Los humedales, patrimonio natural contra el cambio climático

Desde la Convención de Ramsar sobre los Humedales nos lo recuerdan: “Los datos científicos son claros: los humedales son los sumideros de carbonos más efectivos del planeta”. Por tanto, son una solución natural ante el cambio climático. Por este motivo, aprovechamos el Día Mundial de los Humedales para explicarte por qué debemos proteger estos ecosistemas y devolverles el favor que nos hacen en la lucha contra el cambio climático.

Seguro que has escuchado mucho sobre los humedales. Sobre cómo son unos de los ecosistemas más productivos del planeta. También, que son capaces de dar cobijo a una amplia variedad de especies de flora y fauna. Sin embargo, ¿te has preguntado alguna vez por qué es tan importante conservar los humedales?

¿Por qué es importante conservar los humedales? 

Para entender por qué es importante conservar los humedales hay que comprender la estrecha relación que existe entre los humedales y el cambio climático en cuanto a que son un medidor importante de la evolución de este fenómeno a escala global; pero también porque son presentan como eficaces paliativos para frenar algunos de los peores efectos del calentamiento global. Por tanto, se debe aprovechar su gran potencial natural para invertir en la medida de lo posible la situación creada por el cambio climático.

qué es el convenio ramsar

Pero hay una situación de gran preocupación con respecto a los humedales. Esta reside en que su pérdida y degradación pueden revertir su naturaleza, dado que sus sumideros naturales pueden convertirse en fuentes de emisiones contribuyendo, de manera antinatural, al calentamiento global.

Por tanto, se hace necesario concienciar de la necesidad de una acción global y conjunta de todos los agentes implicados en la lucha contra el cambio climático para conservar y restaurar los humedales y evitar su degradación para que sigan siendo un elemento natural con el que contar a la hora de paliar sus efectos.

Porque los humedales son esenciales para el bienestar humano, el crecimiento económico inclusivo y la mitigación y adaptación al cambio climático. Proporcionan agua para el consumo humano y la agricultura. Protegen nuestras costas y ayudan a lograr que las ciudades y los asentamientos sean seguros y resilientes.

Son los depósitos naturales de carbono más grandes de la Tierra. Mantienen la biodiversidad y la abundancia y singularidad de la naturaleza. Proporcionan medios de vida sostenibles y son esenciales para la salud y el bienestar humanos. Los humedales ofrecen incontables beneficios y servicios. Todos estos motivos explican por qué es tan importante conservar los humedales y devolverles el favor que nos hacen en la lucha contra el cambio climático.

Los Humedales y la Agenda 2030

  • Los humedales son esenciales para el logro de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) por diferentes y múltiples motivos. Algunos de ellos:
  • Protegen las costas de los fenómenos meteorológicos extremos.
  • Actúan como amortiguadores, reducen la intensidad de las olas, las mareas tormentosas y los tsunamis, y protegen al 60 % de la humanidad que vive y trabaja a lo largo de las costas de las inundaciones, con todo lo que estas implican.
  • Reducen las inundaciones y atenúan las sequías.
  • Funcionan a modo de esponjas, absorbiendo y almacenando el exceso de agua de lluvia, a la vez que liberan agua, retrasando la aparición de sequías.
  • Absorben y almacenan carbono de forma natural.

Algunos ejemplos de la relevancia de conservar los humedales, dada la importancia del ciclo hidrológico. Como ecosistema que proporciona agua, además de otras medidas naturales contra el cambio climático, para diferentes facetas de nuestra vida, se hace un deber el mantenimiento de una infraestructura natural como la que representan los humedales. Debemos mucho a su presencia, algo que no debemos olvidar. Por eso existen iniciativas internacionales e intergubernamentales como el convenio Ramsar cuya misión es la protección de estos ricos ecosistemas.

¿Qué es el convenio Ramsar?

La Convención sobre los Humedales (Ramsar, Irán, 1971) – llamada la Convención de RAMSAR – es un tratado intergubernamental en el que se consagran los compromisos contraídos por sus países miembros para mantener las características ecológicas de sus Humedales de Importancia Internacional y planificar el “uso racional”, o uso sostenible, de todos los humedales situados en sus territorios.