Campus logo

Agua y Energía: Entendimiento necesario

10 de Diciembre de 2014

El agua es esencial para la vida: sin ella no hay vida posible. La energía nos aporta calidad de vida. Para muchos, han sido esferas separadas. Para los ingenieros, santo y seña de nuestro quehacer profesional.

Acostumbrados a solucionar los problemas, nos hemos enfrentado a cómo colaborar con esta naturaleza que tanta agua y posibilidades de generar energía nos otorga, mediante el sol, el viento, las mareas, el ciclo hidrológico, los combustibles fósiles… Los procesos de aprovisionamiento y consumo de agua requieren energía para su captación, transporte, tratamiento y regeneración, e igualmente, gran parte de los procesos energéticos más comunes necesitan agua, como conductor, refrigerante o en ciclos de vapor, etc.

Hoy día, hay que decir alto y claro que la relación entre agua y energía, debe ser considerada a nivel de planificación, y a nivel político. Es primordial integrar la gestión de estos dos recursos, porque permite mejorar el ahorro y eficiencia tanto en el uso del agua, como en el consumo de energía. Esto es a día de hoy de vital importancia en un contexto de crecimiento de la población mundial y por lo tanto de sus necesidades. Mejorando los sistemas energéticos no sólo podremos ahorrar energía, también el agua que se utiliza en su generación y si mejoramos la gestión del agua, ahorraremos parte de la energía invertida en su suministro. La sostenibilidad de nuestra calidad de vida pasa porque el agua y la energía hablen entre sí y se entiendan. Agua y energía deben estar específicamente considerados en los nuevos Objetivos de Sostenibilidad Global que están a punto de ser aprobados pro Naciones Unidas.

El análisis global del binomio agua-energía, permite evaluar el importante coste que requiere la gestión integral del ciclo del agua. Es conveniente incluir en los estudios los costes de los ciclos de vida y la huella energética de las soluciones analizadas. En España, el consumo total de energía eléctrica ligado al agua viene a suponer algo más del 9% del consumo de energía eléctrica total.  El ajuste y optimización del consumo de agua permite captar y transportar menos agua, aumentar la garantía de suministro, reducir el consumo energético y por lo tanto el impacto sobre el medio. La tendencia es creciente, pues tanto las necesidades de incremento de recurso no convencional (desalación o regeneración para utilización) como de mejora de eficiencia (modernización de regadíos, introduciendo sistemas de riego a presión), como de mejora de calidad del agua (depuración) suponen un incremento de demanda de energía.

Hay que alentar el I+D+i para la tecnificación de los sistemas de gestión que permitan no sólo ahorrar agua, sino también ahorrar energía: para la sectorización y optimización energética de redes a presión, o para la mejora de eficiencia energética en la gestión del agua de lluvia en los entornos urbanos, o para la producción de energía mediante microturbinas utilizando pequeños depósitos de almacenamiento en inundación…

El sector energético mundial afronta retos muy importantes para los próximos años, derivados del incremento global de la demanda de energía, las tensiones en los precios y los compromisos adquiridos para incrementar la eficiencia y a reducir los gases de efecto invernadero. La sostenibilidad de nuestro planeta y de nuestro modelo de vida debe suponer una decidida apuesta por las energías renovables, en especial la energía hidráulica, la eólica y la solar.

El agua es protagonista en la producción energética, porque de la energía hidroeléctrica se puede decir que, es una tecnología renovable, madura, probada, fiable y que actualmente  a nivel mundial, tiene capacidad para generar mucha más electricidad que todas las demás fuentes renovables, juntas. Además, para la integración de la energía eólica o solar en los sistemas eléctricos, el agua es necesaria como almacenamiento y respaldo a corto plazo, porque por su variabilidad y su imprevisibilidad sólo se pueden ver contrarrestadas, hoy día, por la garantía que ofrecen las centrales reversibles de bombeo y por las hidráulicas con regulación.

De nuestra inteligencia y bien hacer depende nuestro futuro. Actuemos.

ACERCA DEL AUTOR

Tomás A. Sancho

Presidente WCCE - Consejo Mundial de Ingenieros Civiles y del Comité Técnico de Agua, Energía y Medio Ambiente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos.

configDate =
cookieDate =

Usamos cookies analíticas, de personalización y publicitarias (propias y de terceros) para hacer perfiles basados en hábitos de navegación y mostrarte contenido útil. Siempre podrás cambiar tu configuración, desde la página de Política de cookies.

Este es el configurador avanzado de cookies propias y de terceros. Aquí puedes modificar parámetros que afectarán directamente a tu experiencia de navegación en esta web.

Cookies técnicas (necesarias)

Estas cookies son importantes para darte acceso seguro a zonas con información personal o para reconocerte cuando inicias sesión.

Permiten medir, de forma anónima, el número de visitas o la actividad. Gracias a ellas podemos mejorar constantemente tu experiencia de navegación.

Dispones de una mejora continua en la experiencia de navegación.

Permiten que la publicidad que te mostramos sea personalizada y relevante para ti. Gracias a estas cookies no verás anuncios que no te interesen.

Dispones de una publicidad adaptada a ti y a tus preferencias.

También puedes continuar rechazando todas las cookies opcionales: