitación al año. Algo que le hace disponer de 2.019 kilómetros cuadrados.
  10. India, es uno de los países con mayor número de ríos. Este hecho le hace disponer de 1.911 kilómetros cuadrados de agua dulce aunque a la vez tiene un gran estrés hídrico debido a la densidad de población.
  11. Y por último, en décimo lugar está la República Democrática del Congo. Tiene más de 1.200 kilómetros cuadrados de agua dulce, lo que supone un 50% de la reserva de agua dulce de África.

La vida de los ecosistemas en el agua 

Tanto el agua salada como el agua dulce tienen diferentes ecosistemas. Y es que cada uno de estos entornos tiene unas peculiaridades que los convierten en el hábitat perfecta para multitud de especies animales y vegetales.

Ecosistemas de agua salada

Los ecosistemas de agua salada son aquellos que se encuentran en océanos y mares. Se caracterizan por ser dinámicos, ya que los cambios de temperatura y la salinidad define los organismos que allí se encuentran. Se pueden diferenciar según la proximidad a la costa, la profundidad o la presencia o no de luz. Y también es muy importante señalar que estos ecosistemas de agua salada están conectados entre sí por las corrientes marinas.

Dentro de estos ecosistemas de agua salada encontramos, por ejemplo, los manglares, que son ecosistemas muy importantes para el mantenimiento del equilibrio natural; y los arrecifes de coral, propios de aguas tropicales y formados por esqueletos de coral que van creciendo año tras año.

Ecosistemas de agua dulce

Los lagos, ríos, humedales, manantiales y pantanos son algunos de los ecosistemas de agua dulce. Estos entornos se diferencian de los anterior por factores derivados de la temperatura, la luz o la profundidad. Además, es importante distinguir entre aquellos que son de agua estancada como los humedales o de agua corriente, como los ríos.

Este tipo de ecosistemas son de vital importancia para la supervivencia de la mayoría de seres vivos. el agua se define dulce cuando tiene menos de 0,05% de sales.