Campus logo

Pon una ballena en tu vida y ayuda a conservar el mar

21 de Enero de 2015
Adoptar ballenas o apadrinar un pingüino son dos estrategias en pos de la conservación de la biodiversidad
Quienes escribimos de medio ambiente sabemos que la defensa de la naturaleza necesita símbolos. También sabemos que a la hora de contar ciertas noticias o historias, estas funcionan mejor si afectan a una especie o a otra. Así no nos resulta extraño que ONG o investigadores también recurran a determinadas especies para sensibilizar o ayudar a la conservación, como por ejemplo a través de su adopción virtual.

Perros, gatos, pingüinos… y ¿por qué no, una ballena franca austral? Las iniciativas para adoptar animales se han generalizado bien sea para darles un hogar, en el caso de perros o gatos. O como forma de sensibilizar a la sociedad y llamar la atención sobre la importancia de ayudar a la conservación de la biodiversidad. Es el caso de una una iniciativa que permite adoptar una ballena o un pingüino.

Este proyecto ha sido desarrollado por el Instituto de Conservación de Ballenas (ICB) en Argentina. Se trata de una propuesta solidaria que ya apoyan más de 4.000 personas en 20 países de todo el mundo. Tiene como objetivo ayudar a su conservación así como respaldar la investigación de esta especie de cetáceos.

“Alfonsina”, “Antonia”, “Victoria”, “Esperanza” o “Mochita“… y así hasta nueve ejemplares de ballenas francas que el ICB ha elegido para participar en este programa. Un pequeño pero representativo número si tenemos en cuenta los casi 3.000 ejemplares de estos cetáceos que se estima viven y nadan en la zona austral del mar argentino.

¿Qué significa adoptar una ballena?

¿Qué significa exactamente adoptar una ballena? Sencillo, cada adoptante se vincula a estos animales conociendo su historia, puede seguir los estudios más recientes sobre los cetáceos y contribuye con una donación a la protección de las ballenas y su entorno. De hecho, la adopción de ballenas está vinculada a la creación del instituto y el Programa de Investigación Ballena Franca Austral. Este programa lo inició Roger Payne en 1970. Payne fue quien descubrió que las ballenas pueden identificarse por el patrón de sus callosidades.

Y es que, aunque la moratoria sobre la caza de estos animales ha contribuido a su recuperación, las ballenas siguen siendo los grandes mamíferos marinos más amenazados.

Adoptante, protector, benefactor, familiar o padrino son algunas de las figuras de colaboración que se plantean con donaciones que van desde los 60 a los 200 dólares.

Como contrapartida, cada padrino recibe un certificado del ICB con el nombre y la foto de la ballena elegida, un registro de las observaciones que se le han realizado e información sobre la vida y las características de estos cetáceos gigantes.

Instituto de Conservación de Ballenas from Chris Johnson on Vimeo.

Apadrina un pingüino

Pero si las ballenas se te quedan grandes siempre puedes optar por apadrinar un pingüino de la Isla Decepción en el marco de la campaña antártica puesta en marcha por el Ejército de Tierra en 2011. La Antártida y el Océano Austral se están calentando rápidamente, lo que está afectando algunas de las zonas de alimentación de los pingüinos. Estas aves son especialmente sensibles al cambio climático, por lo que su conservación depende en parte de la acción humana.

Kowalski, Tintín, Benito o Calcetines, son algunos de los más de 800 pingüinos que ya han sido apadrinados en esta iniciativa que, además es gratuita. Y todavía quedan muchos por adoptar, pues se trata del animal más abundante de esta isla antártica, que llega a sumar las 100.000 parejas entre las pingüineras de Morro Baily y Punta Descubierta.

Para convertirse en padrino de una de estas aves, y obtener el diploma acreditativo y la fotografía del ejemplar se debe solicitar en el correo electrónico apadrinaunpinguino@hotmail.com. Para adoptar tu pingüino deberás indicar tus datos personales y la provincia de residencia. Y no te olvides del nombre con el que deseas bautizar al animal. Seguro que a los más pequeños les encantará.

La importancia de preservar la biodiversidad 

¿Te preocupa el medio ambiente? Existen numerosos programas que educan a los niños y sus familias sobre la importancia de la biodiversidad. Algunos de ellos se encargan de proteger especies amenazadas a través de proyectos de conservación. Entre ellos, en España es de especial importancia FAPAS – Fondo para la protección de los animales salvajes. Se trata de una organización que lucha por conservar el osos, el lobo, el águila pescadora, las abejas o los buitres.

ACERCA DEL AUTOR

Arturo Larena

Periodista ambiental, director de EFEverde de la Agencia EFE y Premio Nacional de Medio Ambiente. Recientemente ha sido elegido uno de los 100 personajes latinos más influyentes en materia de lucha contra la crisis climática por la Fundación Sachamama con sede en Miami.