¿Cuáles son las tonalidades y colores del agua?

El agua es transparente, incolora e inodora, pero no siempre es así. Algunas veces vemos playas paradisíacas en tonos turquesas, ríos con cierto tono verdoso, salinas de color rosa… Las aguas suelen tener partículas como arcillas, ácidos húmicos, sedimentos glaciares o determinados microorganismos que hacen que cambie su tonalidad.

¿Tiene el agua alguna tonalidad? En numerosas representaciones el líquido ha sido percibido como una sustancia cristalina azul, verde o turquesa que pareciera alternar los colores del agua dependiendo del elemento natural que lo contiene como los ríos, lagos y mares. Pero ¿qué habrá de cierto de estos postulados gráficos que observamos en libros y fotografías?

¿El agua tiene color? Descubre las distintas tonalidades que puede tener el agua y por qué, según el momento, adopta uno u otro color.

Colores del agua

En un principio, sobre los colores del agua surgen distintas teorías. Por supuesto, una de las más sonadas es aquella que explica que el agua en su estado natural y sin aditivos no tiene ningún tipo de tonalidad, es transparente y cristalina. Podemos comprobar rápidamente esta teoría tomando un vaso de cristal al que posteriormente vertimos agua clara y fresca. Ahí notamos las primeras señales del agua: su apariencia limpia y transparente, su ausencia de color.

Entonces, ¿qué son esas tonalidades que observamos en las grandes masas de agua? Posiblemente, la respuesta pueda hallarse en los efectos lumínicos de nuestra estrella principal sobre el agua del planeta: el Sol.

Hablamos de la luz blanca emitida por el Sol y no de la ya mítica afirmación de que precisamente el color del agua del océano recibe esa tonalidad gracias al reflejo del cielo en aguas cristalinas. Pese a la ausencia de color del agua que no está contenida en una inmensa masa oceánica, no hay que ver la superficie marina como un espejo gigante capaz de proyectar toda la apariencia estética del cielo en la tierra para regalárnosla en forma de agua salada. Al contrario, es justamente la luz que viene de allí la que propicia estos hermosos colores del agua.

¿Cuáles son las tonalidades y colores del agua?

Pero no siempre los tonos serán iguales, es por eso por lo que algunas veces podemos observar variabilidad entre los colores de una misma fuente de agua y debemos atribuir este fenómeno a la dispersión de la luz.

Sírvase como ejemplo de cómo se dispersa la luz blanca a través de una superficie tomando como base la clásica prisma o el cristal. Si queremos dispersar la luz usaremos un prisma para descomponer la luz en el espectro del arcoíris. Entonces, cuando la luz blanca pasa a través del prisma genera ondas de luz y todas desvían sus ondas de forma distinta para producir los colores.

Esto podría explicar los distintos colores del agua, ya que en esta oportunidad nuestro gran «prisma» es el volumen de agua contenida, cristalina y quieta, mientras que la enorme fuente de luz blanca proviene del Sol. La luz se refleja y resultan las distintas tonalidades.

A pesar de ello, no es la única variable relacionada a los cambios de color dentro del agua que a menudo observamos. Parte de este proceso también corresponde a otros factores como, por ejemplo, a la profundidad a la que está sometida el agua, como en un río o en el océano. También se debe en cierta medida al color del fondo donde reposa el agua, esto puede observarse incluso en fuentes de agua no naturales.

Distintos tonos del agua

Incluso después de una explicación, es factible pensar en los colores del agua contenida como un misterio, especialmente si observamos como coexisten distintos tonos de agua en el mismo río e incluso en las diferentes zonas del agua de mar.

¿Qué sucede entonces? Esto podría explicarse observando detenidamente la cantidad de luz que recibe cada área en específico.

Si la fracción de agua luce oscura, notaremos un azul profundo que es así por efectos de los rayos de luz que no llegan a tocar el lecho marino por tratarse de un área muy profunda.

Es por esto por lo que las áreas más oscuras son justamente aquellas más profundas de la zona central y posterior del mar. Las zonas más claras, por consiguiente, serán aquellas con poca profundidad presente en orillas del mar y a pocos metros de la costa.

Tonos del agua: otros factores

  • Ángulo de incidencia: otra condición para la percepción de tonos marinos estaría relacionado con el ángulo de incidencia o distancia entre la fuente de agua y quien lo observa.  En pocas palabras, el tono será más intenso cuando se mira desde un ángulo recto mayor.
  • Elementos internos: por otra parte, hay fuentes de agua que también obtienen su color de los elementos que contiene en su interior. Esto pueden ser algas marinas, otro tipo de plantas o variedades de peces que aportan color y estructura visual al agua. Podemos observarlo en fuentes tanto naturales como artificiales. De hecho, fuentes como estanques pueden adquirir tonalidades diversas e interesantes si lo comparamos con otras fuentes no sujetas a grandes cantidades de elementos internos que puedan alterar su color.

A partir de ahora verás los colores presentes en el agua de un modo distinto. Entenderás que estos dependen de factores diversos y que entran en juego procesos lumínicos capaces de regalar esos colores tan hermosos presentes en el ecosistema acuático.

 



configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: