Día Mundial del Retrete: casos prácticos de éxito

Según el último informe de la ONU sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, solo el 5% de las aguas residuales domésticas y urbanas se tratan antes de verterse en el medio ambiente en muchos países en desarrollo, mientras que a nivel global el 80% no son tratadas. Estas son algunas alternativas para aprovecharlas.

Debido a esa falta de tratamiento, en muchas regiones del mundo se vierten aguas residuales contaminadas. Bacterias, nitratos, fosfatos y disolventes en lagos y ríos que van a parar al mar, con las consiguientes repercusiones negativas para el medio ambiente y la salud pública. A nivel mundial, el 80 por ciento de las aguas residuales generadas por la sociedad regresan al ecosistema sin ser tratadas o reutilizadas. Y por supuesto con amplias diferencias entre los países según su nivel de ingresos.

En algunos lugares, se buscan alternativas sostenibles para aprovechar las aguas residuales. Estos son algunos ejemplos:

Aeropuerto de Schipol, Amsterdam: depuración biológica de las aguas residuales

El volumen de efluentes del aeropuerto de Schiphol, en Amsterdam, es comparable al de una pequeña ciudad con una población de 45.000 habitantes. Aproximadamente la mitad de las aguas residuales proviene de pasajeros y negocios del aeropuerto, el 25 por ciento es descargado por aviones y catering. El volumen restante es producido por otros negocios relacionados con la aviación.

En este aeropuerto se ha construido una planta de tratamiento de aguas residuales in situ. Purifica biológicamente el agua hasta que tienen una calidad apta para su descarga en vías fluviales locales.

Gestión descentralizada de excretas y reutilización local de aguas grises en una comunidad periurbana: El Alto, Bolivia

Los sistemas instalados por el proyecto recogen y tratan por separado la orina y las heces para la recuperación de recursos y la reutilización agrícola. Las heces se transforman en composta utilizando lombrices (vermicomposting), mientras que la orina se trata por almacenamiento. El agua gris de los lavabos y las duchas se canaliza hacia pequeños humedales construidos en el jardín del hogar, en los que crecen plantas ornamentales y comestibles.

Hay pruebas de que tanto el agua como los productos de excreta son seguros, incluso para la producción de alimentos. Los fertilizantes derivados de excretas (vermicomposta y orina tratada) son aún más ricos en nutrientes que los fertilizantes orgánicos que comúnmente se utilizan en la región, como el estiércol de vaca.

Los rendimientos de patata de las plantas fertilizadas con vermicomposta y orina humanos fueron el doble que el de las plantas fertilizadas con estiércol de vaca. Los sistemas domésticos instalados por el proyecto incluyen retretes secos para desviar la orina y minimizar el uso del agua. Los UDDT tienen una sola cavidad, en la que las heces se recogen en contenedores de plástico de 100 litros y la orina se almacena en bidones de 20 litros. Los contenedores se transportan en camionetas a la planta de tratamiento común. La materia fecal se vermicompone durante ocho a nueve meses usando lombrices rojas californianas.

Recuperación de energía y biocombustibles de los biosólidos en Japón

La nueva Ley de Alcantarillado de Japón de 2015 requiere que los operadores de alcantarillado utilicen los biosólidos como una forma de energía neutra en carbono. En 2016, 91 plantas de tratamiento de aguas residuales recuperaron biogás para generar electricidad y 13 produjeron combustibles sólidos. Un ejemplo destacado es la ciudad de Osaka, que produce 6.500 toneladas de combustible biosólido al año a partir de 43.000 toneladas de lodo húmedo proveniente de las aguas residuales, para la generación de electricidad y la producción de cemento.10

Cultivo en un semi-desierto con agua y nutrientes de las aguas residuales en Egipto

El Sohag es una región semi-desértica en el centro de Egipto que tiene alrededor de 4,5 millones de habitantes. Un experimento de dos años llevado a cabo en una granja en las afueras de la ciudad de Gerga demostró los beneficios potenciales de la reutilización de aguas residuales tratadas para irrigar y fertilizar cultivos en suelos secos e infértiles. Y al mismo tiempo, aliviar la presión sobre los escasos recursos hídricos así como contribuir a satisfacer la creciente demanda de alimentos.

Reutilización de lodos provenientes de una depuradora en la agricultura, Estado de Paraná, Brasil

La Compañía de Saneamiento de Paraná (Sanepar) cuenta con 234 plantas de tratamiento de aguas residuales. Atienden a más de 7 millones de personas en el estado de Paraná, Brasil. Desde 2002, el uso agrícola ha sido el método de disposición final de los lodos de la depuradora. El lodo tratado se ha utilizado para cultivos de estiércol verde, moras, centeno, café, caña de azúcar, cebada, cítricos, frijoles, maíz, soja, pasto, eucalipto y reforestación de pino. Un aspecto del tratamiento en la planta es la desinfección de lodos a través de la estabilización alcalina prolongada. En este proceso, el pH del lodo se eleva a 12 añadiendo grandes cantidades de cal. Esto significa que el lodo tratado puede actuar como un corrector de acidez del suelo, lo que representa ahorros adicionales para los agricultores.

El Gulper y Vacutug, África del Este y del Sur

En las zonas urbanas densamente pobladas, el vaciado de letrinas de manera segura y eficiente es un desafío. Las pequeñas empresas a menudo satisfacen la demanda de servicios de vaciado de letrinas. Superan la brecha entre el almacenamiento de residuos humanos del hogar y las plantas de tratamiento municipal.

En Dar es Salaam, Tanzania, algunas firmas utilizan una bomba operada manualmente llamada “The Gulper”. Se trata de una bomba de mano que se ajusta en la parte superior de una tubería permanente -que se levanta de un pozo de letrina-. Bombea los residuos de la fosa hacia un contenedor para ser llevados a procesar. En muchos casos, los contratistas privados realizan servicios de recolección, llevando los residuos a los sitios de tratamiento municipal de manera regular.

De manera similar, en Maputo, Mozambique, una máquina de “Vacutug”, alimentada por motores, vacía letrinas de pozos de poca profundidad.