fbpx
Fundación Aquae > Noticias > calentamiento global, groelandia > Hielo derretido y ríos desbordados en Groenlandia demasiado pronto

Hielo derretido y ríos desbordados en Groenlandia demasiado pronto

Científicos de la NASA del proyecto IceBridge, a bordo de un avión, sobrevolaron Groenlandia y sus grandes glaciares y detectaron algo muy preocupante: hielo derretido y ríos desbordados en una temporada del año en el que no debería ser así, nuevo indicativo del calentamiento que está afectando a los glaciares.

16/05/2019
Compartir en

Los investigadores IceBridge de la NASA se encontraban en una misión para observar los cambios en las masas gigantescas de hielo polar de la Tierra. Lo llamativo de lo que pudieron ver fue que se habían formado grandes estanques azules en el suelo helado en un momento en el que todavía no es verano. Algo que no resulta sorprendente desde cierto punto de vista, dado que Groenlandia se está derritiendo a ritmo acelerado durante las últimas dos décadas, pero sí lo hace por la época tan temprana del año.

Joe MacGregor, científico del proyecto IceBridge, ha manifestado que “aunque la sucederá durante el verano de 2019 en Groenlandia aún no se ha escrito, está comenzando con una nota preocupante”. MacGregor se basó en las imágenes que su compañera de IceBridge, la glacióloga Brook Medley, capturó a través del vuelo y en las que mostraba el derretimiento de los glaciares creando grandes charcos de agua.



Por lo general, estos estanques de fusión suelen formarse a finales de mayo y a lo largo de junio, por lo que se haya producido de manera tan temprana no tiene precedentes. Para los científicos del IceBridge el culpable de este suceso está claro: el calentamiento de los glaciares debido a unas temperaturas cada vez más cálidas. De hecho, los científicos pudieron comprobar que la temperatura de esos días fue considerablemente alta en comparación con registros anteriores en temporadas similares en Groenlandia. Aunque no es una sorpresa que las temperaturas árticas esté subiendo, dado el calentamiento global que afecta a esa zona de manera tan directa, esta visión del equipo IceBridge no solo supone una nueva prueba de ello, también que está produciéndose en épocas en las que, hasta ahora, se había mantenido cierto equilibrio térmico.

Esta fusión tan temprana se está produciendo en el centro-oeste de Groenlandia, donde se encuentra el enorme glaciar Jakobshavn Isbræ. Los científicos de IceBridge de la NASA, a bordo del avión de investigación P-3B Orion, visitaron Jakobshavn tres veces, junto con otros glaciares masivos cercanos. Los científicos están muy interesados en su futuro, dado que este río de hielo de gran espesor penetra en el interior de Groenlandia con profundidad; además, la salida del glaciar es extremadamente sensible a las temperaturas del océano y al calentamiento que este está sufriendo. El frente del glaciar que tiene salida al mar sirve como tapón reteniendo masas de hielo que permanecen congeladas.



Los científicos observador dos tendencias en Groenlandia. Por un lado, los glaciares de salida como el Jakobshavn Isbræ están acelerando su derretimiento en el océano; por otro lado, las temperaturas más cálidas en tierra están derritiendo la mayor parte del hielo interior. Una situación que está disminuyendo el hielo en Groenlandia a la par que incrementando el nivel del mar.

Según MacGregor la capa de hielo de Groenlandia está perdiendo, aproximadamente, 250 mil millones de toneladas cada año: desde que comienzos de la década de 1980, cuando los satélites empezaron a recopilar datos de Groenlandia, se calcula que la pérdida de hielo se ha acelerado seis veces. Esta fusión tan temprana que el equipo IceBridge ha podido constatar, evidencia la tendencia ascendente de la fusión. Las ‘piscinas’ que se crean con el deshielo presentan un agua más oscura que el hielo, por lo que absorben la luz solar en vez de reflejarla; además, el hielo expuesto bajo la nieve derretida es también más oscuro que la superficie nevada, lo que apunta a que la superficie absorbe aún más calor. Situación que acelera más el derretimiento, en un mundo que ya se está derritiendo.

 

Compartir en