Campus logo
Aquae

Entrevista a Arjen Hoekstra: creador de la Huella Hídrica

¿Llueve mucho dónde vives? No creas que por ello no te afecta la escasez de agua. Arjen Hoekstra, creador de la huella hídrica nos cuenta que la huella hídrica es un indicador medioambiental que define el volumen total de agua dulce utilizado para producir los bienes y servicios que habitualmente consumimos . Es una variable necesaria que nos dice el agua que nos cuesta fabricar un producto.

Fíjate en los alimentos que consumes y en la ropa que vistes, probablemente se han fabricado o producido en lugares que sufren fuertes sequías. La economía es global y también el consumo del agua a través de los productos. Si queremos un mundo más sostenible, tendremos que incorporar el chip de la huella hídrica. Lo cuenta Arjen Hoekstra, impulsor de esta iniciativa.

La huella hídrica forma parte de la familia de huellas ambientales que nos ayudan a comprender cómo nuestras elecciones de producción y consumo afectan los recursos naturales. A medida que crece la población y aumenta el nivel de vida de muchas personas, nos dice cuánta agua se utiliza todos los días en todas nuestras actividades, como para producir nuestros alimentos y vestirnos, e indica la presión que ejercemos sobre nuestros recursos de agua dulce.

La “huella hídrica” ​​se ha desarrollado como una herramienta analítica para abordar cuestiones de política de seguridad hídrica y agua sostenible. Esta huella muestra la extensión y ubicación deuso del agua en relación con el consumo de las personas. La huella de una comunidad se define como el volumen de agua utilizada para la producción de los bienes y servicios consumidos por los miembros de la comunidad. La huella hídrica de una nación es un indicador de los efectos del consumo nacional sobre los recursos hídricos internos y externos. La relación entre la huella hídrica interna y externa es relevante, porque externalizar la huella hídrica significa aumentar la dependencia sobre los recursos hídricos extranjeros. También resulta en la externalización del impacto medioambiental.

¿Cómo se calcula?

Las huellas hídricas se pueden calcular para una persona individual, un proceso, la cadena de valor completa de un producto o para una empresa, una cuenca hidrográfica o una nación. Proporcionan información valiosa para que las empresas comprendan sus riesgos comerciales relacionados con el agua, para que los gobiernos comprendan el papel del agua en su economía y su dependencia del agua, y para que los consumidores sepan cuánta agua se esconde en los productos que utilizan. Lo más importante es que ayudan a impulsar acciones estratégicas hacia un uso del agua sostenible, eficiente y equitativo.

Producto

Cada producto tiene una huella hídrica y esa huella hídrica llega a uno o más lugares del mundo. Según Arjen Hoekstra, el tamaño de la huella nos permite saber qué cantidad de nuestros limitados recursos hídricos ha reclamado ese producto y si podría fabricarse de manera más eficiente. ¿La huella hídrica del producto es sostenible? Revisemos el contexto local en el que aterriza y te lo contamos.

Negocio

Si bien el precio del agua rara vez es una fuerza impulsora, muchas empresas están despertando al hecho de que su negocio depende del agua, en sus operaciones o en su cadena de suministro. La huella hídrica puede ayudar a todos los productores a conocer su dependencia del agua y trazar un rumbo para abordar los riesgos comerciales relacionados con el agua.

Personal

Cada uno de nosotros usa agua en casa para cocinar, bañarse, lavar la ropa, pero nuestra huella hídrica más grande es el agua “oculta” en todos los productos que usamos o consumimos. Dependiendo de lo que comamos y nuestro estilo de vida, podemos tener una huella hídrica mayor o menor. La heulla hídrica está en todo el mundo, uniéndonos a ríos y acuíferos, comunidades, plantas y animales lejos de nuestros hogares.

Nacional

La huella hídrica no es solo para productos y empresas, también nos dice cuánta agua se consume o contamina en una cuenca fluvial, una región o un país. A medida que los bienes se comercian entre países, se importan y exportan, la huella hídrica se produce en forma de agua virtual. Para que un país asegure el agua, los alimentos, la energía y las relaciones internacionales, debe considerar cómo está utilizando su propia agua y el agua de otros países para proporcionar bienes y servicios a sus ciudadanos.