El cambio climático podría provocar inundaciones en el Himalaya

Una serie de simulaciones diseñadas y realizadas por investigadores de la Universidad de Potsdam sugieren que miles de lagos en el Himalaya corren el riesgo de provocar inundaciones peligrosas a medida que el aumento de las temperaturas globales continúa derritiendo la nieve y el hielo de la región.

Los lagos glaciares se forman como charcos de agua derretida en las grietas de las montañas. Son lagos naturales que han proliferado en todo el Himalaya en las últimas dos décadas a medida que las temperaturas globales han aumentado por el cambio climático. Muchos de estos lagos están naturalmente represados por morrenas, barreras formadas de sedimentos y rocas unidas por hielo.

Entre los años 2003 y 2010 se han formado lagos naturales en el Himalaya. Debido al calentamiento global, un gran número de estos lagos naturales del Himalaya están en riesgo de reventar sus morrenas y causar inundaciones. Para afrontar esta situación, los científicos intentan predecir qué puede suceder en el mundo al respecto.

El hielo funciona en las morrenas a modo de pegamento entre los sedimentos y rocas sueltas que la conforman. Si el hielo se derrite, la morrena cederá, provocando lo que los investigadores denominan como ‘Inundaciones de estallidos de lagos glaciales’ (GLOF, en sus siglas en inglés).

Investigadores de la Universidad de Postdam han realizado un estudio, publicado en PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences), para averiguar más sobre qué puede suceder en las próximas décadas si los glaciares continúan derritiéndose y presionan más las morrenas.

Para lograr una estimación de la cantidad de lagos glaciares que se encuentran represados por morrenas inestables, realizaron 5.400 millones de simulaciones por ordenador a partir de datos de mapas topográficos y estudio satelitales.

El resultado fue que encontrar alrededor de 5.000 lagos que presentaban morrenas inestables y que pueden producir inundaciones. Según los modelos, los lagos con mayor riesgo son aquellos con el mayor volumen de agua y que tienen ya un historial de inundaciones.

Se estima que aproximadamente dos tercios de los glaciares de la región podrían desaparecer en la próxima década. Esto provocará que surjan nuevos lagos glaciares y que los lagos existentes crezcan en tamaño.

«El peligro de GLOF puede aumentar en estas regiones que actualmente tienen grandes glaciares, pero pocos lagos, si la pérdida de hielo proyectada en el futuro genera más lagos inestables de represas de morrena de lo que conocemos hoy«, aseguran los investigadores.

Aunque la mayoría de los lagos glaciares se encuentra en zonas poco pobladas, las comunidades que viven río abajo podrían verse afectadas por estas inundaciones. Además, afectan a tierras agrícolas y pueden dañar infraestructuras.