Gaviota de Audouin, un ave amenazada que vive en las costas españolas

La Gaviota de Audouin es una especie de ave autóctona del Mediterráneo y de algunos enclaves costeros del Atlántico norteafricano y suroeste de la península ibérica. Se encuentra amenazada por la alteración y destrucción de sus hábitats. Destaca en ellas su plumaje blanco nupcial y su envergadura. Es frecuente verlas persiguiendo a los marineros.

Larus audouinii es el nombre científico de la Gaviota de Audouin. Es un tipo de gaviota de considerable gran envergadura que puede superar los 130 cm y tiene una longitud aproximada de 50 cm. Pese a sus dimensiones, nos encontramos ante una especie estilizada cuyo canto se basa en la emisión de un débil reclamo.

Esta especie de ave Charadriiforme de la familia Laridae posee un plumaje blanco nupcial excepto en sus dorsales donde tiene un color gris claro. Los jóvenes tienen unas plumas que parecen escamas y tardan varios años en adquirir su aspecto definitivo. La Gaviota de Audouin se caracteriza por tener el pico rojo con dos manchas y por poseer en la punta de sus alas unas manchas negras, lo que la diferencia de otras especies de gaviotas.

¿Dónde vive la Gaviota de Audouin?

En las salinas de Torrevieja se puede observar, con ese telón de fondo rosado que da la sal al agua, la especie sobre la que tenemos una gran responsabilidad, la Gaviota de Audouin. El delta del Ebro es otro de los hábitats, en este caso colonizado desde la década de los ochenta, de una especie amenazada debido a la alteración y destrucción de sus hábitats. Allí se estima que residen más del 60% de los individuos existentes en nuestro país. Comparte, por tanto, ecosistema con otras especies como el charrán común.

Otras de las características de la Gaviota de Audouin es que se trata de una especie endémica de la cuenca mediterránea, por lo que se distribuye por países como España, Marruecos, Líbano, Chipre o Turquía. Prefiere las zonas tranquilas en las que no haya presencia de seres humanos, aunque se desplaza si fuera necesario en busca de alimentos. Una vez finalizado el ciclo reproductivo, algunas sí realizan pequeños desplazamientos a modo de migraciones, aunque otras muchas permanecen durante todo el año en las costas del mediterráneo español. Otras especies como el chorlitejo patinegro o el cormorán moñudo también son habituales en las proximidades del mar.

¿De qué se alimenta y cómo se reproduce?

Es frecuente ver a esta gaviota persiguiendo a los marineros para poder conseguir alimento. De hecho, sobrevive gracias a este aprendizaje, que también realiza de noche. Pero la base de su alimentación la constituyen los peces pelágicos y otros invertebrados marinos y terrestres.

El 90% de su población reproductora en todo el mundo anida en nuestras costas mediterráneas. Allí suele presentar un carácter gregario, lo que le lleva a anidar en colonias. En este sentido, la puesta de la Gaviota de Audouin se produce a finales de abril y suele constar de dos huevos, siendo la incubación realizada tanto por el macho como por la hembra durante un periodo cercano al mes. Los pollos se desplazan pronto por las inmediaciones del nido, realizando pequeñas exploraciones, y transcurridos en torno a 35 días desde su eclosión emprenden su primer vuelo tras haber completado su desarrollo.

A modo de curiosidad, nos gustaría destacar el hecho de que en Italia le dedicaron a la Gaviota de Audouin un sello donde dice: “El mar debe vivir”. Un mar que, por supuesto, es mucho más que agua y sal.