El agua subterránea: un tesoro natural bajo nuestros pies

Haciendo visible lo invisible. En torno a esta idea se celebrará, el próximo 22 de marzo, el Día Mundial del Agua que este año estará dedicado a resaltar el valor de las aguas subterráneas en nuestro planeta. Desde Fundación Aquae nos unimos a la celebración de este día en el que reivindicamos la necesidad de proteger y conservar este tipo de aguas que, pese a estar escondidas bajo nuestros pies, son un recurso esencial para la salud del planeta.

El agua es un recurso fundamental para la vida de todos los seres vivos. Sin embargo, hoy en día el agua se encuentra bajo amenaza extrema debido al aumento de la población mundial, la creciente demanda de la agricultura y la industria y, en especial, de los efectos del cambio climático en el planeta. Estas son algunas de las razones por las que se celebra el Día Mundial del Agua.

Desde 1993 se celebra, cada 22 de marzo, el Día Mundial del Agua. Así lo estableció las Naciones Unidas con el objetivo de promover la importancia del agua dulce en el planeta. Además, la conmemoración de este día, respalda la consecución del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 cuyo fin es garantizar el acceso al agua limpia y a un saneamiento adecuado a toda la población mundial antes de 2030.

Desde Fundación Aquae trabajamos para optimizar los recursos naturales, especialmente el uso eficiente del agua como un recurso esencial para la vida. Apostamos por el desarrollo sostenible como la mejor opción para satisfacer las necesidades del presente, sin comprometer las de futuras generaciones.

Como parte de nuestro compromiso, un año más, nos sumamos a la celebración de esta efeméride que, en este 2022, está centrada en reivindicar la importancia de las aguas subterráneas y su difícil acceso para miles de personas. Y es que actualmente existen cerca de 2.200 millones de personas en el mundo que carecen de acceso a este valioso recurso.

Aguas subterráneas: protagonistas en 2022 

A pesar de que el 70% del planeta esté compuesto de agua, solo el 2,5% es agua dulce. Sin embargo, de esta cantidad, tan solo el 0,007% está disponible para consumo humano. Esto se debe a que el 69% está congelada en los polos, el 30% está como agua subterránea en los acuíferos y el 0,3% en los ríos y arroyos.

El Día Mundial del Agua 2022 se centra en poner en valor la importancia de proteger las aguas subterráneas

Estos datos evidencian la importancia del agua dulce para el fundamento de la vida de todos los seres vivos, pero también su escasa disponibilidad en el planeta y la clara necesidad de proteger este valioso recurso. Por esta razón, y bajo el lema ‘Agua subterránea – Haciendo visible lo invisible’ se pretende mostrar los graves estragos para el planeta que puede suponer no contar con este valioso recurso.

El agua subterránea se encuentra bajo la superficie terrestre, y se almacena en los acuíferos: formaciones geológicas compuestas por una o más capas de rocas y arena capaces de albergar y conservar agua en su interior. Según datos de la ONU, el 97% del agua dulce líquida se encuentra bajo nuestros pies en el interior de estas formaciones naturales. El agua subterránea, además, da sustento al suministro de agua potable, el saneamiento, la agricultura, la industria y los ecosistemas.

Agua subterránea

Los acuíferos se han demostrado como elementos resilientes al cambio climático. Sin embargo, la extracción insostenible de las reservas de agua de estas formaciones y el aumento de la temperatura global del planeta están poniendo en serio peligro la disponibilidad de este valioso recurso. Por esta razón, desde Naciones Unidas han decidido situar las aguas subterráneas en el centro de la conservación hídrica global. Y es que este 2022 es un año en el que el desafío climático es clave para cumplir los objetivos fijados en la Agenda 2030.

La gestión sostenible y eficiente del agua subterránea no debe quedar atrás. En este sentido, y desde la División de Ciencias del Agua de la UNESCO, trabajan en un análisis sobre el desarrollo de este recurso hídrico. Los primeros avances de esta investigación ya apuntan a que la extracción de este recurso ha sido realmente grande a nivel global y es especialmente preocupante en países como India, EEUU o China.

A lo largo de la historia, el ser humano se ha valido de las aguas subterráneas procedentes de los acuíferos para cubrir gran parte de sus necesidades. Fue, principalmente, en el siglo XX cuando este valioso recurso pasó a formar parte del bienestar y el desarrollo económico de la sociedad, sobre todo en los sectores agrícolas e industriales.

Sin embargo, con el crecimiento de la población mundial, la demanda de agua para sectores como la industria o la agricultura es cada vez mayor. El cambio climático está variando los patrones de disponibilidad del agua, provocando una crisis sin precedentes para este valioso recurso que, a su vez, se agudiza con la contaminación.

Nuestra forma de valorar el agua condicionará su gestión y disponibilidad futuras. Y esto a su vez, determinará nuestra capacidad para preservar este recurso crítico y limitado en beneficio del planeta.

Origen del Día Mundial del Agua 

En 1992 tuvo lugar la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Rio de Janeiro. Fue en esta asamblea donde emanó la idea de celebrar un día internacional que pusieran en relieve la importancia de este valioso recurso natural. Ese mismo año, la Asamblea General resolvió que el 22 de marzo de cada año tendría lugar el Día Mundial del Agua.

Desde entonces, cada 22 de marzo tenemos la oportunidad de sensibilizar a la población sobre la problemática existente entorno a la escasez de agua que, cada año, se agravan debido a los efectos nocivos del cambio climático. La contaminación es otra de los problemas ambientales que afectan a la calidad del agua y su existencia. Es necesario tomar medidas urgentes que ayuden a un acceso universal e igualitario al agua potable y a un saneamiento adecuado con el fin de proteger la salud de las personas.

Día Mundial del Agua 2022

Además, la conmemoración de este día pretende recordar la importancia del cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6. Estas son algunas metas que busca alcanzar este ODS hasta 2030

  • Lograr el acceso universal y equitativo al agua potable de toda la población
  • Mejorar la calidad del agua reduciendo la contaminación, eliminando el vertimiento y minimizando la emisión de productos químicos y materiales peligrosos.
  • Aumentar el uso eficiente de los recursos hídricos en todos los sectores y asegurar la sostenibilidad de la extracción y abastecimiento de agua dulce para hacer frente a la escasez.
  • Proteger y restablecer los ecosistemas relacionadas con el agua, incluidos los bosques, las montañas, los humedales, los ríos, los acuíferos y los lagos.

Pero, ¿cumpliremos estas metas? En esta infografía analizamos la situación actual del ODS 6 tanto en España como en el mundo. Lo cierto es que la escasez de agua potable ya afecta a casi el 30% de la población mundial y se prevé que este porcentaje siga al alza.

Proteger el agua es una tarea de todos, y el primer paso para minimizar su despilfarro es conocer el volumen de agua que usas de manera directa por tus actividades cotidianas, y el volumen total de agua dulce que se utiliza para producir los bienes y servicios que consumes.

Desde Fundación Aquae, y con motivo del Día Mundial de Agua, te invitamos a participar de esta conversación para poner en valor la importancia de este recurso.

Puedes calcular tu huella hídrica aquí.