Fundación Aquae > (Resumen de tesis) Utilizando las matemáticas para ahorrar agua en el sector agrícola

(Resumen de tesis) Utilizando las matemáticas para ahorrar agua en el sector agrícola

24/03/2017 - Blog - Carlos Gutiérrez
Los modelos de toma de decisión aplicados a la agricultura son una potente herramienta para la evaluación previa de políticas relacionadas con el sector agrario, por lo que a nadie sorprende que la mayor parte de los gobiernos occidentales cuenten con un modelo de este tipo para el análisis y planificación de sus de políticas agrarias.
Compartir en

Entre otros motivos, existe un renovado interés en los modelos de programación matemática gracias a la aparición de la Programación Matemática Positiva, que permite una reproducción exacta de la realidad que la hace ideal para el análisis de medidas o políticas. No obstante, este método, como los que existían con anterioridad, es una técnica matemática que no se asienta en principios económicos sólidos, aunque funciona muy bien en la práctica (calibración exacta y respuesta suave frente a cambios externos).

En mi tesis titulada “Modelo de revelación de preferencias en la teoría multiatributo aplicado al regadío” he desarrollado un método de calibración de modelos de programación matemática que sí se asienta en principios económicos, y que no solo da respuesta a cómo varían los planes de cultivos frente a una nueva política, sino que explica los motivos subyacentes que llevan a los agricultores a adoptar nuevos planes de cultivos.

Esta metodología se basa en la teoría de la utilidad y permite desarrollar un modelo de revelación de preferencias de los agricultores. Permite establecer qué criterios son importantes para el agricultor a la hora de la toma de decisión y en qué medida unos son más importantes que otros sin necesidad de preguntar al propio agricultor (preferencias declaradas), sino basándose en sus decisiones anteriores sobre los planes de cultivos que han elegido (preferencias reveladas). Así, los diferentes objetivos que persigue el agricultor, tales como la maximización del beneficio, la minimización del riesgo o la minimización de la complejidad de gestión, se pueden integrar en una única función de utilidad o de bienestar, que el agricultor querrá maximizar. Este método de calibración se aplica en dos casos prácticos para validar su utilidad.

El primero de ellos trata de explicar los posibles efectos de la modernización de regadíos en una comunidad de regantes, haciendo recomendaciones sobre los prerrequisitos que se deben cumplir para que la mejora en la eficiencia de la aplicación del agua de riego no lleve a un incremento en el consumo de agua, en vez de un ahorro de agua como cabría esperar a priori (conocido como efecto rebote o paradoja de Jevons).

La segunda aplicación empírica trata de dar una aproximación a las consecuencias que tiene un incremento en la volatilidad de precios de los cultivos a nivel mundial, como los acontecidos hacia finales del 2007 y con varias repeticiones desde entonces. Este tipo de análisis no es posible llevarlo a cabo con otras técnicas que no tengan en cuenta ningún otro objetivo que no sea la maximización del beneficio (como la citada Programación Matemática Positiva).

 

Sobre el autor

Carlos Gutiérrez es doctor ingeniero agrónomo por la Universidad de Córdoba y actualmente es profesor contratado doctor en la misma universidad. Formó parte del Grupo de Análisis Económico del Agua del Ministerio de Medio Ambiente durante la primera fase de implementación de la Directiva Marco del Agua. Su actividad investigadora se desarrollado en el ámbito de la Economía Agraria y de los Recursos Naturales, y más concretamente en la Economía del Agua, con un foco especial en los modelos de toma de decisión de los agricultores (programación matemática). Está involucrado en diversos proyectos nacionales y europeos, así como en publicaciones, tanto artículos como capítulos en libros colectivos en el ámbito nacional e internacional.

 

Compartir en