8 beneficios de la energía hidráulica

La energía hidráulica es una energía renovable que ofrece un gran número de beneficios para el medio ambiente; gracias a ella conseguimos electricidad a partir del agua que está almacenada en los embalses. Descubre qué es, cómo funciona y sus principales ventajas.

¿Qué es la energía hidráulica?

Antes de conocer las ventajas de la energía hidráulica, es importante conocer qué es y cómo funciona. Se trata de una energía renovable que, en general, obtiene su suministro energético a través del agua almacenada en los embalses. Estos están formados por espacios naturales en los que trascurre un río. Normalmente se trata de un valle en el que se construye una presa, aunque, como veremos, hay diferentes tipos de centrales hidráulicas.

Las presas se utilizan para almacenar agua, convirtiendo el río en un embalse de gran tamaño. Por otro lado, estas presas ofrecen un sistema que permite que el agua caiga desde sus puntos más elevados. Al caer, el agua pasa por un conjunto de turbinas que giran debido a la fuerza del agua. En ese proceso de giro, las turbinas producen lo que se conoce como energía hidráulica.

ventajas de la energía hidráulica

Tipos de centrales hidráulicas

Aunque el proceso de obtención de energía hidráulica es común a los diferentes tipos de centrales que la producen, cada una tiene un funcionamiento diferente, si bien todas presentan una de las ventajas de la energía hidráulica: tienen una vida útil larga.

  • Centrales de agua fluyente. No tienen embalses y se encuentran en terrenos sin demasiado desnivel. Dado que el agua está muy estática, este tipo de centrales depende de las precipitaciones, teniendo su máxima potencia en épocas de lluvias abundantes.
  • Centrales de embalse. La gran ventaja de este tipo de centrales reside en que puede almacenar agua, por lo que no están sujetas a las lluvias y, en caso de sequía, puede seguir generando energía.
  • Centrales de bombeo. Están formadas por dos embalses que se sitúan en niveles diferentes y racionalizan los recursos hídricos dependiendo de la mayor o menos demanda de agua. Cuando se necesita más agua, el embalse que se encuentra a más altura hace girar las turbinas y el agua cae en el embalse inferior.

ventajas de la energía hidráulica

Ventajas 

La energía hidráulica es una de las energías más antiguas, y gracias al avance de las tecnologías se ha podido mejorar para que sea más eficiente y sostenible. Las ventajas de la energía hidráulica son:

  • Reducir la dependencia

Ofrece una excelente vía para reducir la dependencia de energía exterior, ya que se puede producir en el propio país.

  • Sustituye a otras fuentes

Una de las ventajas de la energía hidráulica más importantes es que sirve como sustituta de otras fuentes más contaminantes para producir energía. Tiene un enorme potencial para disminuir la emisión de gases de efecto invernadero y reducir la contaminación ambiental.

  • Es renovable

Se trata obviamente de una energía renovable, ya que la energía se obtiene de la caída del agua y esta, de la lluvia, y no implican el agotamiento de este recurso para la producción energética.

  • Limpia

Otra de las ventajas de la energía hidráulica es que se trata de una energía limpia. Su utilización no produce residuos de ningún tipo y, por tanto, no hay desechos ni físicos ni químicos.

  • Estabilidad

Frente a otras energías renovables, como la energía solar y la eólica, la producción de electricidad a través de la energía hidráulica es muy estable. Aunque depende del agua de la lluvia, la capacidad a través de las presas y embalses de almacenarla permite una gestión a lo largo del tiempo.

  • Flexible

Además de estabilidad, la energía hidráulica es flexible y adaptable. Esto se debe a que permite regular el flujo de agua y las turbinas generan la cantidad de energía necesaria para cada momento.

  • Segura

Otra de las ventajas de la energía hidráulica es que es segura. Además de no producir residuos ni contaminar el aire, no presenta la posibilidad de que se produzcan accidentes.

  • Funcionamiento con coste bajo

Aunque la creación de las presas hidráulicas supone una inversión inicial elevada, una vez en funcionamiento, sus costes son muy bajos y el aprovechamiento de sus recursos es muy eficiente.