Somormujo: curiosidades de un pez con alas

De cuello alargado, plumaje colorido y porte elegante, el somormujo lavanco tiende a sumergirse bajo el agua, como si se ocultase, pero se destapa durante el cortejo nupcial. Te contamos qué es un somormujo y las curiosidades de esta ave acuática que habita en los humedales de Eurasia, África y Australasia, pero que también tiene presencia en España.

El somormujo lavanco destaca por su amplia envergadura (de unos 90 cm y unos 50 cm de longitud), su blanco cuello largo y recto, su vistoso plumaje que luce con elegancia y sus penachos. Estos últimos se encuentran tanto en la parte superior de la cabeza (píleo) como en las mejillas (golas).

Por su parte, el color blanco es el predominante en la zona que rodea a los ojos, el cuello, el vientre y el pecho. Una coloración que contrasta, sobre todo, con los tonos oscuros de su dorso y los rojizos de sus flancos.

Y, sin embargo, quizá para hacer honor a su nombre (proviene de ‘somorgujo’: oculto debajo del agua), tiene la costumbre de esconderse bajo la superficie del agua, de zambullirse y quedar sumergido durante casi un minuto.

Algo que contrasta con su esbelta complexión durante el vuelo, donde mantiene estirado su largo cuello y bate rápidamente las alas. De este modo, el somormujo es muy similar a un destello en el aire debido a que se le divisan sus zonas alares blancas.

¿Dónde habita y qué come el somormujo lavanco?

Es una especie propia de los humedales de Eurasia, África y Australasia, y presente también en España. En concreto, se distribuye prácticamente por todas las regiones, salvo en las islas Canarias, aunque sí es cierto que su número es mayor en las zonas que cuentan con más humedales.

A diferencia de otras especies no es exigente en cuanto a la existencia de vegetación palustre. Sin embargo, la zona de humedales en las que se asientan sí debe tener cierta profundidad y contar con peces de los que alimentarse.

El somormujo es un ave que puede comportarse como migradora parcial o sedentaria. Son las poblaciones europeas del norte las más migradoras, sobre todo debido a las bajas temperaturas propias del invierno. Por ello, se desplazan a zonas del sur.

Además, presenta un alto nivel de adaptación para ocupar medios artificiales. Una ventaja que puede volverse en su contra, pues estos resultan impredecibles y puede terminar con la inundación de los nidos o, por el contrario, al alcance de los depredadores.

El principal componente de la alimentación del somormujo son los peces, a los que captura mientras se sumerge en el agua. Sin embargo, ocasionalmente también puede alimentarse a base de insectos y larvas. Es un ave limícola como, por ejemplo, la cigüeña blanca.

El cortejo nupcial

Esta ave acuática similar a un pato pierde la timidez cuando llega el momento del cortejo nupcial. En esta época, el somormujo se viste con un plumaje llamativo y busca con complejos movimientos de cabeza, cuerpo y golas atraer la atención de la pareja, en una coreografía sobre el agua que concluye con la oposición de ambos pechos, sosteniendo de forma romántica plantas acuáticas, a modo de flores, con el pico.

Más torpe en tierra y en el aire que sobre el agua, como si de un pez con alas se tratase, el somormujo nada y bucea con gran habilidad gracias a sus dedos lobulados y a sus patas atrasadas, con las que se impulsa a modo de hélice.