Ahorrar agua en el inodoro

El consumo medio por habitante cuando tiramos de la cadena, o usamos la cisterna alcanza los 10.800 litros por año. En los antiguos inodoros la media era de 12 litros por uso.

La demanda de agua está creciendo a un ritmo vertiginoso en todo el mundo. De hecho, se espera un crecimiento de la demanda del 80% en los próximos 25 años. El consumo de agua en España está entre los 10 más altos de todo el mundo, según un estudio de la Water Footprint Network.

Es importante encontrar formas sencillas de ahorrar agua desde casa. Hay muchos gestos que realizamos a diario que pueden tener un gran impacto en nuestra huella hídrico. Uno de ellos es tirar de la cadena Hoy en día, casi todos los inodoros tienen una cisterna con un mecanismo de descarga que nos permite ahorrar agua fácilmente.

En este post te explicamos cómo funciona este mecanismo y cómo utilizarlo correctamente puede suponer un beneficio para tu bolsillo.

Ahorrar agua en el inodoro a través de la cisterna

Aunque en el pasado las cisternas de los inodoros eran extremadamente ineficientes, en la actualidad es raro encontrar un retrete sin una cisterna con un mecanismo de descarga inteligente. Ahora los sistemas más eficientes son de 6 litros y se puede llegar a los 3 litros.

Si usamos alguno de los nuevos sistemas de cisternas se ahorrarían unos 4.000 litros por año. Para ahorrar agua en el inodoro puedes utilizar una de estas opciones:

  • Doble descarga: Está compuesto por un pulsador con dos botones. Al presionar uno se descargan tres litros de agua y, al apretar ambos, la cantidad máxima que se libera es de seis litros, que ya supone de por sí ahorro respecto a lo habitual (12 litros).
  • Descarga interrumpible: está formado por un único botón. Al pulsarlo una vez, comienza la descarga de agua, y al hacerlo por segunda vez, ésta se interrumpe. La cantidad de agua que se consume depende tan sólo de la decisión del usuario.

Pero existen muchas otras maneras de ahorrar agua en el inodoro. Una de ellas consiste en introducir en la cisterna una botella con peso. Ésta reducirá la capacidad del depósito, haciendo que no se desperdicie tanta cantidad de agua cada vez que utilizamos el mecanismo de descarga.

No obstante, hay que realizar esta tarea con mucho cuidado. Al colocar una botella de plástico dentro del depósito de agua del inodoro estarás reducir el volumen de agua que cabe dentro de él. Pero colocar la botella de forma errónea, puede interrumpir el mecanismo de descarga y causar fugas.

Cambiar otros malos hábitos es importante

Recuerda que es muy importante mantener un sistema de saneamiento en buena forma. Existe una serie de malos hábitos que puedes cambiar fácilmente. Hacerlo te llevará no solo a ahorrar dinero en el inodoro; también estarás contribuyendo a mantener en buen estado el el sistema de saneamiento público.

Es importante entender que el inodoro (sanitario, excusado, taza, retrete o wáter) no es un basurero. Por eso, debes evitar echar pañuelos, papel higiénico y otros desperdicios es éste. Es una práctica muy habitual en algunos hogares, pero estos desechos de ser arrojados a los contenedores adecuados. Evita también tirar todo aquello que no se pueda desechar fácilmente, como toallitas húmedas, tampones o medicamentos.

Otra forma de ahorrar agua en el inodoro y dinero es reducir el número de veces que se descarga el agua del inodoro. Hay veces en las que se descarga la cisterna del WC solo para desechar un trozo de papel higiénico.

Por ello, te proponemos usar el baño varias veces antes de utilizar el mecanismo de descarga de la cisterna. Con esta pequeña acción ayudarás a reducir el número de litros de agua que se desperdician en un hogar cada año. ¿Sabes cuántos litros malgastan los hogares españoles? La respuesta es 1.000 litros de agua por hogar al año.