¿Cómo evitar contaminar el agua de ríos y embalses?

Nuestra huella medioambiental puede ser crítica, incluso sin salir de casa. Las acciones que llevamos en casa pueden contaminar el agua que termina en el medio natural. Por ello, te contamos cómo evitar contaminar el agua de ríos y embalses con una serie de acciones para cuidar el agua.

Nuestra huella medioambiental puede ser crítica, incluso sin salir de casa. Las acciones que llevamos en casa pueden contaminar el agua que termina en el medio natural. Por ello, te contamos cómo evitar contaminar el agua de ríos y embalses con una serie de acciones para cuidar el agua.

La contaminación del agua de ríos, lagos y embalses proviene de múltiples fuentes pero principalmente se pueden dividir en dos: el uso doméstico y el industrial. Dónde se vierten las sustancias contaminadas que utilizamos en casa o aquellas que se emplean en los procesos productivos determinará la calidad de sus aguas.

En definitiva, el ser humano es el mayor responsable de la polución de ríos y embalses, ya que sus acciones tienen consecuencias ecosistémicas de gran alcance. En algunas ocasiones, el origen de la contaminación puede venir de decisiones políticas como la instalación de un vertedero de basuras al lado de un cauce fluvial. Pero en muchas otras, es la suma de la acción individual la que influye sobre la calidad del agua. Por ello, en este caso te presentamos tres formas con las que tú puedes contribuir a evitar la contaminación del agua de ríos y embalses. .

Cómo evitar contaminar el agua de ríos y embalses

Los siguientes consejos ayudarán a que, desde nuestros hogares, contribuyamos a no contaminar los ríos y embalses cercanos a nuestros domicilios.

1. Utiliza menos químicos para realizar la limpieza de tu hogar

Usar químicos tóxicos como el blanqueador o el amoniaco para limpiar tu casa es perjudicial para el suministro del agua. Muchos detergentes, al llegar a las aguas residuales, son extremadamente nocivos para la naturaleza. Los productos de limpieza provistos con la Eco-etiqueta son igualmente eficaces y ayudan a evitar contaminar el agua. También podemos utilizar para tareas de limpieza productos domésticos comunes como el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio que son completamente inofensivos. Todas estas acciones te ayudarán a cuidar el agua y no contaminarla.

Cómo evitar la contaminación del agua

2. Desecha los desperdicios de la manera correcta y evita la contaminación química del agua

No verter sustancias no biodegradables en el desagüe es otra de las acciones para evitar contaminar el agua. Cuando sea necesario utilizar algo tóxico en el suministro de agua, como pintura o amoniaco, procura desecharlo correctamente. Esta es una lista de materiales que nunca deben verterse por el desagüe:

  • Pintura
  • Aceite de motor
  • Disolventes de limpieza
  • Amoniaco
  • Químicos para piscinas

No usar el inodoro como una papelera es una manera de evitar contaminar el agua. Arrojar objetos que no se degraden como pañales, toallitas húmedas y aplicadores para tampones de plástico puede provocar problemas en el sistema de alcantarillado. Con el tiempo, estos objetos pueden terminar en los arroyos, ríos o en otras masas de agua de tu localidad, en donde pueden afectar a los peces y a otros animales salvajes. En lugar de arrojarlos al inodoro, tíralos a la basura.

3. Ahorra la mayor cantidad de agua posible

El ahorro es una de las acciones para cuidar el agua como recurso global. Adopta los siguientes hábitos para conservar más agua en toda tu casa:

  • Toma duchas en lugar de baños. Son mucho más ecológicas.
  • Cierra los grifos cuando no uses el agua, como cuando te cepillas los dientes.
  • No riegues el césped en exceso. Asegúrate de que los aspersores estén apagados durante las lluvias.
  • Riega tu jardín antes de que salga el sol o después de que se haya puesto para reducir la evaporación, lo que provoca un desperdicio de agua.

Saber cómo evitar contaminar el agua es fundamental para proteger este bien tan preciado del que depende la vida en el planeta.