Proteger los océanos es salvaguardar nuestra existencia

Los océanos son los pulmones azules del planeta ya que producen cerca del 50% del oxígeno y son capaces de absorber casi el 30% de dióxido de carbono ayudándonos a mitigar los efectos del calentamiento global. Cada 8 de junio se celebra el Día Mundial de los Océanos para revindicar el importante papel que tienen estas grandes masas de agua en nuestra vida.

En 1992 se propuso, por primera vez, la idea de celebrar un día que revindicará el papel crucial que tienen los océanos en nuestro planeta. Fue en 2008, cuando la Asamblea de las Naciones Unidas designó el 8 de junio como el Día Mundial de los Océanos.

Los océanos son grandes extensiones de agua salada que recubren nuestro planeta. Son fuente de vida y sustento para los seres vivos que habitamos en el planeta. En los océanos habitan la mayor parte de la biodiversidad ya que albergan una gran diversidad de ecosistemas marinos con miles de especies animales y vegetales. Gracias a todos ellos es posible el equilibrio ecológico en la Tierra.

Sin embargo, la acción humana está provocando una degradación de estas masas de agua que nos ponen en peligro a todos y ya es el culpable principal del 80% de la contaminación. Cada año se vierten 8 millones de toneladas de plásticos al mar provocando un serio peligro tanto para la calidad del agua como para supervivencia de las especies marinas que mengua cada año de forma acelerada.

Con el objetivo de tomar conciencia y revertir esta situación, el lema de 2021 para la celebración de este día mundial es: “El océanos: vida y medio de subsistencia”. Además, este mismo año se inicia el Decenio de las Naciones Unidas de las Ciencias Oceánicas para el Desarrollo Sostenible (2021-2030) con el objetivo de potenciar la ciencia y la investigación para garantizar la gestión sostenible de los océanos en la lucha contra el cambio climático.

¿Por qué es necesario un Día Mundial de los Océanos?

La presión humana, que incluye la sobreexplotación pesquera y la pesca ilegal, desconocida o sin regular, así como las insostenibles prácticas de acuicultura, la polución marina, la destrucción del hábitat, las especies invasivas, el cambio climático y la acidificación están causando un grave daño a los océanos y los mares.

Además de la celebración del Día Mundial de los Océanos, la ONU también ha emprendido una campaña que bajo el lema “#MaresLimpios, ¡Cambia la marea del plástico!“, pide a los Gobiernos que lleven a cabo políticas para la reducción del plásticos, y apela a los consumidores a que abandonen el hábito de usar y tirar productos plásticos antes de que perjudique irreversiblemente a nuestros océanos.

 

8 de junio, Día Mundial de los Océanos

Un buzo con una ballena jorobada y su ballenato frente a la costa en el Reino de Tonga. Ganadora del primer lugar del concurso sobre el tema Interacción humana 2016. Foto ONU/Michele Hall (Estados Unidos)

 

Algunos datos y cifras sobre los océanos

Pero para celebrar este Día Mundial de los Océanos de manera consecuente, es necesario conocer ciertos datos sobre ellos. Aquí te contamos algunos.

  • Los océanos cubren más de 70% de la superficie del globo. Sólo el 1% de la superficie oceánica está protegida.
  • Entre un 50 y un 80% de la vida en la Tierra se encuentra bajo la superficie del océano. Constituye el 90% del espacio habitable del planeta. Menos del 10% de este espacio ha sido explorado hasta ahora por el hombre.
  • Un conjunto de organismos marinos minúsculos llamados fitoplancton producen la mitad del oxígeno de la atmósfera mediante la fotosíntesis.
  • Los océanos contienen el 96% de toda el agua de la Tierra. El resto es agua dulce que se encuentra en forma de ríos, lagos y hielo.

¿Qué nos aportan los océanos? 

Pero si celebramos este día de los océanos, es sobre todo lo que nos aportan como seres humanos y al planeta en general.

  • El océano absorbe anualmente cerca del 25% del CO2 que se agrega a la atmósfera debido a la actividad humana, reduciendo así el impacto de este gas con efecto de invernadero en el clima.
  • El conjunto de los ecosistemas costeros que actúan como sumideros de carbono. Los manglares, las marismas salinas y las praderas submarinas pueden contener una cantidad de carbono cinco veces superior a la de los bosques tropicales.
  • Los productos del mar son la principal fuente de proteínas para al menos una de cada cuatro personas en el mundo.

A pesar de que solo haya un Día Mundial de los Océanos por año, debemos tenerlos en cuenta durante los 365 días, ya que si se degradan en exceso la supervivencia del planeta, de nosotros, del resto de especies animales y vegetales, pendería de un hilo.