Campus logo

Músicas con curvas, variadas y cambiantes: músicas de agua

5 de Agosto de 2015
Dicen que el agua es transparente, inodora e insípida, sin embargo su nombre, su historia y sus funciones (vitales o mortales) inundan las artes; como mar o lágrimas figura en versos universales, como escena romántica o amenaza en la pintura de todos los tiempos, y como esclusa de todos los afanes y esperanzas humanas está presente de forma prolífica en las músicas de todo el planeta.

Precisamente, la música y el agua han sido el credo del navegante y melómano sevillano Julio Moreno quien, apoyado en una vasta colección musical, fundó y gestionó entre 1997 y 2003 la memorable terraza Agua en su Sevilla natal donde ofrecía desde afrobeat hasta tecno, pasando por son cubano, swing, blues, pop, rock. Eran los años de la post movida madrileña y el público estaba ávido de nuevas sonoridades, cuanto más exóticas mejor. Y esa oferta musical es la que ahora ofrece en su programa Músicas del agua (https://gladyspalmera.com/sesiones/musicas-de-agua/).

Julio es un hijo agradecido del río Guadalquivir y del mar Mediterráneo. Dice que las músicas del agua reflejan los movimientos marinos. Según sea el ritmo, la costa o la isla de procedencia de una música ésta expresa el temperamento de sus particulares aguas o el estado anímico de las mismas, pero todas tienen en común cierto flow, cierta temperatura y todas son músicas con curvas, variadas y cambiantes, sus sonidos son infinitos y están en todas partes.

Estas músicas son un viaje a vela por los sonidos más sorprendentes y alegres del mundo, podemos decir que los sonidos de Cuba, Jamaica, Trinidad y Tobago, Cabo Verde, Martinica y Guadalupe han invadido el mundo y cuando los escuchas es como si estuvieras a la orilla del mar o en las orillas que los vieron nacer.

Nuestro navegante también diferencia las músicas de agua dulce, salada y potable. Dice que, en la música, cada una de estas aguas tiene un tratamiento diferente; al agua potable se le canta por su ausencia, es una música creada desde la necesidad o a partir de ciertas condiciones meteorológicas. La música del mar tiene un tratamiento más universal e inspira momentos de calma, y la música de los ríos se centra más en lugares concretos. 

Esta es la bitácora de su programa musical cuya existencia en sí es una afirmación de la alegría de la vida que, como dice el presidente uruguayo Pepe Mujica, es la primera obligación para con el medio ambiente.

ACERCA DEL AUTOR

Enrique Romero
Estudioso de la música y cultura del Caribe. Publica en prensa escrita, revistas especializadas y radio. Autor del libro Salsa, el orgullo del barrio.
configDate =
cookieDate =

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web, ofrecer una mejor funcionalidad y personalización. Consulta la política de cookies aquí para más información. Al hacer clic en Aceptar, aceptas todas las cookies. También puedes configurarlas como prefieras o rechazarlas pulsando en Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: