Causas y consecuencias del cambio climático

El cambio climático es uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta el planeta. La actividad humana es su principal origen y sus efectos pueden ser devastadores. Pero, ¿sabes realmente qué es el cambio climático y cómo te afecta? Te descubrimos las causas y consecuencias de esta crisis climática que ya afecta a todo el mundo.

Las causas y consecuencias del cambio climático son un tema de preocupación colectiva desde hace décadas; sin embargo, existen mitos acerca del cambio climático y no todo el mundo conoce la magnitud de su impacto sobre el planeta. ¿Alguna vez te has preguntado qué es realmente el cambio climático? o ¿Cómo nos afecta?

Tomar conciencia es el primer paso para actuar en beneficio del medio ambiente. Uno de los compromisos de Fundación Aquae es luchar contra el cambio climático y apostar por el desarrollo sostenible como motor de cambio de la sociedad. Por esta razón, compartimos nuestro conocimiento con el fin de crear conciencia y apoyar a la sociedad para poner fin a sus efectos.

¿Qué es el cambio climático?

Según la convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), el cambio climático es un cambio en el clima, atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial, y que se suma a los cambios regulares que, de forma natural, se dan en el planeta.

La Tierra tiene ciclos naturales que se cumplen cada cierto tiempo, entre los que están los cambios climáticos. Por ejemplo, hace unos 10.000 años, el clima de nuestro planeta era más frío que el actual y los glaciares ocupaban un gran porcentaje de la superficie terrestre; poco a poco sucedieron cambios que pusieron fin a ese último período glaciar.

Descubre las causas y consecuencias del cambio climático

No obstante, en las últimas décadas todos los seres vivos han sido partícipes de la aceleración de este proceso, que ocurre de manera natural. En vista de la gravedad de esta ocurrencia, la comunidad científica estudió todas las posibles causas del cambio climático.

Sus conclusiones demostraron que las bruscas variaciones en el clima están asociadas a diversos procesos industriales que requieren la quema de combustibles fósiles, la tala masiva de masa forestal y el uso de fertilizantes, entre otros.

A continuación, te daremos detalles de las causas y consecuencias del cambio climático.

Causas del cambio climático

La atmósfera terrestre está compuesta por diferentes gases que tienen como función mantener una temperatura apropiada para la vida. A este fenómeno natural se le llama efecto invernadero.

Es necesario que exista equilibrio en la emisión de gases de efecto invernadero para conservar su justa proporción. Sin embargo, las actividades humanas han aumentado la producción de estos gases provocando el llamado calentamiento global, la principal de las causas del cambio climático.

El ser humano es el responsable del cambio climático y sus emisiones de gases de efecto invernadero que calientan el planeta, como veremos más adelante. El gas más conocido es el CO2, causante del 63% del calentamiento global, pero existen otras causas:

  • Deforestación: la industria maderera, la agricultura, la minería y la ganadería son las principales actividades económicas dedicadas a la tala de árboles.
  • Aumento desproporcionado de gases de efecto invernadero: provocado por el uso de fertilizantes, la actividad química para el tratamiento de aguas residuales, la quema de combustibles fósiles, el transporte, la calefacción y el urbanismo.
  • Crecimiento acelerado de la población: el aumento de la cantidad de habitantes influye en la producción de gases que exacerban el efecto invernadero.

Consecuencias del cambio climático

Las consecuencias están afectando a procesos naturales de vital importancia. En el caso de los ecosistemas, los humedales, por ejemplo, están en riesgo de desaparecer. Otro punto importante es el aumento de la temperatura media y la disminución de las precipitaciones, que está creando un caldo de cultivo ideal para los incendios. A continuación, te mostramos más consecuencias del cambio climático:

  • Acidificación y contaminación del agua gracias a la concentración de dióxido de carbono en el aire.
  • Devastadores fenómenos meteorológicos como los huracanes, ciclones, lluvias, sequías extremas o inundaciones.
  • Muerte, migración y extinción de diferentes especies de animales. En el caso del mar, son muchas las especies que son testigos de la destrucción de su hábitat. La presencia de plásticos y otros contaminantes en el mar, la pesca excesiva y otras prácticas de pesca destructivas contribuyen a su desaparición.
  • Alteración del ciclo del agua.
  • Aumento del nivel del mar y de la temperatura global a causa del deshielo.
  • Aparición de enfermedades como el dengue y la malaria.
  • Agotamiento de recursos naturales necesarios para la vida humana.

Existen muchas evidencias científicas que demuestran las graves causas y consecuencias del cambio climático en nuestro planeta. Por eso es hora de abrir los ojos ante esta inminente realidad y comenzar a luchar para construir un mundo mejor.

¿Cómo reducir los efectos del cambio climático?

Plantar árboles es un de las acciones que ayudan a mitigar los efectos del cambio climático. Entre sus funciones destacan la de purificar el aire, captar agua para los acuíferos y reducir la temperatura del suelo. Conscientes de esto, en Fundación Aquae fomentamos la participación colectiva para combatir el cambio climático. Lo hacemos a través de proyectos e iniciativas que contribuyan a avanzar hacia un modelo de economía circular.

El proyecto Sembrando Oxígeno es la más importante de nuestras propuestas para la lucha contra el cambio climático. Este plan nació en el año 2015, y desde entonces hemos plantado más de 10.000 árboles por toda España. Adicionalmente, con la ayuda de nuestros talentos en la investigación científica, diseñamos una campaña para reducir la huella de carbono con la finalidad de compensar nuestro CO2.

Definimos como huella de carbono a la totalidad de gases del efecto invernadero que emite, por efecto directo o indirecto, un individuo, organización, actividad o producto. Puedes descubrir tu huella de carbono con nuestra calculadora Aquae.

Consejos para luchar contra el cambio climático

Lograr un planeta más sostenible y respetuoso con la naturaleza es posible con el esfuerzo de todos. Por esta razón, recopilamos una serie de recomendaciones avaladas desde el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) que contribuyen a construir un futuro más verde:

  • Después de cargar tu teléfono desconecta el cargador. Así ahorrarás energía.
  • Para distancias cortas camina o utiliza una bicicleta. En definitiva, usa un transporte sostenible que no contamine.
  • Reduce el consumo: como bien se especifica en el ODS 12 de la Agenda 2030, el consumo y la producción dependen del uso del medio ambiente natural y de los recursos de una manera que continúa teniendo efectos nocivos sobre nuestro planeta. Transformar nuestros hábitos de consumo en otros más sostenibles es esencial para luchar contra el cambio climático y la contaminación.
  • Elimina de tu rutina el uso de botellas de plástico. En un año podrás ahorrar hasta 167 botellas de plástico de media. Para que te hagas una idea, cada hora 25 millones de botellas de plástico se lanzan a la basura solo en Estados Unidos.
  • No utilices objetos con plástico. Es uno de los materiales más contaminantes.
  • Para tus compras utiliza bolsas de tela. Ocupan poco y son muy resistentes, una bolsa de tela puede reemplazar a más de 100 bolsas de plástico.
  • Haz un uso responsable de la calefacción y mantén el termostato lo más bajo posible.
  • Apuesta por una alimentación sostenible: el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de Naciones Unidas apunta que los sistemas alimentarios tienen un impacto en el cambio climático mediante las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de la producción, distribución y consumo de alimentos. Al mismo tiempo, estos sistemas tienen un gran poder para mitigar los efectos. Nuestras elecciones en términos de alimentación son determinantes para hacer frente a una situación de emergencia climática global.