Consejos para reducir la huella hídrica

El agua, la comida y la energía están conectados e influyen sobre nuestra Huella Hídrica. Nuestras decisiones al respecto son clave para contribuir a un sistema sostenible con un menor impacto sobre el medio ambiente. Te indicamos cómo reducir tu huella hídrica para ayudarte a crear un mundo más sostenible.

Qué es la huella hídrica

La cantidad de agua que necesitamos en nuestro día a día es lo que se denomina huella hídrica. Pero esta huella no está formada exclusivamente por el agua que consumimos de manera directa. También hablamos de aquella que se utiliza para producir los bienes y servicios que utilizamos y consumimos. En este artículo te ayudamos a identificar qué acciones incrementan tu huella hídríca. Además, te llevamos a un simulador del gasto de agua para que conozcas el verdadero impacto de tus acciones cotidianas.

Optimizar el uso del agua en los hogares es importante, pero no suficiente. Como consumidores de alimentos y otro tipo de productos, debemos tener en cuenta que la elección de unos u otros es muy importante. Porque el proceso de producción de unos u otros alimentos o productos son diferentes. Por lo tanto, cada producto o alimento tiene una huella hídrica diferente.

Cómo reducirla

Reducir la cantidad de agua que usamos está en las manos de los productores. Pero también depende de nosotros, los consumidores, a través de nuestras elecciones. Para conocer tu huella hídrica te animamos a que uses un simulador de gasto de agua. una sencilla calculadora que te ayudará a entender cuál es tu consumo de agua. Y para optimizarlo, te dejamos unos sencillos consejos que puedes llevar a cabo desde tres perspectivas diferentes:

Perspectiva alimenticia

  • Reducir en la medida de lo posible el desperdicio de alimentos, ya que éstos también implican desperdiciar energía y agua.
  • Rebajar el consumo de carne, dado que requiere de más agua y combustibles fósiles que otros alimentos como verduras o legumbres.
  • Apoyar la agricultura sostenible. Consumir alimentos de granjas sostenibles o producidos en empresas locales. Estos productos no suponen desplazamientos y ayudarán a reducir tu huella hídrica.

Perspectiva hídrica

  • Ahorrar agua en el hogar supone ahorrar energía. Cuanta menos cantidad uses, menos debe ser canalizada y depurada.
  • En la producción de todo producto se usa agua de manera indirecta, por lo que si compras menos y llevas a cabo un consumo responsable estarás ahorrando mucha más agua de la que piensas. También te animamos a apostar por la reutilización y el reciclaje.
  • No bebas agua embotellada, porque la producción de plásticos supone una lacra para nuestro medio ambiente al aumentar la contaminación, sobre todo, de los mares y océanos.

Perspectiva energética

  • Otra manera de reducir la huella hídrica es comprando productos de energía eficiente.
  • Intenta utilizar sistemas que requieran menos agua.
  • Usa energía verde para fomentar la energía renovable.