Campus logo
Aquae

Día Mundial del Retrete: la importancia del saneamiento

Hoy en día, 2.400 millones de personas o aproximadamente un tercio de la población mundial carecen de acceso a un saneamiento digno. Hablamos con María Alcázar, responsable de Cooperación Internacional en Cruz Roja España, sobre la importancia de contar con servicios de agua y saneamiento en el Día Mundial del Retrete.

En esta entrevista por el Día Mundial del Retrete, María Alcázar Castilla, responsable de Cooperación Internacional en Cruz Roja España, nos cuenta la importancia de disponer de un retrete, y qué podemos hacer desde los estados, organizaciones y ciudadanía.

El acceso saneamiento y los servicios de higiene son básicos para la salud de las personas. “Es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda para 2030 que tenemos todos los países”, comenta María desde Cruz Roja España. Es nuestra responsabilidad conseguir que las personas tengan un mejor acceso al agua potable y a los servicios de saneamiento.

Millones de personas en el mundo no tienen acceso a un retrete ni a agua potable, y se ven obligadas a defecar al aire libre, lo que afecta no solo a su dignidad, sino también a su salud.

Razones por las que el saneamiento es vital para la población

1. Hoy en día, 2.400 millones de personas o aproximadamente un tercio de la población mundial carecen de acceso a un saneamiento digno. Tampoco disponen de instalaciones que separan higiénicamente los excrementos del contacto humano, y mil millones de personas todavía practican la defecación abierta.

2. En 2012, la OMS estimó que el rendimiento económico mundial del gasto en saneamiento es de 5,50 dólares EE.UU por cada dólar invertido, casi el triple del rendimiento económico de 2 dólares EE.UU. del gasto en agua.

3. La defecación abierta (la práctica por la cual la gente sale a los campos, arbustos, bosques, cuerpos de agua abiertos u otros espacios abiertos en lugar de usar el baño para defecar) es una de las principales causas de muerte por diarrea, según la OMS. El número de muertos por diarrea es de alrededor de 6.000 al día, en su mayoría niños pequeños.

4. Solo en el sur de Asia, mil millones de personas carecen de acceso a un saneamiento digno y 675 millones practican la defecación abierta, más que en cualquier otra región del mundo.

5. La mitad de los casos de desnutrición en el mundo están relacionados con diarrea crónica causada por la falta de agua potable, un saneamiento adecuado y buena higiene, incluido el lavado de manos con jabón. El alcance de la crisis mundial del retraso en el crecimiento y el escaso acceso a agua potable y baños decentes está teniendo un impacto enorme en el futuro de millones de niños que sufren desnutrición.

6. Sin unas instalaciones de saneamiento adecuadas y sin ningún tipo de sensibilización sobre el tema, los riesgos de infecciones u otras enfermedades causadas por lodos fecales o aguas residuales son extremadamente altos. Solo 1 gramo de heces puede contener 10 millones de virus, 1 millón de bacterias, 1,000 quistes de parásitos y 100 huevos de parásitos.

El acceso al agua en el mundo

En las naciones desarrolladas, es decir, países que tienen de todo, desde tecnología hasta lujo, conseguir agua limpia en casa es tan “natural” como respirar aire fresco. Es algo a lo que la mayoría de las personas de los países avanzados tal vez no presten especial atención, pero este no es el caso del resto del mundo. Todavía hay muchas naciones que no tienen acceso a fuentes de agua potable o agua apta para el consumo humano. Aquí hay algunos hechos impactantes sobre el acceso al agua en todo el mundo:

  • Aproximadamente 2,1 mil millones de personas en todo el mundo todavía no pueden acceder a fuentes de agua potable dentro de sus hogares. En Nueva York, EE. UU., 8.3 millones de personas estuvieron expuestas a contaminantes del agua en el agua potable que incluían virus y varios tipos de bacterias.
  • Desde 2015, más de 63 millones de personas solo en la India han consumido agua de fuentes peligrosas.
  • Solo en África subsahariana, más de la mitad de la población bebe agua que proviene de recursos “peligrosos”, como el agua superficial.
  • Aproximadamente 102 millones de personas beben agua superficial. En muchas provincias de Sudáfrica, el agua a veces no está disponible durante dos días completos. Esto sucede aproximadamente el 60% de las veces.
  • En Nepal, el 91% de la población bebe agua de fuentes que contienen E-coli. Se trata de una bacteria fecal que puede provocar muchas enfermedades, incluidas infecciones bacterianas (del estómago).