El Cormorán moñudo, el cuervo de mar de ojos esmeralda

El verde esmeralda que tiene en los ojos es una de las principales características del cormorán moñudo, un ave que vuela sobre el mar pero que es capaz de sumergirse más de 40 metros en busca de alimento. Esta especie de ave marina anida en colonias y recibe el nombre de cuervo de mar por su plumaje negro.

El cormorán moñudo (Phalacrocorax carbo) recibe su nombre por la ligera cresta que tiene durante la cría. El cormorán es un ave de gran envergadura que por su plumaje negro llaman cuervo de mar pero, visto de cerca, tiene tonalidades de color verde oscuro. Su tamaño puede alcanzar los 75 cm de longitud, mientras que su envergadura se aproxima a los 110 cm. Además, posee unos ojos color verde esmeralda muy característicos.

Esta especie de ave marina es capaz de volar sobre el mar y bucear a grandes profundidades para atrapar a sus presas como si de un pez se tratase. El cormorán moñudo en vuelo se diferencia de especies similares por el hecho de que este a simple vista resulta más ligero y gracias a que en sus desplazamientos no se incluyen planeos. Presenta, a su vez, una silueta del cuello más estrecha.

¿Dónde vive y cuál es el hábitat del cormorán moñudo?

Su hábitat esta siempre cerca del agua tanto dulces como saladas en zonas abiertas. Es una especie de ave suliforme de la familia Phalacrocoracidae propia de Europa y zonas limítrofes del norte de África y Oriente Próximo. Conviene destacar que la mayor concentración de esta ave se da en las islas Británicas.

Por su parte, en la Península Ibérica es habitual encontrarlo en la costa mediterránea (Baleares, Cataluña y Comunidad Valenciana), aunque también en la costa cantábrica y alrededor del estrecho de Gibraltar. En las mismas latitudes mediterráneas es posible disfrutar de otras especies como son el chorlitejo patinegro o la Gaviota de Audouin.

Los desplazamientos migratorios únicamente se producen en aquellos ejemplares que viven en las zonas del norte, pero no es una especie que se traslade en grandes distancias. La población de cormorán moñudo en Galicia es posiblemente la más amenazada en nuestro país, debido fundamentalmente a la sobrepesca de algunos de los peces de los que se alimenta.

¿De qué se alimenta y cómo se reproduce?

Nos encontramos ante, sin duda, uno de los mejores buceadores de la familia de los cormoranes. Los peces marinos como arenques y sardinas constituyen la base de su alimentación, pudiendo sumergirse más de 40 metros durante periodos de tiempo de entre 20 y 45 segundos. En este sentido recuerda sobremanera al zampullín cuellinegro, un ave que nada mejor que vuela y de la que en muchas ocasiones solo es visible su cabeza. El cormorán moñudo puntualmente también puede alimentarse de crustáceos.

El cormorán moñudo anida en colonias, donde emite sonidos guturales, y la construcción de su nido tiene lugar en los acantilados rocosos, pero nunca a la intemperie. Utilizan las repisas protegidas y emplean algas, ramas y plumas para que este sea lo más confortable posible.

El promedio de huevos que pone el cormorán es de entre 3 y 5 huevos, que alimentan por regurgitación aunque su supervivencia es baja normalmente. Sus patas son tan cálidas que para incubar sus huevos los ponen encima. Los pollos abandonan, por norma general, el nido una vez transcurrido más de mes y medio desde el momento de su eclosión.