Campus logo
Aquae

¿Cómo funciona la refracción del agua? Experimento

Parece magia, ¡pero no lo es! Es física. ¿Quieres saber qué pasa si pones un vaso de agua delante de una flecha? En este experimento te explicaremos una interesante ley de la física, que te permitirá comprender cómo funcionan las lentes convergentes. Para ello, solo necesitas un vaso de agua y un ordenador. ¡Empezamos!

Para cómo funciona la refracción del agua tan solo necesitas un simple experimento que te descubrirá una interesante ley de la física. Toma nota para ver qué necesitas para este experimento de refracción de la luz.

Materiales

  • Un vaso
  • Agua
  • Una hoja de papel o un ordenador.
  • Si decides utilizar una hoja de papel, también necesitarás un lápiz o rotulador.

Experimento del agua que no cae

  1. Coge tu lápiz y dibuja una flecha muy grande en la hoja de papel. Si lo haces con el ordenador, procura que la fuente esté por encima de 80.
  2. Coge el vaso vacío y ponlo delante de la flecha. Verás que la flecha se ve en la misma dirección que en el papel a través del vaso.
  3. Llena el vaso de agua y ponlo sobre una superficie plana.
  4. Vuelve a colocar el vaso de agua delante de al flecha.
  5. ¡Verás que la flecha se ve en la otra dirección!

Explicación: ¿cómo funciona la refracción del agua?

Como introdujimos al principio, este fenómeno óptico se conoce como refracción. Con él se explica cómo gira la flecha en función del contenido que esté en el vaso. Si hay aire, se verá en la dirección original. Si hay agua, la flecha se dará la vuelta.  ¿Cómo funciona la refracción del agua? Cuando la luz pasa de un medio a otro, refracta y todos los rayos se concentran en lo que se conoce como el punto focal. En el segundo caso, la luz pasa a través del vaso y luego a través del agua. El punto focal es aquel lugar donde se concentran todos los haces de luz al cambiar de dirección. Previamente al punto focal, la imagen se ve de manera normal. Sin embargo, cuando se supera, se observa invertida (como en el caso de nuestra flecha).

En realidad, en este experimento refracción de la luz el agua actúa como una “lupa”. Su función es concentrar todos los haces de luz. Con la refracción, el desvío de los rayos de luz al cambiar de medio provoca efectos tan curiosos como en este experimento.

Te invitamos a que descubras otro experimento de luz y agua en el que verás como un láser rebota contra su superficie.

La refracción de la luz, al detalle

En este experimento hemos aprendido cómo funciona la refracción del agua. Pero para entender realmente cómo se funciona este fenómeno, veámoslo de manera más general. Si sumergimos un extremo de un lápiz o algún otro objeto en agua en ángulo con la superficie, la parte sumergida parece doblada. Su imagen se desplaza porque la luz procedente de la parte submarina del el objeto cambia de dirección cuando sale del agua. Esta curvatura de la luz al pasar de un medio transparente a otro se llama refracción.

Cuando la luz pasa de un medio transparente a otro medio transparente, debido al cambio en la densidad de ambos medios, la luz se dispersa dependiendo de si la luz viaja de un medio más denso a un medio normal o de un medio normal a un medio más denso. Este es el factor más determinante en la dirección de la dispersión de las ondas de luz.

Ejemplos de la refracción de la luz en la vida real

Los ojos humanos tienen una lente que utiliza la refracción para ver. Resulta sorprendente, ¿verdad? En realidad, la córnea se encarga de refractar la luz hacia la retina. Luego, la imagen se envía a través del nervio óptico al cerebro. Sin refracción, no podríamos ver podría ver.

A continuación te mostramos otros ejemplos de refracción de la luz:

  • Cuando colocas una lupa –una pieza de vidrio grueso– sobre algún material impreso, las letras aparecen elevadas cuando se ven a través de ella.
  • Si metes un limón en agua en un vaso de vidrio, éste parece ser más grande que su tamaño real cuando se ve desde los lados. Con este ejercicio también podemos enseñar a los más pequeños cómo funciona la refracción en el agua.
  • Una piscina parece ser menos profunda de lo que realmente es.