Campus logo

Misión Amazonas, una colaboración entre Aquae y UNICEF

En 2015 viajó invitado por Fundación Aquae con un equipo de UNICEF para conocer de cerca cómo es vivir sin agua segura y sin saneamiento en zonas del Amazonas peruano. Lo contó en un extenso reportaje para El País y en Aquae Campus incluyó las anécdotas que no encuentran hueco en los medios con complicidad, humor y ¡grandes dosis de literatura!

Santiago Roncagliolo nos habla del proyecto Agua para la Amazonía peruana. Se trata de una iniciativa que nació en el año 2014 de la mano de Fundación Aquae y UNICEF con el objetivo de llevar agua potable a dos comunidades indígenas de Perú.

Aquae y UNICEF colaboran para promover el acceso al agua potable

Santiago Roncagliolo cuenta el proyecto que Aquae y Unicef desarrollan en el Amazonas peruano. Allí Roncagliolo viajó para contarnos el reto de vivir con agua segura en un lugar en el que hay abundancia de agua, pero contaminada. “Tener agua limpia en el Amazonas no es cuestión de recursos sino de conocimiento”, explicó. “Y tener o no agua potable es cuestión de dignidad humana, luchemos por el derecho al agua segura, porque el agua es la carretera, es el supermercado, es vida, es todo”.

Las comunidades indígenas de Loreto y Ucayali relatan en primera persona la situación vivida hasta ahora con un acceso no seguro al agua, y cómo sus vidas están cambiando gracias a un acceso seguro, que han logrado con el apoyo de Fundación Aquae, UNICEF y las autoridades locales peruanas y su proyecto “Agua para la Amazonía Peruana”.

El Amazonas, un río contaminado

El Amazonas tiene más agua que cualquier otro río del mundo. A lo largo de sus 6.400 kilómetros de longitud, recibe el agua de sus 500 afluentes lo alimentan. Y, sin embargo, hay escasez de agua potable y limpia para el consumo humano. Esto se debe a que el Amazonas está siendo envenenado debido a la proliferación de prácticas industriales.

Como cuenta en su intervención Santiago Roncagliolo, la contaminación del agua está empeorando en el Amazonas como resultado de la tala extensiva en la selva tropical. Las áreas que antes estaban cubiertas de árboles se han convertido en llanuras abiertas, lo que ha provocado inundaciones en los bosques. La extracción de oro está provocando contaminación por mercurio y las represas que se están construyendo en la cuenca del río pueden alterar el flujo de agua en el río. Algunos de sus mayores contaminantes son el cloro, el queroseno, el ácido sulfúrico, el mercurio y el cianuro.

Una de las alternativas para evitar el agua contaminada del río Amazonas son los pozos. De hecho, ante la contaminación de los ríos, muchas comunidades rurales dependen del agua subterránea como fuente de agua potable. Sin embargo, algunos estudios que se han realizado para detectar agentes contaminantes han mostrado que el agua de estos pozos contiene hasta 70 veces el límite recomendado de arsénico. Además, se han visto niveles peligrosos de manganeso y aluminio.

La crisis del agua, una cuestión global

Fundación Aquae y UNICEF se han aliado para plantar cara a la escasez de agua en dos comunidades indígenas de Perú. Agua para la Amazonía peruana ayuda a más de 5.000 familias cada año. Sin embargo, la crisis del agua es una realidad para millones de personas en todo el mundo. Más del 30% de la población mundial no tiene acceso a agua potable. Y la ONU estima que más de 5.000 millones de personas podrían verse afectadas por la escasez de agua para 2050. Gran parte de este problema se debe a la mala gestión de los recursos naturales.

En América Latina, África y Asia, por ejemplo, la mayoría de los ríos están comprometidos por la contaminación de la escorrentía industrial, informa la ONU. Además, el 80% de las aguas residuales y las aguas residuales del mundo se vierten directamente en masas de agua, lo que las hace inseguras. Aproximadamente dos tercios de los bosques y humedales, que son esenciales para limpiar y mantener los suministros de agua, se han perdido o degradado.

Lejos del río Amazonas, el lago Chad se ha reducido en un 95% en las últimas décadas, poniendo a millones de personas en riesgo de hambruna. En Shanghai, el 85% de los ríos de agua potable de la ciudad están demasiado contaminados como para extraer agua. Por otro lado, el derretimiento de los glaciares en toda Asia podría privar a millones de personas del agua potable.

ACERCA DEL AUTOR

Santiago Roncagliolo
Escritor, dramaturgo, guionista, traductor y periodista peruano. Colabora habitualmente en El País, y ha publicado numerosos libros, algunos adaptados al cine. En 2006 su novela Abril rojo, obtuvo el Premio Alfaguara de novela.