¿Eres un turista sostenible?

Viajar es la manera perfecta de conocer diferentes culturas, paisajes y gentes. Sin embargo, cada vez es más importante hacerlo siguiendo pautas que sirvan para garantizar el cuidado y respeto por el medio ambiente. Esto se conoce como turismo sostenible. Te contamos qué es y cómo puedes sumarte a esta forma de viajar.

Con la llegada del buen tiempo, y a pesar del coronavirus, son muchas las personas que comienzan a planificar su descanso estival. El turismo sostenible se presenta como la mejor alternativa para estos meses, porque permite una movilidad resiliente y respetuosa con el medio ambiente. Es, además, una gran oportunidad para cambiar el modelo tradicional de turismo y acercarnos hacia la sostenibilidad.

¿Qué es el turismo sostenible?

El turismo sostenible consiste en una forma de viajar donde se respeta tanto a la población local como al viajero, al patrimonio cultural y al medio ambiente. El objetivo es seguir practicando la actividad turística sin alterar el ritmo natural y social de los lugares que son visitados.

El turismo sostenible desempeña un papel importante en la conservación de la biodiversidad al minimizar su impacto en el medio ambiente en el presente y el futuro. Así, seguirá generando ingresos y empleo en la zona que recibe a los visitantes, pero causará un bajo impacto sobre su entorno social.

Un reciente informe sobre la tendencias del turismo de los jóvenes en España, publicado por la Universidad Autónoma de Barcelona y la empresa IATI Seguros, refleja cambios radicales de los hábitos de consumo en los viajes, ya que 8 de cada 10 jóvenes se muestran preocupados por el impacto medioambiental del turismo y cerca de 59% descartaría los destinos no sostenibles para sus futuros viajes.

Objetivos del turismo sostenible

La organización mundial de Turismo fija en 3 los objetivos que persigue el turismo sostenible:

  1. En el terreno económico, conseguir un crecimiento sostenible e inclusivo a través de la creación de empleo y la reducción de los niveles de pobreza.
  2. En el ámbito medioambiental, hacer un uso eficiente de los recursos naturales, la protección medioambiental y la lucha contra el cambio climático.
  3. A nivel social e individual, fomentar la comprensión mutua para garantizar la paz y la seguridad y promover los valores culturales, la diversidad y el patrimonio.

La importancia del turismo sostenible

El turismo mueve a millones de personas y moviliza grandes recursos económicos en todo el mundo. Representa una industria que es fuente de riqueza para los países receptores, pero a su vez puede producir grandes perjuicios medioambientales si se realiza de manera irresponsable.  Por ejemplo, aumentar la contaminación ambiental, acelerar las causas del cambio climático y ocasionar la pérdida de espacios naturales y, con ellos, de la biodiversidad.

¿Qué es el turismo sostenible?

Frente a las consecuencias negativas de practicar un turismo poco sostenible, los beneficios del turismo sostenible son muy numerosos:

Medioambientales

  • Reduce el impacto que se produce sobre el medio ambiente a través de un uso responsable de sus recursos.
  • Consigue que el desarrollo esté en equilibrio con las necesidades medioambientales.
  • Genera beneficios económicos que proceden de los recursos de la fauna y de la flora.

Culturales

  • El turismo sostenible fomenta las relaciones entre personas de distintas culturas a partir de la tolerancia y el respeto hacia las comunidades de acogida.
  • promueve diferentes actividades para la restauración y preservación de aquellos espacios o lugares atractivos para el visitante. Con su conservación pervive el acervo cultural de la zona.

Sociales

  • El turismo sostenible fomenta la creación de empleos, así como al desarrollo de nuevas empresas especializadas.
  • Mejora las infraestructuras de las zonas de interés.
  • Ayuda a reactivar las zonas rurales.
  • Mejora la calidad de los servicios de la población local

¿Cómo viajar generando el mínimo impacto?

  • En avión, hay que buscar compañías aéreas que muestran el vuelo que tiene menor huella de carbono.
  • En tren. Es el medio menos contaminante.
  • En barco. Contaminan casi al mismo nivel que un avión y mil veces más que un tren. Además, un crucero con varios miles de personas puede producir semanalmente más de 200.000 litros de aguas residuales.