Cuenca endorreica

Las cuencas endorreicas son áreas de terreno en las que el agua que cae o corre por ese lugar no tienen salida hacia otra cuenca fluvial, ni hacia el mar, ni por infiltración hacia capas de aguas subterráneas. Es un tipo particular de cuenca hidrográfica.

Os contamos lo que es una cuenca endorreica, su papel y algunas de las más importantes. Generalmente desconocidas, las cuencas endorreicas son unos fenómenos geográficos de gran relevancia para muchos países. Como veremos a continuación, Argentina cuenta con un vasto sistema de cuencas a lo largo y ancho de su geografía.

¿Qué es una cuenca endorreica?

Una cuenca endorreica es un área en la que el agua no tiene salida fluvial hacia el océano. Las precipitaciones que caigan en una cuenca endorreica permanecen allí, y solo desaparecen por infiltración o evaporación. Este proceso contribuye a la concentración de sales. En las cuencas endorreicas donde la evaporación está por encima de la alimentación, los lagos salados desaparecen y como consecuencia se forman salares. Otro término utilizado para definirlas es sistemas de drenaje interno.

Pueden suceder en cualquier tipo de clima, pero la realidad es que resultan más comunes en zonas cálidas desérticas. Además, cualquier lago situado bajo el nivel del mar, como el mar Caspio, tiene que ser endorreico y drenar una cuenca hidrográfica endorreica.

Normalmente el agua de estos lagos sólo tiene salida por evaporación superficial. Por tanto suelen ser de agua salada, ya que las sales que aportan los ríos se acaban concentrando en el lago final. Estos lagos o lagunas pueden ser permanentes o estacionales, dependiendo del equilibrio entre aportaciones y evaporación.

Ejemplos

El agua que corre por las cuencas endorreicas suele acabar recogida en lagos, lagunas o mares, dependiendo de su tamaño. Lagos y mares famosos de este tipo son el Mar Caspio, el antiguo Mar de Aral, el Mar Muerto, el Lago Titicaca o la Laguna Mar Chiquita.

En algunos casos la acumulación de agua puede salir de la cuenca por un punto donde el nivel del agua rebasa el terreno que lo encierra o encuentra un punto de drenaje subterráneo por rocas permeables o fisuras. El Mar Negro fue una cuenca endorreica antes de que se uniera con el Mar Mediterráneo, durante la última glaciación el nivel del mar estaba 100 metros por debajo de la actual.

cuencas endorreicas

Las cuencas endorreicas de Argentina

A lo largo y ancho de este país, se extienden varias zonas de cuencas formadas por varios ríos de la zona. Hablamos de la Cuenca Central, Cuenca de la Pampa y Cuenca Andina. Asimismo, cabe destacar, que en la parte central de Argentina, hay muchos cursos de agua que no desembocan en el mar, sino que vierten sus aguas en pequeños largos. Algunos de ellos, también en zonas desérticas en las que los ríos acaban desapareciendo. Te presentamos los 4 principales sistemas:

  • Sistema del río Desaguadero. En la actualidad existen presas y embalses en los ríos que aquí desembocan. Su fin es producir energía hidroeléctrica y servir de regadío para esta árida región. El río Desaguadero afluía en un importante sistema lacunar que fue casi totalmente desecado en el siglo XX.
  • Sistema de la gran laguna salada de Mar Chiquita. Situado en la provincia de Córdoba, recibe las aguas de una amplia variedad de ríos de la zona, como el Río Dulce.  La laguna Mar Chiquita que contiene aguaa salada se comunica, de manera subterránea con las aguas atlánticas a más de 900 km de distancia.
  • Sistema del río Quinto. Nace en la sierra de San Luis y se pierde en una serie de esteros y pantanos en el sur de la provincia de Córdoba. Es la zona donde las aguas se comunican, de manera subterránea, con las fuentes del río Salado (Buenos Aires).
  • Vertiente del Pacífico. Aunque los ríos de la pendiente del Pacífico son muy pocos, estos son muy caudalosos y se circunscriben a ríos de los Andes patagónicos.