Campus logo

Gestión del agua en una Smart City

25 de Junio de 2015
La gestión del agua en una smart city es un elemento clave para conseguir que la ciudad sea más sostenible y eficiente.
Las personas viven mayoritariamente en ciudades. El incremento de ciudadanos es exponencial. El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que las dos terceras partes de la población vivirán en ciudades a partir del 2050. Por ello, se apuesta por las ciudades del futuro.

 A estas ciudades del futuro se conocen con el nombre de Smart cities. Una ciudad inteligente que se caracteriza por: apostar por el desarrollo económico sostenible, la gestión de los recursos naturales a través de una buena acción participativa,  el compromiso entre la administración pública y los ciudadanos y el compromiso con su entorno. Las ciudades actuales se pueden y deberán reconvertir en ciudades inteligentes. Para ello, es preciso que utilicen la eficiencia y la tecnología para el logro del desarrollo sostenible.

Surgen proyectos para remodelar y adecuar las ciudades y urbes de todo tipo. Estos proyectos se encuentran recogidos en los objetivos que deben ser alcanzados en el 2020 según el Tratado 20-20-20. Se trata de: Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el consumo de energía y las energías renovables.

Por ello, mientras la emisión de GEI y el consumo de energía deben reducirse en un 20% respectivamente. Además, la generación eléctrica debe proceder de energías renovables al menos en un 20%.

El agua en las Smart Cities

El agua es el recurso más preciado de una ciudad y su gestión inteligente es uno de los principales retos a los que se enfrentan las Smart Cities.

El “Smart Water” es uno de los seis componentes que definen una ciudad inteligente; los otros incluyen energía, movilidad, edificios, servicios públicos e integración. El objetivo de estas acciones es hacer que la ciudad sea más sostenible y eficiente y mejorar  la calidad de vida.

Entonces, este concepto de “Smart Water” generalmente se refiere a un enfoque holístico para administrar este recurso invaluable y los sistemas de infraestructura que rodean su abastecimiento y tratamiento. Además, a medida que actualizamos e invertimos en nuestra infraestructura de agua con más herramientas habilitadas para ser utilizadas Internet y una gran cantidad de datos está disponible, es vital que estas redes se comuniquen entre sí.

Por otro lado, al identificar anomalías en los patrones de consumo tanto para los servicios públicos como para los usuarios finales, las ciudades pueden optimizar y eliminar el desperdicio de agua y los costos de entrega. La alta demanda de energía de las redes de suministro y tratamiento de agua de una ciudad a menudo se subestima. Esto significa que mejorar la eficiencia operativa a través de datos procesables reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero y reducirá los costos simultáneamente.

Medidas para la gestión del agua en una Smart City

  • Con el objetivo de reducir costos y reducir la contaminación pondrían instaurarse las siguientes medidas:
  • Instalar sensores y automatizar las infraestructuras que componen el ciclo del agua en las ciudades:
    procesos de tratamiento y depuración, redes de abastecimiento, alcantarillado, etc.
  • Centralizar y monitorear la información del ciclo del agua municipal en una única plataforma de gestión.
  • Implementar sistemas de lectura remota utilizando medidores de agua inteligentes.
  • Adaptar las necesidades de agua de las zonas verdes mediante sistemas de riego inteligentes.

Profesionales protagonistas de los avances que se están desarrollando en el sector del agua se concentran en el curso Fundamentos para la gestión sostenible del agua en una Smart City en Benidorm, en el marco de los cursos de verano de la UNED en Denia, para mostrar las bases sobre las que se asienta la gestión sostenible del agua en una ciudad puntera del siglo XXI. Desde el conocimiento, la innovación, pasando por la gestión financiera y el consumo, hasta el marketing o la gobernanza. Una visita a la estación potabilizadora de Benidorm permite conocer el desarrollo de esta ciudad y sus avances en el sector.

El curso se impartirá del 6 al 8 de julio en la ciudad de Benidorm y se desarrolla de forma presencial y/o a distancia. De esta forma, se unen las empresas, la administración pública, la formación, la profesionalidad y la investigación con el fin de hacer partícipe a estudiantes y profesionales de los avances en esta materia.

ACERCA DEL AUTOR

Amelia Pérez Zabaleta
Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) y profesora Titular en el departamento de Economía Aplicada. Dirige la Cátedra Aquae de Economía del Agua.