fbpx
Campus logo
Aquae

¿Cómo hacer tinta invisible con limón?

¿Qué escribirías si fueras capaz de hacer tinta invisible que solo unos pocos pudieran leer? Con nuestro experimento de esta semana te enseñamos cómo puedes crearla de forma fácil y desde casa. Solo tendrás que seguir paso a paso el proceso que te mostramos a continuación.

La tinta invisible o simpática es aquella que no podemos ver en el papel en el que se ha escrito hasta que no se utiliza algún método que permita hacer visible lo imperceptible. Hay diferentes métodos que se utilizan hacer la tinta invisible, visible. Entre ellos, algunos agentes químicos o el calor. Será precisamente este último el que utilizaremos para hacer tinta invisible con limón. Un experimento que se puede preparar desde casa para dejar mensajes ocultos allá donde vayas. ¡Verás qué facil!

¿Qué necesitamos para crear tinta invisible? 

  1. Un limón
  2. Un mechero
  3. Unos palillos
  4. Una hoja de papel

Pasos a seguir:

  1. Primero exprimimos un limón
  2. Cogemos unos palillos y los mojamos en el zumo de limón
  3. A continuación, escribimos lo que queramos en un folio
  4. y le damos calor…
  5. Todo lo que habíamos escrito ahora se ve.

¿Cómo es posible que el limón cree tinta invisible? 

Muchas frutas y hortalizas contienen goma, mucílago, albúmina o azúcar, que es lo que puede utilizarse como tinta simpática. Es el caso del limón, pero también de la cebolla, la manzana o la naranja. Como veíamos al inicio, para hacer visibles estas tintas simpáticas, basta utilizar el calor desprendido por un mechero para revelar los mensajes ocultos.

El líquido del limón es un ácido débil que al aplicarlo sobre el papel lo debilita (porque tiene celulosa). De esta forma, al darle calor acercándolo a una llama, la parte que tiene el ácido cítrico del zumo de limón se oxida dejando una sustancia de color marrón, que es carbono.

Alternativamente, podrías ver el mensaje escrito con la tinta invisible de un limón utilizando la luz artificial de una linterna por detrás del papel. Así se mostrará con más claridad la parte en la que ha actuado el ácido cítrico del zumo de limón, puesto que esa parte del folio es más fina.

El zumo de limón no es la única sustancia con la que se puede crear tinta invisible. Existen muchos objetos de la vida cotidiana con los que puedes crear tinta para escribir y que será invisible al ojo humano.

Otras maneras de crear tinta invisible

Por ejemplo, la puedes crear con leche. ¿Qué tienes que hacer para crear tinta invisible con leche? Es muy sencillo. Tan solo tienes que coger un bastoncillo para los oídos, mojarlo en un poco de leche y escribir en un folio en blanco. Cuando tengas tu mensaje, déjalo secar durante 30 minutos. Tras eso, expón el papel al calor (por ejemplo, con una plancha, una bombilla o una lámpara) y podrás ver cómo el mensaje aparece.

De la misma manera, puedes crear tinta invisible utilizando un lapicero blanco. ¿Cómo? ¡Es igual de sencillo! Escribe en un papel en blanco con tu lapicero blanco y, una vez hayas terminado, píntalo con una acuarela. Lo que ocurrirá es que toda la zona alrededor cogerá el color de la acuarela, pero la parte escrita en blanco se mantendrá. Como resultado, se mostrará el mensaje que has escrito.

El siguiente tipo de tinta invisible requiere un poco de ingenio. Para ello, necesitarás dos hojas, que pondrás una encima de la otra. Coge un lapicero, un bolígrafo o cualquier utensilio para escribir que tenga una punta dura. Cuando escribas, la hoja de abajo se marcará con lo que has escrito. Tras eso, separa las dos hojas y con un lápiz, empieza a colorear suavemente por la superficie. ¿Qué ocurre? Verás que el mensaje va apareciendo poco a poco.

Como puedes observar, existen diferentes maneras de conseguir escribir con tinta invisible. Tan solo hay que utilizar un poco nuestro ingenio y beneficiarnos de las propiedades de estos objetos para crear estos llamativos experimentos científicos.