Fundación Aquae > Agenda Global: la cooperación al desarrollo también es cosa de ciudades y regiones

Agenda Global: la cooperación al desarrollo también es cosa de ciudades y regiones

27/02/2019 - Blog - OCDE
El rol de las ciudades y las regiones en actividades de cooperación internacional se encuentra en aumento y cada vez son más reconocidas como actores clave para el desarrollo mundial. Diseñan e implementan políticas fundamentales para alcanzar los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados en 2015 por las Naciones Unidas.
Compartir en

En áreas de políticas tan variadas como agua, vivienda, transporte, infraestructura, uso del suelo o cambio climático, los gobiernos subnacionales son los principales responsables y ejecutores. Otro rol fundamental que juegan hoy ciudades y regiones es en cooperación al desarrollo, donde pueden apoyar a otras ciudades y regiones en el mundo a través de políticas, programas o proyectos. Es lo que se conoce como Cooperación Descentralizada para el Desarrollo (CDD).

La OCDE ha llevado a cabo un extenso estudio sobre esta modalidad descentralizada de cooperación. La principal conclusión es que, a pesar de la crisis financiera mundial, las ciudades y regiones de los países de la OCDE han aumentado la Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD) que brindan a sus pares en los países asociados. Los volúmenes financieros provistos a través de mecanismos de cooperación descentralizada han aumentado en un 12%, de 1700 millones de dólares en 2005 a 1900 millones en 2015. Los principales países en esta modalidad de cooperación al desarrollo son Alemania, Canadá, España y Austria, mientras que Malawi y Perú con 3% de los flujos totales, y Marruecos, Senegal y Nepal con 2%, son los que más se beneficia. Se observa, además, que, de los temas relacionados con el cambio climático, 41 millones de dólares anuales en 2014-15, y de género, 63 millones de dólares anuales en 2014-15, se están convirtiendo en prioridades para los países.

Cuando se mira con mayor atención estos datos, se observa que el agua es uno de los sectores clave donde CDD ha demostrado ser una valiosa herramienta para mejorar el desempeño del sector. En el informe de la OCDE se analiza en profundidad el caso de Francia y el papel que juega la CDD para promover el acceso al agua potable y al saneamiento en países asociados. En este país destaca la importancia de un marco regulatorio innovador instalado a través de la Ley Oudin-Santini (2006) que actúa como catalizador de financiación que permite destinar el 1% de los ingresos de las ciudades, regiones y agencias de cuenca a actividades de cooperación para el desarrollo en el sector del agua. Además, este mecanismo tiene un efecto multiplicador para movilizar otras fuentes de financiación y apoyo en los países asociados. En términos globales, la CDD en Francia fue del promedio de 62 millones por año entre 2014 y 2015, representando alrededor del 1% del total de la ayuda oficial al desarrollo francés. El sector de agua y de saneamiento alcanzó un total de 12,25 millones de dólares en 2015, lo cual representó el 1,5% de la ayuda oficial al desarrollo francés dirigida al sector del agua y el 21% del total de cooperación descentralizada (Figura 1).

Figura: Flujos financieros por sector en Cooperación Descentralizada al Desarrollo en Francia (2015)



Sin embargo, no toda CDD se hace a través de flujos de ayuda oficial al desarrollo. La OCDE reconoce la gran diversidad de definiciones y mecanismos de implementación que existen en los países. Tanto es así que no hay una definición estándar de CDD, y solo 7 de los 28 países de la Unión Europea ha adoptado una definición oficial. Algunas ciudades y regiones realizan sus actividades directamente con pares en los países asociados, mientras que otras recurren a ONGs -es el caso del País Vasco (España)-, universidades o al sector privado; o, a veces, interactúan directamente con gobiernos nacionales, como Flandes (Bélgica). La OCDE subraya que esta modalidad de cooperación se ha vuelto más compleja que en el pasado, y va más allá de su componente de AOD.  La CDD ha evolucionado hacia enfoques multiactor, y ​​existe una mayor cooperación con los actores que ya están operando en el territorio. Además, una parte cada vez mayor de las actividades se enfocan en la construcción de capacidades y en el intercambio de conocimientos y experiencias.

La complejidad de estas actividades, por su naturaleza de estar lideradas por gobiernos locales y regionales, requiere de cierto enfoque global estratégico que aumente su efectividad, eficiencia e impacto. Algunas líneas maestras que se proponen desde la OCDE incluyen alinear a través de actividades de CDD las políticas locales y regionales de los países asociados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible para asegurar una mirada a largo plazo, fomentar una mejor coordinación a través del nivel de los gobiernos en los países promotores y asociados para una mayor efectividad e impacto, mejorar los datos e información relacionados con los flujos financieros, y establecer marcos de monitoreo y evaluación orientados a resultados para mejorar la transparencia. Estas recomendaciones pueden ayudar a que el impacto de estas actividades de cooperación descentralizada se multiplique y que las ciudades y regiones ejerzan su rol como agentes de cambio globales.

 

Sobre el autor

La misión de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) es promover políticas que mejoren el bienestar económico y social de las personas en todo el mundo. La OCDE ofrece un foro en el que los gobiernos pueden trabajar juntos para compartir experiencias y buscar soluciones a problemas comunes. Trabajamos con los gobiernos para comprender qué impulsa el cambio económico, social y ambiental. Medimos la productividad y los flujos globales de comercio e inversión. Analizamos y comparamos datos para predecir tendencias futuras. Establecemos estándares internacionales en una amplia gama de aspectos, desde la agricultura y los impuestos hasta la seguridad de los productos químicos. Centro para el Emprendimiento, las PYME, las Regiones y las Ciudades de la OCDE El Centro para el Emprendimiento, las PYME, las Regiones y las Ciudades de la OCDE (CFE) proporciona estadísticas comparativas, análisis y desarrollo de capacidades para que actores locales y nacionales trabajen juntos para liberar el potencial de los empresarios y las pequeñas y medianas empresas (PYMEs), promover regiones y ciudades sostenibles, impulsar la creación de empleo local y apoyar políticas de turismo sensato.

 

Compartir en