Calendario sostenible

Fundación Aquae > Calendario sostenible > Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)

Compartir en

El compromiso de Fundación Aquae con el Derecho Universal de acceso al agua y saneamiento es prioritario y participa activamente en su promoción y consecución.
El 28 de julio de 2010, a través de la Resolución 64/292, la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoce que el derecho al agua potable y el saneamiento es esencial para el pleno disfrute de la vida y de todos los derechos humanos. Conoce la resolución.

Por su parte, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por Naciones Unidas en 2015, y que establecen la agenda de desarrollo para los próximos 15 años, destacan la necesidad de “Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos”.

 

Conoce los ODS

Fruto del acuerdo suscrito con la Oficina de Naciones Unidas de Apoyo al Decenio Internacional para la Acción y el Consejo Mundial de Ingenieros Civiles, Fundación Aquae elaboró una serie de tres monográficos, los Water Monographies, que desarrollaban los tres ejes identificados por Naciones Unidas como fundamentales para la recta final del Decenio 2005-2015: cooperación, energía y desarrollo.

Fundación Aquae mantiene su propuesta de cooperación y compromiso prioritario con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Se trata de un acuerdo de relevancia internacional que subraya la importancia de la cooperación intersectorial entre empresas, organismos nacionales e internacionales y asociaciones ciudadanas para el progreso y la creación de una riqueza equilibrada con el entorno.

Erradicar la pobreza en todas sus formas en todo el mundo

El principal reto es acabar con la pobreza extrema, es decir, que nadie en el mundo viva con menos de 1,25 dólares al día en 2030. También se contempla la implementación de sistemas de protección social orientados a mejorar la situación de los más vulnerables dentro de cada país.

Poner fin al hambre,conseguir la seguridad alimentaria y una mejor nutrición y promover la agricultura sostenible

Este objetivo establece erradicar el hambre en mundo, que actualmente padecen 800 millones de personas, y asegurar que cualquiera, especialmente los más vulnerables, tengan acceso a alimentos todo el año. También, entre otras medidas, será necesario “asegurar la sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos y aplicar prácticas agrícolas resilientes que aumenten la productividad” sin afectar al medio ambiente.

Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades

Reducir la mortalidad materna e infantil sigue siendo un reto central en la nueva agenda. Todavía mueren al año seis millones de niños antes de haber cumplido los cinco años. Pero este objetivo es mucho más amplio (agrupando varios ODM) y contempla la necesidad de lograr la cobertura sanitaria universal, acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, así como a vacunas y medicamentos “de calidad y asequibles”. En el terreno de la lucha contra las enfermedades fija el “fin” de las epidemias del sida, la tuberculosis, la malaria y las enfermedades tropicales desatendidas en 2030.

Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

Poner fin a todas las formas de discriminación y violencia de género, así como erradicar prácticas nocivas como el matrimonio infantil y forzado o la mutilación genital femenina.

Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos

Facilitar la enseñanza primaria y secundaria completa, gratuita, equitativa y de calidad que produzca resultados de aprendizajes pertinentes y efectivos. Se pretende también reducir drásticamente el analfabetismo y mejorar las competencias de la población adulta para acceder a un empleo decente.

Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas

Agua para todos, pero asequible y limpia, libre de contaminación y gestionada de manera sostenible para 2030. Y poner fin a la defecación al aire libre, sobre todo por parte de mujeres y niñas, ya que les pone en situación de especial vulnerabilidad.

Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos

Aumentar la accesibilidad a fuentes de energía asequibles e incrementar el porcentaje de la energía consumida que procede de fuentes renovables.

Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos

Se establece “mantener el crecimiento económico per cápita de conformidad con las circunstancias nacionales”. El otro gran reto incluido en este objetivo es que todo el mundo tenga un empleo decente para 2030.

Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sotenible y fomentar la innovación

Este objetivo establece metas muy generales que son, en definitiva, las recogidas en el enunciado, pero desarrolladas. Llama a incrementar el número de trabajadores en este terreno por cada millón de personas en un [x]% (porcentaje que está por decidir), así como el aumento de los gastos en investigación y desarrollo de los sectores público y privado.

Reducir la desigualdad en y entre los países

Este objetivo no solo llama a reducir la brecha entre países ricos y pobres, haciendo que estos últimos mejoren su situación económica; sino que también incluye una meta para luchar contra la desigualdad existente dentro de los países. Esto obligaría a las naciones ricas a tomar medidas contra su pobreza interna en relación al nivel de vida nacional.

Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

Incluye asegurar el acceso a viviendas y servicios básicos adecuados y asequibles, mejorar los barrios marginales, implementar sistemas de transporte seguros, reducir el número de muertes por desastres naturales y el acceso universal a zonas verdes.

Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles

En este punto se contempla desde reducir el desperdicio de alimentos o la cantidad de desechos que se generan, hasta la ordenación y uso eficiente de los recursos naturales.

Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos

Con este objetivo se busca mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional en relación con la mitigación del calentamiento global, así como reducir los riesgos relacionados con el mismo. En definitiva, luchar contra las acciones humanas que contribuyen al cambio climático y, a su vez, minimizar su impacto en la vida de las personas.

Promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica

Este objetivo se concreta en nueve metas encaminadas a detener y revertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica, y su cumplimiento está previsto para 2020. Se hace aquí un llamamiento a la recuperación de los bosques degradados y a la necesidad de incrementar la forestación y la reforestación en un porcentaje todavía por determinar.

Conservar y utilizar de forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible

Ante la urgencia de preservar los ecosistemas marinos, las siete metas de este objetivo tiene una fecha de cumplimiento en 2020. Para ese año se propone prevenir y reducir la contaminación marina de todo tipo, reducir al mínimo los efectos de la acidificación de los océanos y reglamentar la actividad pesquera en aras de reducir la sobrexplotación.

Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles

Destacan entre las metas incluidas en este epígrafe: reducir considerablemente todas las formas de violencia, así como poner fin al maltrato, la explotación, la trata y la tortura contra los niños, y garantizar el acceso universal a la justicia. Este enunciado se desarrolla, además, en nueve metas encaminadas a detener y revertir la degradación de las tierras y poner freno a la pérdida de la diversidad biológica, cuyo cumplimiento está previsto para 2020. Más allá de esta lucha por evitar, también llama a recuperar los bosques degradados e incrementar la forestación y la reforestación en un porcentaje por determinar a nivel mundial.

Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

Este objetivo, con 19 metas, recuerda el compromiso de destinar el 0,7% del PIB a la ayuda al desarrollo y llama a “movilizar recursos financieros adicionales procedentes de múltiples fuentes” para los países pobres.

Compartir en

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar