10 cosas que no debes tirar al WC

Atascos y averías en tuberías son las consecuencias visibles e inmediatas de un mal uso del inodoro. Pero el impacto de usar el retrete como cubo de basura va más allá, ya que muchos residuos acaban en ríos y mares, degradando el medio ambiente y poniendo en peligro el ecosistema.

Tratar el WC como un lugar para deshacerse de desechos es una práctica extendida en muchos países. Hay muchas cosas que no debes tirar al WC porque son pueden obstruir las tuberías y contaminar el agua. Además, esto tiene un coste económico y medioambiental fácilmente evitable.

Qué cosas no debes tirar por el WC

1. Las toallitas húmedas

¿Por qué no debes tirar toallitas húmedas al WC?

Las toallitas húmedas se han convertido en el peor enemigo de los sistemas de alcantarillado de las ciudades porque, como no se deshacen, crean atascos gigantes. Sin embargo, son muchos los consumidores que ignoran los problemas que ocasionan.

En Europa, la asociación que agrupa a las empresas de abastecimiento y saneamiento de 27 países (EurEau) sostiene que las toallitas generan un gasto de entre 500 y 1.000 millones de euros cada año. Por lo tanto, no tirar al WC estos residuos puede suponer un ahorro en la gestión de las infraestructuras de tu ciudad. Te invitamos a dar un paseo por la depuradora a través del cual conocerás cómo es gestiona esta situación.

2. Los tampones y compresas

Con los tampones sucede lo mismo que con las toallitas: no se deshacen y atascan nuestras tuberías. El atasco puede producirse tanto en nuestra casa como en el edificio. Aún son muchas las mujeres que ignoran que no es el lugar apropiado. Pasa lo mismo con los bastoncillos para las orejas, los algodones desmaquillantes y, por supuesto, los pañales. Por lo tanto, no debes tirar al inodoro cualquier cosa que pueda obstruir las tuberías. Esto tiene efectos graves sobre el ciclo urbano del agua.

3. El aceite

Al no poder separarse del agua, un solo litro de aceite contamina hasta mil litros de agua. Además, a las depuradoras les cuesta mucho separarlo, con que lo que termina directamente en el medio ambiente.

4. Preservativos

Los preservativos están diseñados precisamente para no romperse, por lo que suelen aparecer flotando con frecuencia en las alcantarillas de algunas ciudades.

5. Las colillas

No debes tirar al WC las colillas de los cigarros. Éstas se quedarán flotando en el váter y necesitarán hasta tres o cuatro descargas de la cisterna. Tampoco se degrada con facilidad y arroja todos los químicos que lleva un cigarrillo a la red de aguas.

6. Lejía y amoniaco

Estos productos que a menudo utilizamos en la limpieza de nuestra casa no son fáciles de desechar. Son altamente contaminantes y pueden oxidar la materia orgánica. Utilízalos con moderación y procura no tirarlos al inodoro a no ser que estén bien diluidos. Pero no te olvides de que existe una mejor opción: almacenarlos en botes y llevarlos al punto limpio.

7. Pinturas y disolventes

No puedes tirar estos productos al WC porque los productos químicos con los que están hechos son muy contaminantes. En este caso siempre es preciso acudir a un punto limpio. Llévalos en los envases originales y, a poder ser, con las tapas también originales para poder sellarlos.

8. Medicamentos

Los medicamentos también pueden resultar muy nocivos. Especialmente si terminan en los sistemas de irrigación o en los depósitos de agua potable. Por eso cuentan con su propio sistema de reciclado en algunos países.

9. Las tiritas y el hilo dental

Puede que nunca te lo hayas planteado, pero estos elementos tampoco son biodegradables. Por ello, tirarlos al inodoro no es una buena opción. Utiliza mejor la papelera del baño para evitar contribuir a los atascos.

10. Basura

Aunque se trate de residuos orgánicos siempre es preferible utilizar el cubo de basura de toda la vida a arrojar los restos en el inodoro. De este modo evitamos trabajo de depuración de agua.