Campus logo
Aquae

Efectos del cambio climático sobre el agua

El agua es el medio principal por el que se puede percibir los efectos del cambio climático. La importancia de este elemento para la salud y la vida del planeta hace que, si se altera su ciclo natural, toda la vida se vea afectada. Conocer los efectos del cambio climático sobre el agua es básico para su mitigación. Debemos hacer lo imposible por proteger este elemento que es vital para nuestra superviviencia.

¿Por qué es importante conocer la relación entre agua y cambio climático? Porque el agua es un elemento vital para nuestro planeta. Dependemos de ella para beber, para la agricultura y la ganadería, para la sostenibilidad y supervivencia de numerosas especies y ecosistemas. También porque los océanos son los grandes sumideros del planeta de CO2 y ayudan a modular las emisiones hacia la atmósfera. Además, mantienen las temperaturas globales en el equilibrio necesario para hacer posible la vida de todos los seres vivos. Analizamos cómo afecta el agua al cambio climático.

El cambio climático se manifiesta a través del agua mediante la alteración de su ciclo natural. Cuando el clima varía, las sequías, las inundaciones, el deshielo de los glaciares, el aumento del nivel del mar y las tormentas se intensifican con graves consecuencias.

La adaptación efectiva al cambio climático pasa por una gestión de los recursos hídricos que permita desarrollar la resiliencia climática. Esta es necesaria, a su vez, para la consecuencia de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

¿Cómo afecta el cambio climático al agua?

El aumento del nivel del mar y el derretimiento de los glaciares son posiblemente dos de las consecuencias del calentamiento global que mejor ejemplifican la relación entre agua y cambio climático. Pero no son las únicas.

Según las previsiones científicas, esta relación provocará una variabilidad o modificación de los recursos hídricos. Esto provocará que los episodios de sequía en regiones ya áridas sean más frecuentes y duraderos en el tiempo. El agua potable y un saneamiento adecuado serán más complicados en muchas zonas en las que ya de por sí experimentan dificultades para acceder a ellos.

Por otro lado, la alteración del ciclo del agua modificará las precipitaciones incrementando la humedad del suelo. Esto producirá un impacto en el escurrimiento, la evaporación, el vapor atmosférico y la temperatura del agua que conducirá a condiciones y fenómenos más extremos.

Hablar de agua y cambio climático supone por tanto hacerlo sobre las consecuencias de una crisis que ahonda en los problemas de abastecimiento de agua en muchos lugares del planeta, debido a una creciente demanda que puede todavía aumentar. Estas son algunas maneras que nos muestran cómo afecta el cambio climático al agua.

Evaporación del agua 

El aire más cálido puede contener más humedad que el aire frío. Como resultado, en un mundo más cálido, el aire absorberá más agua de los océanos, lagos, suelo y plantas. Las condiciones más secas que deja este aire podrían afectar negativamente el suministro de agua potable y la agricultura.

Por otro lado, el aire más cálido y húmedo también podría poner en peligro vidas humanas. Un estudio del Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia descubrió que una mayor humedad hará que las temperaturas más altas en el futuro sean insoportables en algunos lugares, al bloquear los efectos refrescantes de nuestro sudor.

Precipitación

Cuando todo ese aire extra cálido y húmedo se enfría, cae lluvia o nieve extra al suelo. Por lo tanto, un mundo más cálido significa que nos golpean con lluvias más intensas y tormentas de nieve. Las zonas más cálidas del planeta están experimentando hasta ahora el mayor aumento en la intensidad y frecuencia de los eventos de fuertes precipitaciones.

Descubre en esta infografía los efectos del cambio climático en el agua y recuerda que puedes contribuir con tus hábitos a minimizar tu impacto sobre el medio ambiente. El calentamiento global es una realidad que nos amenaza y que tenemos que frenar para asegurar el futuro del planeta.

Recuerda que estas infografías son de uso libre.

Cítanos como fuente (www.fundacionaquae.org) y, sobre todo, ¡difunde el mensaje!