Fuentes de inspiración para la creatividad

Aunque es verdad que la inspiración, nos viene o no nos viene, también lo es que hay formas de conseguirla, al menos de alentarla y de conformar a nuestro alrededor de un ambiente preciso a través de algunas claves para conseguirla o para que, al menos, sea más sencillo lograrla.

El ser humano es creativo por naturaleza pero no siempre resulta fácil tener buenas ideas. ¿Alguna vez te has preguntado cómo podrías encontrar una nueva idea para un proyecto creativo? ¿Qué fuentes de inspiración utilizas para estimular tu creatividad? Esa es la pregunta que nos guiará en este apasionante viaje.

Las mejores fuentes de inspiración para ser creativo

Algunos elementos que pueden servir como fuentes para la inspiración creativa, en especial para campañas de publicidad y de creatividad:

La naturaleza

Caminar por ella. El espacio natural, abandonado en muchos casos desde la vida urbana, se erige como un emplazamiento perfecto para dejarse llevar con la mente abierta. La aparente sencillez de lo natural, su orden y la calma que puede llegar a transmitir, son perfectas para limpiar la mente y conseguir grandes ideas creativas.

Las aves, los árboles, los insectos, las montañas y los valles pueden resultar profundamente inspiradoras. Las fuentes de inspiración en el mundo natural no tienen fin, especialmente si miras las cosas de cerca y ves los detalles en los colores, texturas y patrones. Si quieres inspirar tu creatividad, ve a darte un paseo por la naturaleza verás que lo más bonito de la naturaleza es a menudo lo más inesperado.

Los viajes

Al igual que caminar por la naturaleza, el movimiento nos obliga a desplazarnos, a salir de nuestro espacio, a contemplar otras realidades alejadas de lo ordinario del día. En los viajes, especialmente, surgen historias a nuestro alrededor, potencian que la mente esté más alerta de su entorno. Puede haber sorpresas y descubrimientos que ayuden a poner en orden ideas o a conseguir nuevas.

Sumergirse en otra cultura alejada de los estímulos habituales a los que estamos expuestos es una excelente manera de estimular la mente creativa. Viajar presenta una magnífica oportunidad para desafiar nuestras suposiciones sobre cómo funciona el mundo.

Visitar otros lugares es una de las mejores fuentes de inspiración. Conocer otras culturas nos ayuda a salir de nuestra zona de confort y a abrir los ojos a nuevas posibilidades. La inspiración que fomenta la creatividad puede venir desde el sistema de transporte público hasta el diseño de envases en las tiendas, los graffiti en las paredes de los edificios de la ciudad o las formas de frutas nuevas y exóticas en los mercados.

Las grandes ciudades

En contraposición con lo anterior, los grandes espacios de las urbes, cuya belleza es diferente, pero existe, poseen tantos contrastes y colores que en su aparente caos pueden dar pistas, ideas, intuiciones, que unidas a otras den como resultado algo creativo. La imaginación, en este sentido, se puede ampliar considerablemente.

Es cierto que con el impulso de las nuevas tecnologías, las zonas comerciales de las ciudades parecen tener cada vez menos vida. Aun así, siguen siendo una valiosa fuente de inspiración. Al fin y al cabo, estas zonas de la ciudad están repletas de personas muy diversas. Y esto puede resultar muy útil para avivar la llama creativa.

El Arte

El arte es una de las mejores fuentes de inspiración para estimular la creatividad. Visitar de manera física museos o galerías de arte, pero también, mediante el uso de los servicios online que ponen a nuestra disposición, cada vez mejores y con más material, puede ayudar a encontrar en el pasado ese detalle o esa idea que no encontramos de otra manera.

La lectura

Da igual que sea de la materia que nos interesa o no, eso es lo de menos, pero leer de manera continuada y variada, esto es, tanto ensayo como ficción, puede producir un sinfín de ideas. La inspiración creativa que uno puede obtener leyendo otras historias no tiene fin.