10 elementos cotidianos que se deben reciclar correctamente

Hay objetos de uso cotidiano que no son de por sí contaminantes, pero sí pueden sí pueden ser muy perjudiciales para el medio ambiente si no se reciclan de forma correcta. Por eso es fundamental no solo conocer esos objetos, sino también cómo deshacerse de ellos de una manera sostenible.

Es posible que el respeto al medio ambiente esté cada vez está más presente en los hogares y en el día a día de todos, gracias a la introducción de prácticas que buscan la reducción de nuestra huella ambiental en aquellas actividades domésticas que hasta hace no mucho se consideraban inofensivas para el medio ambiente. Por ejemplo, se ha extendido la separación de residuos; el uso de bombillas tradicionales se ha sustituido por las de bajo consumo; las bolsas de plástico de la compra se reutilizan cada vez más y hay una mayor concienciación del uso que hacemos de la energía.

Sin embargo, seguimos usando muchos objetivos o utensilios de diferente tipo que no son perjudiciales por sí mismos, pero que pueden producir un impacto negativo en el medio ambiente en caso de que no sean reciclados de manera correcta.

Reciclar es una actividad que debe formar parte de nuestra vida cotidiana. Una práctica esencial para compensar el consumo y evitar el impacto medioambiental. Su importancia radica en que ayuda a luchar contra el cambio climático, a ahorrar energía, a la fabricación de nuevos productos, al uso de menos materias primas y, en general, a preservar el medio ambiente, mitigando el impacto en todos los ecosistemas.

A continuación, te compartimos 10 objetos que nos rodean de manera constante y que, aunque parezcan inofensivos, pueden causar un grave impacto medioambiental y contaminante:

  1. Cápsulas de café: El café es un elemento orgánico y no es muy contaminante, pero sí lo es su proceso de elaboración y, después, sus diferentes empaquetados. Las pequeñas cápsulas de café lo son mucho más, porque su envoltorio debe ir en plástico, aunque su contenido sea orgánico, por lo que se debe dividir a la hora de reciclar ambas partes en sus contenedores respectivos.
  2. Toallitas húmedas: Cuando, tras usar las toallitas, se arrojan al inodoro, no se descomponen y acaban en el alcantarillado produciendo bloqueos. Pueden tardar hasta 100 años en degradarse. Se deben depositar en el contenedor normal.
  3. Pasta de dientes: Los tubos de pasta de dientes están hechos de distintos tipos de plástico y microplásticos, por lo que se debe depositar en el contenedor amarillo.
  4. Chicles: El 80% son plástico y tardan en desintegrarse alrededor de 5 años. Lo malo es que no son reciclables y deben depositarse en la basura normal. Y, sobre todo, evitar el arrojarlos al suelo.
  5. Bolsitas de té: En ocasiones, el té viene en mini bolsitas de papel dentro de cajas de cartón, que puede reciclarse en el contenedor de papel y es biodegradable. Sin embargo, en muchas ocasiones vienen rodeadas de plástico para que no se rompan y resistan el calor en su contacto con el agua hirviendo. La tendencia es arrojar estas bolsitas a la basura normal, sin embargo, para poder reciclar, se debe separar el contenido -orgánico- del plástico, que debe ir al contenedor amarillo.
  6. Botellas de agua: Una gran mayoría de las botellas de agua se fabrican con un material llamado PET, el cual es totalmente reciclable si se deposita en el contenedor amarillo. Sin embargo, de no hacerlo, la presencia de estas botellas en el medio ambiente resulta muy perjudicial debido a su descomposición en microplásticos.
  7. Cuchillas desechables: La fabricación ya supone un enorme gasto en metal y agua y no son reciclables. Se debe depositar en el contenedor gris, dado que están formadas por diferentes materiales que no se pueden separar.
  8. Aceite de Palma: No es algo que consumimos de manera consciente, pero es un producto que se encuentra en cremas faciales, margarinas y productos veganos. El aceite de Palma es muy perjudicial porque se extrae de las palmeras y las plantaciones de palmeras están sufriendo un abuso y destruyendo ecosistemas.
  9. Velas: Su componente principal es el petróleo. Así, las velas de cera de parafina, al quemarlas, desprenden acetona, benceno, plomo y mercurio, lo cual es muy perjudicial tanto para la salud como para el medo ambiente.
  10. Medicamentos: Muchas veces se desechan al caducar o cuando ya no se van a usar a cualquier contenedor, y eso implica que en ocasiones puedan llegar a la naturaleza, donde los animales pueden ingerirlos o contaminar la flora. Es más, según dónde se depositen pueden acabar en el agua y acabar de nuevo siendo ingeridos por el ser humano de manera innecesaria. De ahí que sea necesario depositarlas en puntos limpios o en farmacias.

 


configDate =
cookieDate =

Configuración de cookies

Las cookies son importantes para ti, influyen en tu experiencia de navegación. Nos ayudan a proteger tu privacidad o darte acceso seguro con tu usuario a https://www.fundacionaquae.org. Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Recogeremos tu elección anónimamente. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

(Tardarás aproximadamente 4 minutos)

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: