Río Salado (Argentina)

El río Salado es un importante curso fluvial del centro norte de Argentina perteneciente a la cuenca del Plata. Es unos de los ríos que ha aumentado su caudal en su tramo inferior, el más árido, desde hace unos 40 años, debido a nuevas políticas y usos agrarios, así como a la influencia del cambio climático.

Conocido con varios nombres a lo largo de su recorrido, el río Salado es un río de Argentina que tiene su nacimiento en la Provincia de Santa Fe y su desembocadura en el Río de La Plata. También se lo conoce como río Salado Bonaerense. Porque más del 90% de su curso discurre por el centro norte de la provincia de Buenos Aires.

Transcurso del río Salado

El río Salado tiene su nacimiento en la provincia de Salta, y pasa por Santiago del Estero y Santa Fe para desembocar finalmente en el Río Paraná, en su margen derecha. Tiene una longitud de 2210 km (con sus fuentes, 2355 km), y drena una superficie de 124.199 km².

Las fuentes del río Salado se encuentran en las estribaciones orientales de los Andes, dentro de la provincia de Salta, y su fuente principal está en la llamada sierra de los Pastos Grandes. En esa zona de encajonados valles se le llama río Calchaquí (del Norte). Allí recibe sus principales afluentes en su margen derecha: Luracatao, Tacuil, Angastaco o Guasamayo.

A su paso por la provincia de Santiago del Estero es derivado en dos canales, el Canal de Dios, que arranca en la frontera con la provincia de Salta, y el Canal de la Patria, en las cercanías de San José del Boquerón.

El río de los mil nombres

Tras recibir las aguas del río Santa María, el río Salado discurre hacia el norte por la quebrada de las Conchas. Allí recibe el nombre de río Guachipas. En su encuentro con el río Arias forma el lago-embalse de Cabra Corral. Desde la confluencia con el río Arias, el cauce es conocido como río Pasaje o también con el nombre de río Juramento.

Al entrar en la provincia de Santiago del Estero cambia de nombre a Salado o Cachimayo, que en quechua significa también río salado. En esta parte, el río se ensancha formando “esteros” o humedales. Finalmente entra en la provincia de Santa Fe y prácticamente tras pasar por su capital desemboca en el río Paraná.

Problemas de sequía e inundaciones

Desde hace unos años, el régimen pluvio-nival del río Salado de Argentina se ha vuelto inestable. Así, las comunidades situadas en torno a él han visto cómo los periodos de sequías son sucedidos por épocas de abruptas inundaciones durante las lluvias. Hasta entonces –cuando el río tenía un caudal regular– había planes para la construcción del Canal del Norte, que uniría la provincia de Salta con el Río de la Plata.

río Salado Argentina sequía

Foto: Claudio Elias / wikipedia (CC BY-SA 3.0)

Biodiversidad del río Salado

Se ha planteado la posibilidad de crear una reserva natural en la cuenca del río Salado. El motivo es que sus aguas dan cobijo a una gran cantidad de especies vegetales y animales. Esta cuenca tiene un sistema abierto que recibe especies de la cuenca del Río de la Plata a través de las cabeceras del río Salado y su desembocadura en la Bahía de Samborombón.

Existe una gran variedad de especies autóctonas que viven en el río Salado. Sin embarog, su biodiversidad está bajo la amenaza del cambio climático y la intervención del hombre. Por un lado, el aumento de las temperaturas podría modificar los patrones estacionales de migración de las especies así como la estacionalidad de su reproducción.

En este sentido, en los últimos años se ha podido observar un aumento de las especies ocasionales, lo cual alerta de la colonización de algunas especies. Al eliminarse las peculiaridades que hacen única la fauna del Salado, podrían desaparecer las diferencias con los ambientes de ríos como el Paraná. Por otro lado, la extracción de especies con fines deportivos, decorativos y comerciales supone una amenaza adicional para la ictiofauna del río Salado.