Fundación Aquae > Desde el arte inmaterial a la escultura líquida

Desde el arte inmaterial a la escultura líquida

01/07/2014 - Blog - Roberta Bosco y Stefano Caldana
Con la introducción de las nuevas tecnologías se han ido abriendo nuevos caminos de investigación para la escena artística contemporánea.
Compartir en

IRIS Bienal Valencia 2001 © Kazuo Fukunaga

El concepto de inmaterialidad ha ido cobrando protagonismo en un panorama creativo estancado, revitalizando el sector del arte con propuestas que no necesitan ser objetos físicos. Estamos hablando de obras inmateriales, concebidas para la red y para ser disfrutadas desde un ordenador, piezas construidas sólo de código informático, que a lo largo de más de dos décadas han dado vida a la escena del net.art y de la creatividad en Internet.

IRIS 1 Bienal Valencia 2001 © Kazuo Fukunaga

De alguna forma podemos afirmar que la inmaterialidad es una cualidad parcialmente compartida por el agua, un elemento en continua evolución entre tres distintos estados físicos. Más allá de su forma sólida, el agua como líquido o gas no tiene un volumen definido y evoluciona amoldándose a un contenedor o al espacio que tiene a disposición.

]
Matrice liquide 3D 04 © A.Robin EPPDCSI

Sin embargo, gracias al japonés Shiro Takatani y al sueco Christian Partos, el agua acaba de convertirse en un elemento escultórico para plasmar Matrice liquide 3D, una interesante instalación que se exhibe en la Cité des Sciences et de l’Industrie de París, en el marco de Art Robotique, una exposición dedicada al arte robótico.

Matrice liquide 3D es una máquina robótica que crea esculturas de agua en tiempo real, dando vida a un continuo devenir de formas e imágenes. Esta instalación genera esculturas efímeras, cuya vida tan rápida e instantánea captura el espectador en un incesante ejercicio de observación y sorpresa, casi una metáfora del célebre río de Heráclito donde "todo fluye, todo cambia, nada permanece".

Matrice liquide 3D 04 © A.Robin EPPDCSI

La máquina se compone de una pequeña piscina donde el agua cae controlada por un ordenador, que regula el flujo del líquido a través de 900 electroválvulas, distribuidas en una malla de 30 x 30, que da forma a una matriz fluida, muy parecida a una estructura sólida. El chorro líquido genera así una cascada que Shiro Takatani y Christian Partos definen en un vídeo de muy baja resolución de 30 x 30 píxeles, donde la tercera dimensión está en realidad controlada por la fuerza de gravedad, que regula la permanencia en el espacio de los “puntos-píxeles” de agua. Las figuras que se van materializando, animadas también por luces estroboscópicas, son programadas anteriormente por los artistas a través de una computadora.



CLOUD FOREST - PatioA, PatioB from YCAM

La génesis de este proyecto se encuentra en la larga trayectoria de Shiro Takatani, conocido por haber sido fundador y director artístico del célebre colectivo japonés Dumb Type. Takatani suele integrar muy a menudo el agua en sus obras, tratando el estado de este elemento de manera distinta según la ocasión. En Cloud Forest, una instalación realizada con la colaboración de Fujiko Nakaya, plasmó el estado gaseoso, transformando el entorno expositivo en un paisaje onírico impregnado por una espesa niebla, que utilizó también en España en 2001 para IRIS, una obra encargada y producida para la Bienal de Valencia. El creador japonés investigó el estado sólido del agua en obras como Ice Core y Snow Crystal, dos vídeo instalaciones, que bucean en las texturas abstractas del hielo. Finalmente el estado líquido, además de encontrarse en este nuevo trabajo para París, protagonizó Water State 1, una instalación sonora creada en colaboración con el célebre compositor japonés Ryuichi Sakamoto.

 

Etiquetas:

Sobre el autor

Roberta es periodista especializada en arte contemporáneo y nuevos medios y Stefano en cultura digital. Son autores de El Arte en la Edad del Silicio, un espacio permanente dedicado al new media art en El País. Roberta es miembro habitual del jurado del Premio Diseña de Fundación Aquae.

 

Compartir en