Zampullín Cuellinegro, nada mejor que vuela

El zampullín cuellinegro es una especie de ave podicipediforme de la familia Podicipedidae propia de Eurasia, Norteamérica y África, que también se encuentra durante todo el año en los humedales de nuestro país. Posee un plumaje nupcial de color negro y se desenvuelve con más facilidad en el agua que volando.

El zampullín cuellinegro, cuyo nombre científico es Podiceps Nigricollis, es una especie de la familia del zampullín. Posee un plumaje nupcial de color negro salvo en su vientre que posee plumas anaranjadas. Lo que más llama la atención del zampullín cuellinegro son sus ojos rojos. Por otro lado, su figura es más esbelta que la de, por ejemplo, el zampullín común.

Esta especie de ave se desenvuelve mejor en el agua que volando. Si se ve amenazada, se sumerge para aparecer unos metros más lejos de su depredador, pero no echa a volar como otras aves. Cuando se zambulle lo hace de manera suave sin que apenas se mueva el agua de la superficie, un símbolo de elegancia. Por norma general suele permanecer hundido en el agua hasta el punto de que solo es visible su cabeza y, en los casos más extremos, su pico. También podemos conocer las características de otras especies que se sumergen en el agua como el cormorán moñudo.

¿Qué come y dónde vive el zampullín cuellinegro?

Insectos y larvas acuáticas son la base de alimentación de un ave que también puede alimentarse de pequeños peces, anfibios o crustáceos. Estos pequeños somormujos emiten un sonido agudo al que le sigue una secuencia temblorosa, como si fueran presa de los nervios en ese momento.

Su hábitat varía según la época del año, aunque en general esta ave prefiere vivir en zonas húmedas poco profundas con abundante vegetación. Es una especie casi amenazada por culpa de la pérdida de su hábitat, la contaminación en zonas costeras y por los periodos prolongados de sequía, una de las consecuencias del cambio climático con mayor impacto sobre el ecosistema de esta especie.

Esta ave podicipediforme de la familia Podicipedidae es propia de Eurasia, Norteamérica y África, aunque lo podemos encontrar durante todo el año en los humedales de nuestro país, sobre todo en los situados en la mitad meridional peninsular.

En el Parque Natural de “El Hondo”, en la provincia de Alicante, se ha registrado un aumento considerable de la población reproductora de esta especie, casi con toda probabilidad la que tiene los ojos más rojos que hayamos visto nunca. Nos encontramos, sin duda, ante una de las aves más vistosas de nuestros estanques.

¿Cómo se reproduce?

Es importante mencionar que no existen diferencias entre sexos. Un factor a tener en cuenta es que la población reproductora de zampullín cuellinegro varía en función de la cantidad de agua con la que cuenten los humedales. Son habituales las colonias de aproximadamente unos 10 nidos y resulta curiosa su capacidad para asociarse a otras colonias de especies diferentes como la gaviota reidora.

En este ciclo únicamente tiene lugar una puesta de 2 o 3 huevos, participando tanto el macho como la hembra en el proceso de incubación. Este se prolonga durante más de 20 días y los pollos tardan el mismo periodo de tiempo en independizarse una vez han nacido.

Previamente a todo ello tiene lugar la parada nupcial que consiste en la inmersión del macho para aparecer, pasados unos segundos, pegado prácticamente a la hembra que ya le espera con las alas abiertas y el cuello en posición horizontal (sobre el agua).