¿Qué es la Red Natura 2000?

Los espacios naturales nos aportan multitud de beneficios, desde el abastecimiento de agua hasta nos ayudan a la regulación del clima. Protegerlos es esencial para conservar nuestra biodiversidad. En Europa hay 27.000 espacios naturales protegidos gracias a la Red Natura 2000.

Cada 21 de mayo se celebra el Día Europeo de la Red Natura 2000 para conmemorar la aprobación de la Directiva de Hábitats que encargó a los países de la Unión Europea la designación de una serie de espacios naturales que eran necesario conservar con el fin de para proteger nuestro patrimonio natural.

La conmemoración de este día pretende dar a conocer a la población la extensa red de espacios protegidos presenten en la Unión Europea. Estos albergan más de 27.000 espacios naturales. Y concretamente en España, el 30% del territorio se encuentra protegido por la Red Natura 2000.

Este día europeo, se celebra desde 1992, bajo el lema “El simple aleteo de una mariposa puede cambiar el mundo”, promovido por SEO/BirdLife. Cambiar nuestros hábitos, reciclar o evitar el despilfarro de agua son pequeños gestos que ayudan a construir un planeta más sostenible.

¿Qué es la Natura 2000?

Natura 2000 alberga una red de espacios naturales que los países miembros de la Unión Europea han declarado como protegidos con el fin de proteger y conservar, a largo plazo, la supervivencia de las especies y hábitats más vulnerables.

La Red Natura 2000 forma la mayor red de espacios naturales protegidos. Estos espacios, a diferencia de otros entornos protegidos como un parque o una reserva natural, buscan y tratan de integrar la actividad del ser humano con la naturaleza. Por ello, en estos espacios, se realizan actividades como la agricultura, la ganadería o el turismo. El único requisito es que todas ellas se desarrollen de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Red Natura 2000 alberga un conjunto de espacios naturales europeos con el objetivo de garantizar la supervivencia de sus espacios y hábitas que depende de estos ecosistemas

Esta red de espacios naturales protegidos se formó en 1992 por la Comisión Europea para garantizar el cumplimiento de los objetivos establecidos por el Convenio sobre la Diversidad Biológica, aprobado en la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro.

Los espacios naturales de la red Natura 2000 vienen designados en virtud de dos grandes leyes europeas. La primera de ellas es la Directiva de Hábitats, que origina los denominados Lugares de Importancia Comunitaria (LIC). Estos espacios recogen diferentes tipos de habitas y especies de animales que son necesario proteger.

La segunda ley que determina los espacios de esta red es la Directiva de Aves, que da lugar a las Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA). Estos lugares albergan las especies de aves más amenazadas en la Unión Europea.

Esta red de espacios trabaja por salvaguardar la conservación de los hábitats naturales, así como de la fauna y flora que dependen de ellos para su supervivencia.

 Beneficios de esta red

La existencia de estos espacios protegidos nos beneficia a todos. Unos ecosistemas saludables y una rica biodiversidad nos ofrecen agua limpia, aire puro y una garantía natural que nos protege frente a fenómenos adversos como las inundaciones y sequías.

La Red Natura 2000 nos brinda una serie de oportunidades para construir y fomentar una sociedad más respetuosa con el planeta. Algunas de las ventajas que desempeñan la protección de este tipo de espacios son:

  • Contribuyen a la depuración de agua
  • Albergan poblaciones de especies importantes como polinizadores, controladores de plagas o especies cinegéticas que son clave para el rendimiento de los cultivos
  • Fomentan el desarrollo sostenible y evitan el éxodo rural
  • Potencian el turismo sostenible, al crecer cada año entre un 15% y 20%.
  • Proporcionan medicamentos. Y es que, según el Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, los espacios de la Red Natura 2000 dotan del 25% de los medicamentos vendidos. Además, el 75% de los medicamentos utilizados en los países desarrollados se fabrican con compuestos naturales.

Estos son solo algunos de los beneficios que tiene Red Natura 2000, pero hay mucho más. Y es que, la existencia de estos espacios naturales, suponen el almacenamiento de 35 mil millones de toneladas de CO2. Disponer de unos ecosistemas saludables supone firmar la paz con el planeta. Nuestra salud y bienestar es la principal beneficiada de la existencia de iniciativas europeas como la Red Natura 2000.