Wiki Explora
Fundación Aquae > Wiki Aquae > Agua en el cuerpo: cómo afecta su falta a nuestro cerebro

Agua en el cuerpo: cómo afecta su falta a nuestro cerebro

Compartir en
El 90 por ciento del volumen de nuestro cerebro está compuesto por agua y es el principal vehículo de las transmisiones electroquímicas.

El descenso de tan sólo un 2 por ciento de agua en el cuerpo puede causar una pérdida momentánea de memoria, dificultad con las matemáticas básicas y problemas al enfocar la vista sobre una pantalla de computadora o sobre una página impresa.

El mecanismo de la sed es tan débil que con frecuencia el 37 por ciento de los seres humanos lo confunde con hambre. Sin embargo, la deshidratación es un problema serio. Beber un mínimo de ocho vasos de agua al día disminuye el riesgo de cáncer de colon en un 45 por ciento, además de rebajar el riesgo de cáncer de mama en un 79% por ciento y de reducir la mitad de probabilidades de desarrollar cáncer de la vejiga.

De acuerdo con los expertos, ingerir al menos dos litros de agua es obligatorio si queremos que nuestro cerebro funcione de una manera óptima. Estudios preliminares indican que beber de 8 a 10 vasos de agua al día podrían significativamente aliviar los siguientes malestares en el 80 por ciento de las personas.

Foto: Tookapic, Dominio Público

Acidez estomacal
La acidez estomacal puede ser una señal de falta de agua en la parte superior del tracto gastrointestinal. La ingestión de antiácidos o medicamentos en tabletas contra la acidez estomacal no corrigen la deshidratación y el cuerpo continúa sufriendo como resultado de no obtener la suficiente agua.

Al no reconocer que la acidez estomacal es un signo de deshidratación y tratarla por medio de antiácidos producirá con el tiempo una inflamación estomacal en el duodeno, hernia de hiato, úlceras y eventualmente cáncer en el tracto gastrointestinal, incluyendo páncreas e hígado.

Artritis
La artritis puede ser una señal de falta de agua en las articulaciones. Puede afectar tanto a los jóvenes como a los adultos. El uso de calmantes para el dolor no cura el problema y provoca que siga progresando la enfermedad. El tomar agua aliviará este problema.

Dolor de espalda
El dolor en la espalda baja y la artritis anquilosa de la espina dorsal pueden ser signos de falta de agua en los discos de la espina dorsal que son los amortiguadores que soportan el peso del cuerpo. Estas molestias se deben tratar incrementando la cantidad de agua a beber.

No reconocer que el dolor de espalda es un síntoma de deshidratación en las articulaciones y tratarlo con analgésicos, masajes, acupuntura y eventualmente cirugía podría provocar osteoporosis y causar una deformación en la espina dorsal, que a su vez llevará a la incapacidad física de los miembros inferiores.

Migraña
La migraña puede ser también un síntoma de la falta de agua requerida en el cerebro y los ojos. La migraña se puede evitar impidiendo la deshidratación del cuerpo. Este tipo particular de deshidratación eventualmente ocasiona una inflamación en la parte posterior del ojo y posiblemente una disminución o pérdida de la visión.

Colitis
La colitis es una señal de falta de agua en el intestino grueso. Se asocia con el estreñimiento debido a la construcción de exceso de agua que se ejerce en el excremento y que a su vez pierde la lubricación que brinda el agua.

No reconocer el dolor de la colitis como un signo de falta de agua, provocará una condición de estreñimiento persistente que dará como resultado una compactación en el excremento que a su vez puede causar divertículos, pólipos y hemorroides e incrementar la posibilidad de contraer cáncer de colon y recto.

Ver también:
Agua en el cuerpo humano: las lágrimas
¿Cuántos días puedes vivir sin beber agua?
Consumir agua del grifo es más ecológico

 

Compartir en