Fundación Aquae > La economía circular llega también a la gestión del agua

La economía circular llega también a la gestión del agua

05/12/2018 - Blog - Pilar Gracia
Cátedra Aquae de Economía del Agua ha participado, a través del Grupo de Trabajo Agua y Economía Circular del Conama 2018, en la elaboración de un documento de trabajo sobre el agua en la economía circular.
Compartir en

Atravesamos un momento de cambio global en nuestro modelo actual de economía, obligado por su insostenibilidad. El modelo tradicional de producción y consumo a partir de una economía lineal (producir-consumir-desechar), el crecimiento poblacional y económico y los efectos del cambio climático, han elevado la presión sobre los recursos naturales hasta límites críticos, provocando como consecuencia la degradación de ecosistemas naturales y la pérdida de servicios ecosistémicos.

En el caso de los recursos hídricos, una de las principales consecuencias de esta creciente presión es el aumento del estrés hídrico en el mundo. Según la Agencia Europea de Medio Ambiente, un tercio de los países del continente presentan una baja disponibilidad de agua (por debajo de 5.000 m3/año). Entre esos países se encuentra España, donde la escasez y calidad de agua, las sequías y los efectos del cambio climático son problemas de primer orden.

Ante esta situación crítica, es fundamental un cambio de paradigma. El modelo actual de economía lineal debe evolucionar hacia uno de economía circular, en el que el valor de los recursos y de los productos se mantenga en la economía durante el mayor tiempo posible, a la vez que se reducen al mínimo tanto la generación de residuos como los impactos negativos derivados para la salud y el medioambiente.

La gran oportunidad que plantea la economía circular ha hecho que haya ido adquiriendo un papel cada vez más relevante en la agenda política de los últimos años, tanto a nivel nacional como internacional. Prueba de ello es el Plan de Acción de la Unión Europea para la economía circular, presentado en 2015, que establece una serie de medidas a nivel comunitario para hacer realidad la economía circular. Esta visión se ha trasladado también a los distintos países, entre ellos España, donde este año se ha presentado la Estrategia Española de Economía Circular (EEEC), en la que uno de los ejes prioritarios es el agua. En esta materia, la EEEC propone impulsar las políticas en materia de gestión sostenible del agua, fomentando su aprovechamiento y reutilización con el objetivo de cerrar el círculo y conseguir una gestión eficiente del recurso.

La EEEC y la Comisión Europea, a través de una comunicación que han publicado este año, señalan la importancia de establecer indicadores para medir y analizar la circularidad de la economía. A pesar de ello, son pocos los indicadores propuestos hasta el momento en el sector del agua, lo cual debería subsanarse con el fin de mejorar el apoyo técnico en la toma de decisiones, así como las herramientas de evaluación y monitoreo de las medidas propuestas para alcanzar dicha circularidad.

Por todo ello, la Cátedra Aquae de Economía del Agua ha participado, a través del Grupo de Trabajo Agua y Economía Circular del Conama 2018, en la elaboración de un documento de trabajo sobre el agua en la economía circular, que será publicado en las próximas semanas. El objetivo de este documento es establecer un marco conceptual del papel de la economía circular en materia de agua, evaluar qué se está haciendo en este terreno a través de la recopilación de proyectos innovadores, exponer los principales retos a los que se enfrenta la economía circular en este sector y proponer una serie de indicadores para medir la circularidad en materia de agua.

En este último punto, la propuesta pretende poner en valor una serie de indicadores básicos y estratégicos que deberían priorizarse para tener una visión global del estado de la economía circular en materia de agua y de su posible evolución. Para ello, se ha tratado de que los indicadores abarquen las distintas fases del ciclo del agua y las diferentes facetas de la economía circular, clasificándolos en indicadores de captación, abastecimiento, uso de agua, saneamiento y reutilización, y estado ambiental. Además, los indicadores se han seleccionado teniendo en cuenta tanto los objetivos de la economía circular que son susceptibles de ser evaluados, como la disponibilidad de información, tratando de proponer indicadores sobre los que sea posible obtener información para su análisis.

En este último aspecto, la Cátedra Aquae ha realizado un importante esfuerzo de recopilación de información y datos sobre agua y economía circular que ha plasmado en una comunicación técnica presentada también en el Conama 2018. El objetivo de esa comunicación es ofrecer una panorámica del estado actual de la economía circular en materia de agua en España, su evolución y las posibilidades de mejora. Con todo ello, la Cátedra Aquae ha tratado de contribuir a medir y evaluar el papel del agua en la economía circular, impulsando así uno de sus objetivos prioritarios desde su creación.

 

Etiquetas:

Sobre el autor

Pilar Gracia de Rentería (Zaragoza, 1986) realizó sus estudios en la Universidad de Zaragoza. Tras licenciarse en Economía y cursar un Máster en Investigación en Economía, con especialización en Economía Medioambiental, comienza sus estudios de Doctorado gracias a la obtención de dos becas de investigación pre-doctoral. Su formación culmina en marzo de 2017 con la defensa de su tesis doctoral titulada “La demanda de agua para actividades productivas en un entorno urbano”, obteniendo la calificación de Sobresaliente cum laude.

Además, Pilar ha ejercido como docente en la Universidad de Zaragoza.

En la actualidad, es Investigadora Postdoctoral en la Cátedra Aquae de Economía del Agua de la UNED, donde, además de continuar con su carrera investigadora, colabora en actividades de difusión y transferencia del conocimiento, en la organización de congresos y seminarios de investigación, o en la coordinación de publicaciones científicas.

 

Compartir en