¿Quién inventó el filtro de agua?

¿Qué haríamos sin los filtros de agua? Es un invento esencial para la vida humana que nos permite poder obtener agua potable. Desde los griegos ha sido un concepto que fue desarrollándose hasta el siglo XIX, cuando se perfeccionó.

El filtro de agua es un invento esencial para la humanidad y oficialmente fue creado por James Simpson. Sin embargo hay toda una historia antes de este momento. Os contamos todo sobre el concepto de filtración y sobre la evolución del invento a lo largo de los siglos.

Filtro de agua creado por James Simpson

¿Qué es la filtración?

Filtrar el agua es un proceso en el que los sólidos se separan en una suspensión mediante un medio mecánico poroso denominado filtro. A través de un medio poroso, retiene los sólidos mayores del tamaño de la porosidad. Así deja pasar el líquido y las partículas más pequeñas que la porosidad.

Durante toda la historia las aplicaciones de la filtración de agua son muy diversas. Se ha usado y se usa tanto en la vida doméstica como en el ámbito profesional. En la industria son muy importantes en los procesos que requieren técnicas químicas.

Además, como veremos a continuación, la invención del filtro de agua se convirtió en una invención clave para salvar vidas. Hasta la aparición de esta invención, los contagios por enfermedades relacionadas con el consumo de agua eran muy frecuentes.

La filtración del agua comenzó a gozar de una mayor atención teórica desde el siglo xx. La clasificación de los procesos de filtrar el agua y los equipos para llevarla a cabo son muy diferentes diverso y no tiene por qué excluir unas de otras.

La historia del filtro de agua

A pesar de que tenemos una fecha e inventor del primer filtro de agua, cabe destacar que la historia de este procedimiento se extiende hasta hace más de 2000 años. A lo largo de la historia, la humanidad ha ido desarrollando diferentes procesos y técnicas que le han permitido eliminar los sólidos en suspensión del agua.

Por ejemplo, en los registros antiguos, escritos en sánscrito, podemos encontrar información que describe cómo las civilizaciones alrededor del 2000 aC purificaban el agua hirviéndola. Los mismos escritos también contienen descripciones de dispositivos de arena y de filtración de carbón simples para filtrar el agua.

Alrededor de 500 aC fue Hipócrates quien se planteó la hipótesis de que el agua limpia poseía ciertas cualidades curativas. Por ello, este científico de la antigüedas empezó a purificar el agua para los tratamientos médico. Sin embargo, habrá que esperar unos cuantos siglos más para hablar de filtración del agua tal y como la entendemos hoy.

James Simpson, el inventor del primer filtro de agua

A principios de 1800, el científico escocés Robert Thom diseñó la primera planta purificadora de agua en Paisley, Escocia. El diseño utilizaba filtros de arena lentos para purificar el agua.

Sin embargo, fue en 1827 cuando James Simpson construye el primer filtro de arena para la purificación del agua potable. Actualmente se considera el primer sistema efectivo utilizado para el tratamiento de las aguas. El método de James Simpson fue rápidamente replicado por otras compañías de agua, que vieron el gran potencial que albergaba la solución de este científico.

Gracias a esta invención, el suministro de agua se volvió mucho más seguro, puesto que permitió la reducción de los contagios por enfermedades tan peligrosas como el cólera o la fiebre tifoidea. Se podría decir que, en su época, James Simpson probablemente salvó la vida de miles de personas. Asimismo, esto permitió que Londres se convirtiera en una ciudad industrial líder y potencia económica mundial.

¿Quieres saber cómo funciona un filtro de agua de primera mano? Te proponemos que, no solo descubras cómo funciona, sino también cómo crear tu propio filtro casero. Con este simple experimento, podrás poner en práctica lo que has descubierto en este artículo y entender por qué el invento de James Simpson es tan crucial para la sociedad moderna.