Campus logo

Ponga una ballena en su vida

21 de Enero de 2015
Quienes escribimos de medio ambiente sabemos que la defensa de la naturaleza necesita símbolos. También sabemos que a la hora de contar ciertas noticias o historias, estas funcionan mejor si afectan a una especie o a otra. Así no nos resulta extraño que ONG o investigadores también recurran a determinadas especies para sensibilizar o ayudar a la conservación, como por ejemplo a través de su adopción virtual.

Perros, gatos, pingüinos… y ¿por qué no, una ballena franca austral? Las iniciativas para adoptar animales se han generalizado bien sea para darles un hogar, en el caso de perros o gatos o como forma de sensibilizar a la sociedad y llamar la atención sobre la importancia de ayudar a la conservación de la biodiversidad.

El último en sumarse a esta iniciativa ha sido el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) en Argentina con una propuesta solidaria que ya apoyan más de 4.000 personas en 20 países de todo el mundo y que tiene como objetivo ayudar a su conservación así como respaldar la investigación de esta especie de cetáceos.

“Alfonsina”, “Antonia”, “Victoria”, “Esperanza” o “Mochita“… y así hasta nueve ejemplares de ballenas francas que el ICB ha elegido para participar en este programa, un pequeño pero representativo número si tenemos en cuenta los casi 3.000 ejemplares de estos cetáceos que se estima viven y nadan en la zona austral del mar argentino.

¿Qué significa adoptar?

Pero ¿Qué significa adoptarlas? Sencillo, cada adoptante se vincula a estos animales conociendo su historia, puede seguir los estudios más recientes sobre los cetáceos y contribuye con una donación a la protección de las ballenas y su entorno. De hecho, la adopción de ballenas está vinculada a la creación del instituto y el Programa de Investigación Ballena Franca Austral, iniciado en 1970 por Roger Payne, quien descubrió que las ballenas pueden identificarse por el patrón de sus callosidades.

Y es que, aunque la moratoria sobre la caza de estos animales ha contribuido a su recuperación, las ballenas siguen siendo los grandes mamíferos marinos más amenazados.

Adoptante, protector, benefactor, familiar o padrino son algunas de las figuras de colaboración que se plantean con donaciones que van desde los 60 a los 200 dólares.

Como contrapartida, cada padrino recibe un certificado del ICB con el nombre y la foto de la ballena elegida, un registro de las observaciones que se le han realizado e información sobre la vida y las características de estos cetáceos gigantes.

Instituto de Conservación de Ballenas from Chris Johnson on Vimeo.

La alternativa del pingüino

Pero si las ballenas se te quedan grandes siempre puedes optar por un pingüino de la Isla Decepción en el marco de la campaña antártica puesta en marcha por el Ejército de Tierra en 2011.

Kowalski, Tintín, Benito o Calcetines, son algunos de los más de 800 pingüinos que ya han sido apadrinados en esta iniciativa que, además es gratuita. Y todavía quedan muchos por adoptar, pues se trata del animal más abundante de esta isla antártica, que llega a sumar las 100.000 parejas entre las pingüineras de Morro Baily y Punta Descubierta.

Para convertirse en padrino de una de estas aves, y obtener el diploma acreditativo y la fotografía del ejemplar se debe solicitar en el correo electrónico apadrinaunpinguino@hotmail.com, indicando los datos personales y la provincia de residencia así como el nombre con el que desea bautizar al animal. Seguro que a los más pequeños les encantará.

ACERCA DEL AUTOR

Arturo Larena

Periodista ambiental y científico. Dirige EFEverde y EFEfuturo

configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón Aceptar o configurarlas o rechazar su uso pulsando el botón Configurar.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: