Consejos para cuidar del agua

El agua es el origen de la vida. Sin ella, no habrá futuro del planeta ni de la biodiversidad que en ella habita. Por ello, es fundamental que trabajemos de manera colectiva e individual en cuidar el agua. Desde Fundación Aquae te recordamos todo lo que puedes hacer en tu día a día para cuidar del agua.

El agua es elemento fundamental para la vida y la supervivencia de nuestra biodiversidad. El impacto de la actividad humana en el cambio climático está mermando las reservas de agua, ya de por sí escasas, a las que tenemos acceso. Por este motivo, nuestro objetivo fundamental debe ser cuidar el agua. Si bien es cierto que se necesitan políticas e iniciativas gubernamentales que aplaque la escasez de agua, las acciones individuales pueden contribuir enormemente a mermar este problema. Te presentamos algunas maneras de cuidar el agua.

Consejos para cuidar el agua

  1. Dúchate en lugar de bañarte. Las duchas de 5 minutos consumen 50 litros, mientras que para llenar una bañera son necesarios mínimo 200 litros.
  2. Cierra el grifo también mientras te lavas los dientes. Usando un vaso de enjuague, puedes ahorrar hasta un 90% del agua empleada en el aseo personal. Sustituir este tipo de actos inconscientes es una manera sencilla de cuidar el agua que, además, no requiere ningún esfuerzo.
  3. Similar al caso anterior, recuerda cerrar el grifo cuando te estés afeitando.
  4. Utiliza la lavadora con carga completa y pon el lavavajillas solo cuando esté lleno. Muchas veces, por las prisas o por necesitar una prenda concreta, las personas pueden acabar poniendo una lavadora con poca ropa. Intenta encontrar una sustituta para esa prenda y solo poner lavadoras bien cargadas.
  5. Usa sistemas de control del agua en el inodoro. Si colocas una botella llena de arena en la cisterna, ahorrarás litro y medio de agua cada vez que tires de la cadena. Es una pequeña inversión que te permitirá asegurarte de que estás contribuyendo a cuidar el agua.
  6. Nunca utilices el inodoro como papelera. Muchos de los residuos que suelen acabar en el retrete son contaminantes y peligrosos. Por ejemplo, las toallitas húmedas no consiguen degradarse antes de llegar a las depuradoras. Esto compromete gravemente el funcionamiento de las máquinas que, al final, tenemos que pagar con nuestros bolsillos. Otros como los medicamentos son altamente contaminantes, pueden integrarse en nuestros ecosistemas y alcanzar grandes concentraciones.
  7. Utiliza reductores de presión para la ducha.

Reduce al máximo los productos contaminantes

  1. No abuses de la lejía: rompe el equilibrio bacteriano de las depuradoras dificultando su trabajo.
  2. Si vas a comprar un nuevo electrodoméstico, ten en cuenta las necesidades de consumo de agua y energía del aparato.
  3. Cuando limpies la pecera, reutiliza el agua para regar plantas. Reducir la cantidad usada es otra manera idónea de cuidar el agua.
  4. Ten una actitud responsable respecto al número de lavadoras que pones.
  5. Baña a los niños pequeños juntos.
  6. Al ducharse, hay un tiempo de espera hasta que llega el agua caliente: ten a mano un cubo para recoger el agua fría. Puedes utilizar el agua recogida para el WC, para el fregado o para regar plantas.
  7. Comprueba tu sistema de aspersores con frecuencia y ajústalos para no regar zonas que no lo necesiten.
  8. Reduce al mínimo la evaporación regando durante las horas tempranas de la mañana, cuando las temperaturas están más frescas y los vientos son más ligeros.
  9. Utiliza plantas y árboles que consuman poco agua.

Recuerda estos consejos para cuidar el agua. Como ves, son acciones que no requieren esfuerzo y te pueden permitir a enormemente

 



configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: