Campus logo
Aquae

Canicas que desaparecen en el agua

Para realizar este experimento necesitaremos: Un recipiente, un vaso de agua y canicas de agua. Vertemos las canicas en agua y esperamos unas horas hasta que crezcan. Quitamos el agua y añadimos un objeto pequeño. Añadimos agua de nuevo y... ¡Las canicas desaparecen!

¿Pero, por qué?

Cuando la luz pasa a través de diferentes medios, cambia su ángulo y varía su dirección. A esto se le conoce como índice de refracción. El agua y las canicas poseen el mismo índice de refracción, por eso al añadir agua nuestros ojos no pueden distinguir las canicas.