Cómo ahorrar agua en casa en 10 pasos

El cuidado del medio ambiente y de los recursos naturales depende de cada uno de nosotros. Cada esfuerzo cuenta. Descubre cómo ahorrar agua en casa con estos 10 pasos fáciles de llevar a cabo. Verás que, con un poco de tu parte, tu bolsillo y el medio ambiente te lo agradecerán.

El agua es un recurso natural de gran valor para las necesidades del ser humano y para muchas de sus actividades. Por eso es importante gestionar su uso y consumo y evitar su contaminación. Como veremos, una de las alternativas al consumo desconsiderado puede ser

que ya no sirve. Se trata de buscar formas creativas de realizar un uso responsable de este bien tan necesario para la vida. Para ayudarte a conseguirlo compartimos contigo algunos consejos sobre cómo ahorrar agua en casa.

El agua, un bien para el futuro

El uso global del agua en los últimos cien años se ha multiplicado por seis. En 2050 se prevé que el consumo de este recurso habrá aumentado un 44% para satisfacer las demandas industriales y de la población. Y para el 2040 se estima que una quinta parte de los países del mundo padecerán graves recortes de suministro de agua. Datos generales que ponen de relieve la necesidad de no malgastar este valioso elemento natural vital para el ser humano.

En 2015, los líderes mundiales pusieron en marcha un conjunto de objetivos globales para alcanzar el fin de la pobreza, la paz en el mundo y la protección del planeta. Estas metas son la hoja de ruta para llevar a cabo acciones que mejoren la vida de las personas.

Los Estados Miembros de la ONU aprobaron un total de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que deberán lograrse en 2030. Estos objetivos son los que se conocen como la Agenda 2030. El acceso al agua y a un saneamiento adecuado forma parte de estos ODS, concretamente el número 6.

Este objetivo nace por la necesidad los servicios básicos a millones de personas que, actualmente, carecen de ellos. Según datos de ONU, una de cada tres personas no tienen acceso a agua potable salubre y más de 600 millones de personas defecan al aire libre.

A través de este sexto objetivo se pretende lograr el acceso universal, así como mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación y minimizando el uso de productos químicos. Además, se plantea la necesidad de implementar la gestión integrada de los recursos hídricos a todos los niveles.

Desde Fundación Aquae trabajamos para contribuir a este desafío de optimizar los recursos naturales, especialmente, este bien tan escaso y esencial para la vida. Es por ello que desde Aquae apostamos por el desarrollo sostenible para lograr una sociedad más respetuosa con el planeta.

Proteger los recursos hídricos

A veces se piensa que los recursos naturales no necesitan protección, pero el aumento de la contaminación en ríos, arroyos y lagos se ha convertido en un gran peligro para la vida porque afecta de manera directa al agua.

Por otro lado, con el aumento de la población también se ha producido el aumento del consumo de agua. Por lo tanto, es esencial proteger los recursos hídricos y mantener el equilibrio en el ecosistema. Y, si bien a gran escala se debe hacer desde el poder gubernamental, el esfuerzo de cada persona en su día a día también cuenta. Y mucho.

Por eso, saber cómo ahorrar agua en casa es un buen comienzo para reducir su uso y proteger así el medio ambiente.

 

consejos sobre cómo ahorrar agua en casa

Realizar un cuidado del agua supone contribuir no solo con el medio ambiente, sino también con la salud de las personas. Y es que el estrés hídrico de un ecosistema puede llevar a un desequilibrio irreversible de nuestra biodiversidad y nuestro entorno.

10 acciones cruciales sobre cómo ahorrar agua 

A continuación, te compartimos estas acciones que muestran cómo podemos ahorrar agua en casa. Como verás, reutilizar el agua es una de las principales maneras de llevar a cabo un consumo más responsable.

  1. El agua con jabón utilizada para limpiar el coche se puede drenar a los arbustos o el césped, porque normalmente el agua jabonosa no daña este tipo de vegetación. El agua fluye hacia el suelo, y en el proceso se drena a las plantas cercanas o se absorbe.
  2. En lugar de usar un lavavajillas para limpiar utensilios –que consume mucha agua independientemente de su carga– se puede usar una tina con agua. Este agua se puede reutilizar para otras actividades como fregar el suelo.
  3. Instalar un barril de lluvia. Por lo general, cuando llueve, el agua se mueve directamente a nuestro sistema de alcantarillado. Esta cantidad de agua limpia está libre de químicos y puede aprovecharse para actividades como la limpieza del hogar.
  4. Recoger el agua de lluvia a través de las canaletas. El agua fluye desde los techos de las casas hasta el suelo y, en el proceso, este agua limpia se pierde. Sin embargo, se puede reutilizar en el riego de las flores en macetas y de las plantas del jardín o el patio, así como para ducharse e incluso cocinar si se hierve antes.
  5. Otra manera sencilla que muestra cómo ahorrar agua en casa consiste en reutilizar el agua que se ha vertido en vasos y botellas, pero no se ha consumido; en lugar de tirarla, se puede beber o emplear para regar, entre otros.
  6. Se puede emplear el agua de cocer la pasta o la utilizada para limpiar las verduras para regar. Si ya la has utilizado para hervir las verduras, la puedes emplear para preparar sopas.
  7. Instalar un sistema de reciclaje de aguas grises. Este sistema ahorra hasta alrededor del 35% del agua que de otro modo se eliminaría por el desagüe. Este sistema trata de manera automática el agua usada del baño y la cocina para su reutilización.
  8. En caso de tener espacio para ello, se puede crear un jardín de lluvia, que funciona aprovechando la escorrentía natural del agua de la tierra para nutrir las plantas.
  9. El agua que sale de las macetas se puede usar también colocando un balde o papel plástico bajo ella para que el agua que se drena de esta maceta se reutilice en los huertos.
  10. El agua de la cocina se puede volver a usar: tras limpiar los platos con ella, se puede verter en el inodoro para descargarla.

Tu huella hídrica afecta sobre la sostenibilidad de tu economía pero también de la del medio ambiente. Aprender cómo ahorrar agua será bueno para tu bolsillo y para la vida de todos los demás.

Ser conscientes del uso que hacemos de un recurso tan importante y valioso como es el agua es el primer paso para poder cuidarlo y protegerlo. Por ello, te invitamos a calcular tu huella hídrica para que puedas empezar a aportar tu granito de arena por un futuro más sostenible.