Fundación Aquae > Investigadores ganadores de los Premios Cátedra Aquae valoran la importancia de la Biodiversidad

Investigadores ganadores de los Premios Cátedra Aquae valoran la importancia de la Biodiversidad

29/05/2018 - Blog
El 22 de mayo es el Día Internacional de la Biodiversidad, un bien mundial de gran valor para las generaciones presentes y futuras. Desde Fundación Aquae apoyamos proyectos que fomenten la conservación de las especies.
Compartir en

Así lo han constatado los ganadores de los Premios Cátedra Aquae del pasado año. Desde sus investigaciones, relacionadas con el agua, todos reconocen la importancia de conservar los ecosistemas y, sin duda, el agua es un elemento primordial para este objetivo.

Renato Sánchez ganó el primer premio del Trabajo Fin de Máster por una línea de investigación sobre análisis de riesgos y salvaguardias ambientales. Este investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO) de Ecuador considera que "en los últimos 30 años, la gestión del agua se ha desarrollado bajo una visión economicista, en la que se basan los principios del desarrollo sostenible buscando el equilibrio entre capitales, considerando a los recursos naturales como el agua en bienes comercializables".

Su tesis defiende que "la sustentabilidad fuerte y la economía ecológica consideran al agua un derecho, promoviendo su gestión a empresas públicas u organizaciones civiles que garanticen condiciones de verdadera sustentabilidad, para el servicio a ciudadanos y no a clientes".

En cuanto a la biodiversidad, considera que "para mantener la calidad del agua en el ciclo completo, se debería reponer su calidad en cada descarga. Por cada aprovechamiento de fuentes naturales deben realizarse tecnologías para potabilización y depuración paralelamente. La depuración es menos costosa en inversión y en operación al ser construida en escalas menores que aprovechar nuevas fuentes a mayor distancia o profundidad, lo cual resta el recurso a otras especies aguas arriba".



También defiende la necesidad de eliminar los compuestos tóxicos de las descargas residuales y propone "aplicar un sistema de tratamiento de agua que elimine la toxicidad de los compuestos, como los métodos de oxidación avanzada, que oxidan cadenas orgánicas o cambian los estados de oxidación de los compuestos o elementos hasta características inocuas".

Andrea Momblanch, de la Universidad Politécnica de Valencia y Premio Accésit Tesis 2017, por su trabajo sobre Servicios ecosistémicos y gestión integrada de recursos hídricos, considera que "en referencia a los recursos hídricos, los ecosistemas proveen servicios que son económicamente costosos de reemplazar como la provisión y purificación del agua, o que incrementan el bienestar humano a través de actividades recreativas y espirituales en un entorno natural".

Subraya esta joven investigadora que "se debe seguir trabajando para que el valor real de los servicios que la biodiversidad nos proporciona se tenga en cuenta en las decisiones estratégicas, tales como la adaptación al cambio climático. El desarrollo de herramientas y de metodologías de toma de decisión que incorporen estos aspectos requiere atención de la comunidad científica y apoyo institucional para garantizar una gestión del agua sostenible y económicamente viable."



Por su parte, Patricia Cambronero, primer Premio Trabajo Fin de Grado 2017 por su investigación desde la Universidad Politécnica de Valencia sobre Sistemas de drenaje y riego eficiente, reconoce la importancia del equilibrio de los ecosistemas. "La alteración de un lecho fluvial, ya sea de manera parcial modificando su régimen natural, o íntegramente, como se da en ocasiones desviando el trazado de cauces, provoca implícitamente el desequilibrio del ecosistema que se da por naturaleza en la zona en cuestión. De manera compleja, esto ha sido regulado por los distintos órganos de gobierno con la finalidad de llegar a una solución de compromiso entre la alteración de la naturaleza y las necesidades o iniciativas humanas".

En su opinión, "siguiendo diferentes líneas de investigación y centrando la mía propia en las políticas de gobernanza del recurso hídrico en Ecuador, pienso que el camino recorrido en este ámbito se ha centrado en asentar regulaciones para las grandes infraestructuras, y que las directrices para el manejo del recurso a pequeña escala han tenido un desarrollo secundario. La cuestión es que, no solo las grandes intervenciones, también la mala gestión de un pequeño cauce compromete a toda una red fluvial y puede alterar irreversiblemente el equilibrio de su ecosistema".

Para Sergi Vinardell, de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Girona y ganador del Accésit 2017 de los Premios Cátedra Aquae en la categoría Trabajo de Fin de Grado, "el agua es el compuesto más imprescindible para la vida, por lo que preservar una buena calidad de esta en el entorno natural será uno de los mayores promotores para mantener y desarrollar la biodiversidad. Los efluentes de estaciones de tratamiento de aguas residuales acostumbran a ser vertidos en ríos, por lo que la calidad del mismo se verá altamente influenciado por la eficiencia de los tratamientos utilizados en la depuradora".

El autor, de la investigación premiada sobre Tratamiento de Aguas Residuales señala que "tratamientos ineficientes para la eliminación de nutrientes conducen a la eutrofización del medio, que es uno de los principales problemas de las depuradoras convencionales. Además, en los últimos años, han aparecido los denominados contaminantes emergentes, que se caracterizan por su baja biodegradabilidad y por su alta afinidad a bioacumularse en el medio. Por estas razones, la búsqueda de tratamientos sostenibles e innovadores basados en conceptos de economía circular puede ser clave para mejorar la eficiencia de los mismos, así como ayudar a preservar el medio natural y su biodiversidad".

Los Premios Cátedra Aquae tienen como finalidad contribuir a estimular el interés por la investigación y la excelencia académica en temas relacionados con la economía del agua, premiando el talento de jóvenes científicos que estudian el agua. Con esta iniciativa, Fundación Aquae contribuye al cumplimiento del ODS número 6: garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

 

 

Compartir en