Campus logo
Aquae

¿Cuál es la densidad del agua?

¿Qué sabes sobre la densidad del agua, el aceite y el hielo? Te proponemos realizar este fácil experimento científico en el que solo necesitarás un recipiente, hielo y aceite. De esta manera, podrás comprobar de primera mano las diferencias que existen entre las densidad del agua, del aceite y del hielo. Además, te compartimos unos datos relevantes que explican la composición de estos materiales.

Aceite, agua y hielo: ¿cuál de estos elementos quedará por encima del otro? ¿Tiene mayor densidad el agua o el aceite? Te proponemos este experimento científico a modo de “juego” para que puedas conocer más sobre las densidad del agua, del aceite y del hielo. Descúbrelo en el vídeo y ¡prueba a hacerlo en casa!

Por mucho que agites y trates de juntar el aceite con el agua nunca vas a conseguir que ambos elementos se fusionen. Los dos elementos se mantendrán siempre separados. El motivo no es otro que la densidad que tienen el agua y el aceite.

Te proponemos hacer la prueba: en primer lugar, vierte aceite en un recipiente y añade hielo (es decir, agua en estado sólido). Verás que el hielo flota sobre el aceite. Ahora bien, observa con atención. Conforme el hielo vaya deshaciéndose y pase a su estado líquido comprobaremos que el agua quedará hundida por debajo del aceite.

¿Por qué sucede esto? Todo tiene una explicación. El hielo quedará por encima del aceite porque la densidad del hielo es menor que la densidad del aceite. Por el contrario, una de las características del agua es que su densidad es mayor a la densidad del aceite. Esto provoca que el agua quede siempre por debajo del aceite sin llegar a mezclarse.

¿Cuál es la densidad el agua, el aceite y el hielo?

¿Quieres aprender un poco más sobre el tema? Por ejemplo,  la densidad del agua en gramos es de en torno a 1.000 kg/m3. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esta depende de factores como la temperatura (sería de unos 998 kg/m3 a 20ºC, o 0,998 g/cm3), la presión (se suele considerar 1 atmósfera) y la salinidad (en este caso hablamos de agua destilada, que no contiene sal).

La densidad del hielo (cuando el agua llega a 0ºC), sin embargo, es de unos 917 kg/m3. Por su parte, la densidad del aceite se calcula en los 920 kg/m3 aproximadamente, ya que varía en función del tipo. Hay que tener en cuenta que no es la misma la del aceite de girasol o la del de oliva o de palma. Esta diferencia en sus densidades es uno de los factores que explican por qué el agua y el aceite no se mezclan.

¿Cómo se mide la densidad?

El instrumento que se utiliza para medir la densidad de un líquido se llama hidrómetro.  De todos los dispositivos de medición científica es, con toda probabilidad, uno de los más simples. Con frecuencia se fabrica con vidrio y tiene la apariencia de un termómetro. El hidrómetro está formado por una base o tallo cilíndrico y un bulbo que incluye un peso en la parte inferior para que flote en posición vertical.

El hidrómetro se baja suavemente al líquido que se va a medir y hay que dejarlo en un punto en que esté  flotando libremente. Hay líneas grabadas o marcadas en el dispositivo para que el usuario pueda ver si dónde está flotando el hidrómetro. En líquidos menos densos, el hidrómetro flotará más bajo, mientras que en líquidos más densos flotará más alto. Dado que el agua es el “estándar” por el que se miden otros líquidos, la marca del agua probablemente esté etiquetada como “1.000.”

Un hidrómetro es una herramienta muy interesante para acompañar todos los experimentos que hagas sobre densidad del agua. Por ejemplo, te serviría para comprobar los cambios que se produce en la densidad de algunos líquidos cuando los exponemos a diferentes temperaturas. Te animamos a que eches un vistazo al experimento donde explicamos este fenómeno y sigas expandiendo tu conocimiento científico con objetos dela vida cotidiana.